Facebook Twitter RSS Reset

¿Deberiamos tomar LSD para desayunar?

¿Deberiamos tomar LSD para desayunar?
Microdosis de psiquedelicos

junio 22, 2015

por Munchies Staff

Olvídate del salmón ahumado con queso cremoso o las tostadas con mermelada. Si lo que quieres es tener la mente despejada y estar concentrado toda la jornada, deberías plantearte cambiar la dieta del desayuno y tomarte alguna sustancia psicodélica potente.

O al menos deberías hacerlo si crees lo que dice un pequeño grupo de científicos y psiconautas que alaban las virtudes del consumo de microdosis de LSD.

Un artículo publicado(*articulo en la fuente) recientemente por Phillip Smith analiza esta nueva forma de consumir la sustancia, popularizada, según él, en 2011 por el Dr. James Fadiman, especialista en drogas psicodélicas, a raíz de la publicación de su libro, The Psychedelic Explorer’s Guide: Safe, THerapeutic, and Sacred Journeys.

“Las microdosis”, explica Smith, “consiste en la toma de cantidades extremadamente reducidas de sustancias psicodélicas, tan pequeñas que los efectos que estas suelen producir son casi imperceptibles durante la realización de las actividades diarias. Lo hacen desde profesionales estresados hasta deportistas extremos o empresarias de éxito, y todos coinciden en lo beneficioso que es”.

Una dosis de ácido que dé un buen viaje suele rondar los 400 microgramos, suficiente para hacerte tener conversaciones profundas con ornitorrincos ancestrales del planeta Xenu. Sin embargo, Smith afirma que la ingesta de 15 microgramos contribuye a “mejorar la concentración, la claridad emocional y la creatividad”.

Otra ventaja: con una microdosis no verás dos globos oculares saliendo de la guantera de tu coche.

Durante una charla en la conferencia “Horizons: Perspectives on Psychedelics”, celebrada en Nueva York en 2011, Fadiman explicó que con microdosis de LSD “no habrá rocas brillantes. En cambio, muchos de los que las toman coinciden, al llegar a casa después de la jornada, en que ha sido un día muy bueno. De aquellos días en los que todo va sobre ruedas. Una tarea que no soportas hacer durante dos horas seguidas, la haces durante tres o cuatro. Te alimentas bien. Quizá incluso puedas hacer una repetición más en el gimnasio. Lo que viene a ser un gran día, vamos.”

Smith habló con una mujer de 65 años que llevaba 35 consumiendo microdosis de hongos con psilocibina, en lugar de LSD. “Me tomé un poquito de nada y noté que me ayudaba a estar más alerta y con más energía durante todo el día. No estaba colocada ni nada parecido; era más bien como un chute de café que dura todo el día”.

Asimismo, el escritor James Oroc ha señalado que existe una “relación secreta entre las sustancias psicodélicas y los deportes extremos, y las personas que los practican consumen microdosis para mejorar su rendimiento. Oroc afirma sin pestañear que la “LSD es capaz de aumentar nuestro tiempo de reacción a la velocidad de la luz, mejorar el equilibrio hasta la perfección, potenciar la concentración hasta límites insospechados y hacerte inmune a la debilidad o al dolor”.

Con todos esos beneficios, ¿quién necesita un café bien cargado? Simplemente con 15 microgramos de LSD en la magdalena del desayuno estarás con las pilas cargadas para todo el día.

Un abrazo!!!!

No comments yet.

Leave a Comment