Facebook Twitter RSS Reset

¿De qué trata el Evangelio Eterno?

¿De qué trata el Evangelio Eterno?

Mucho se ha hablado acerca de los diversos caminos como respuesta a las necesidades espirituales de los seres humanos, hoy les comparto las bases del EVANGELIO ETERNO. Señaladas por el pastor Efraim Valverde Sr. (Es importante resaltar que no es una creación del Pastor Valverde, sino que el puntualiza las bases basandose en lo que la Palabra de Dios -Biblia- dice al respecto).

El Evangelio Original y la “Babilonia espiritual”

“La innegable realidad es que son hoy innumerables organizaciones autodenominadas cristianas, así como también muchos enseñadores individuales, quienes profesan estar “anunciando el evangelio original”. La confusión que para el presente tiempo esto ha causado, es monumental. Precisamente esta es la “Babilonia que el Espíritu Santo señala] en Apocalipsis cap. 17 y 18, y que por ciertoi nos está anunciando hoy que está por caer. Ciertamente que cuando caiga el Señor va a declarar lo que es falso y lo que es verdadero, pues nos dice que “entonces os tornaréis, y hecharéis de ver la diferencia entre el justo y el malo, entre el que sirve a Dios y el que no le sirve” (Mal. 3:18) ” [ Ir a ref.2]

Primer acercamiento al Evangelio Eterno

“Este tema es interminable porque penetra a la misma eternidad. Es el mensaje del último tiempo, el Mensaje del “Evangelio Eterno” (Ap. 14:6), o sea el mensaje del amor que no termina, por la sencilla razón de que Dios mismo es el amor, y en ese fundamento ha edificado precisamente a Su Iglesia, Su esposa, la cual viene pronto a levantar” [Ir a ref. 1]

La Apostasía: Desvío del Evangelio Original

“La Apostasía y las confusiones doctrinales entre el Cristianismo empezaron desde los principios de este mismo. No se trata por lo tanto de algo novedoso hoy, sino que es un cáncer espiritual que ha afectado siempre al pueblo de Dios, el cual es el cuerpo de Cristo el Señor” [ Ir a ref. 3]

La Apostasía va en aumento

“Si ya había apóstatas en el tiempo en que vivieron los apóstoles, que fueron los vasos en quienes el Señor quiso conferir una potestad espiritual y doctrina única (y digo esto porque los escritos de estos ministros del Señor Jesús, son aceptados por nosotros hoy dentro del canon sagrado como la misma voz de Dios), ¿Qué podemos esperar ahora, después de casi dos mil años? Ahora, cuando “los tiempos de los Gentiles” (Luc. 21:24), de la Gracia, de la Iglesia, están llegando a su fin. Ahora, cuando la Segunda Venida del Señor está a las puertas, y cuando “el diablo ha descendido a vosotros, teniendo grande ira, sabiendo que tiene poco tiempo” (Ap. 12:12). Ciertamente que la confusión ha estado siempre entre el pueblo de Dios, pero cualquier cristiano sensato puede entender que ahora es el tiempo en que ese cáncer espiritual maligno tiene que hacer crisis” [Ir a ref. 4]

Palabras Finales

“Confieso (y mi Dios sabe que digo verdad) que este ministerio me ha sido humanamente pesado y doloroso. Y digo así porque mi Señor sabe que toda mi vida mi mayor deseo ha sido siempre, el hacer mi parte para hacer felices a los demás. Y el ver la reacción contraria y negativa ha sido hasta hoy lo pesado, y la causa de este dolor. Movido por esto como, sigo preguntando hasta este día a los que así me hacen sentir: “¿heme pues hecho vuestro enemigo diciendoos la verdad?” (Gal. 4:16). Y agrego: ¿hubiera sido justo desobedecer a lo que estoy seguro que mi Señor Jesucristo me ha encomendado, para fin de hacer felices a mis enemigos gratuitos? ¡Nunca! En cambio he dicho y seguire repitiendo hasta el fin de mi carrera junto con mi hermano, el profeta Miqueas: “Vive el Señor, que lo que el Señor me hablare, eso diré” (1 Re. 22:14) [ Ir a ref. 6]

Si desean estudiar todo el cuadro

de comparación les invito a visitar

la siguiente fuente:

http://nuestroanciano.com/El_Evangelio_Eterno

Referencias

[Ref 1] Valverde, Efraim. “6 6 6 ¿Literal o Simbólico?”, p-12; U.S.A. Publicaciones Maranatha of the Church of Jesus Christ in the Americas. Tercera Edición.

[Ref 2] Revista Internacional Maranatha Vol.42 No. 18 -Julio 2010 Pág. 1,

[Ref3] Ibid. pág. 3

[Ref 4] Ibid.

[Ref 5] Ibid.pág. 4, 5,

[ Ref6] Ibid.pág. 5

No comments yet.

Leave a Comment