Facebook Twitter RSS Reset

Dame un beso: te doy +5 razones de peso! (1ª parte)

Últimamente he notado que tengo un déficit importante de besos en mi vida! Lo estuve meditando solo y también lo he hablado con algunos amig@s. Estamos todos de acuerdo: cada día nos besamos menos!

Dame un beso: te doy +5 razones de peso! (1ª parte)

Hay que hacer algo al respecto porque el beso es de la cosas más bonitas que nos puedan pasar cada día. ¿No te parece? Aquí te dejo cinco razones para besarnos más.

1ª RAZÓN

Cuando tu pareja roza sus labios con los tuyos en un beso tu mente queda en blanco. Es un borrón y cuenta nueva. Te olvidas de todo por un instante ideal y la vida vuelve a ser bonita. Es como abrir las ventanas y respirar aire fresco y nuevo.

Dame un beso: te doy +5 razones de peso! (1ª parte)

2ª RAZÓN

Un beso de la persona amada es como una breve pero fructífera sesión de yoga. Durante el beso el corazón se acelera ligeramente y la tensión arterial disminuye. De aquí la profunda sensación de relajación que nos deja al permitirnos liberar las tensiones acumuladas por el diario trajín. Esta sensación puede lograrse por otros medios pero el beso no tiene efectos secundarios negativos.

3ª RAZÓN

Besarse mejora el estado de ánimo porque el beso desde nuestra más tierna infancia está asociado a la sensación de amar y ser amado. Es una emoción positiva que contrapesa la carga de negatividad que a menudo nos rodea. Un beso nos puede hacer más valientes, más audaces y más confiados en que todo irá bien.

Dame un beso: te doy +5 razones de peso! (1ª parte)

4ª RAZÓN

A menudo el dolor físico que experimentamos está relacionado con zonas tensionadas de nuestros cuerpos. Las experiencias negativas que a diario vivimos nos estresan y ése estrés se acumula en nuestros tejidos en forma de contracciones que pueden llegar a ser dolorosas. El beso expande las venas y permite una circulación más fluida. Esto contribuye a eliminar el estrés y con ello el dolor asociado.

Dame un beso: te doy +5 razones de peso! (1ª parte)

5ª RAZÓN

La serotonina es una hormona cuya acción sobre nuestro cerebro se traduce en una mejora del humor que nos embarga. Las personas que liberan mayores cantidades de serotonina están casi siempre de buen humor y experimentan la vida como algo positivo en general. Los típicos pesimistas que todo lo ven negro son personas que no liberan serotonina en cantidades suficientes para balancear su mal humor. ¿Sabes que durante el beso se liberan cantidades importantes de serotonina? De aquí que la sonrisa suela acompañar a las parejas que se besan.

Dame un beso: te doy +5 razones de peso! (1ª parte)

Este es tu amigo Roy que te da las gracias. Si te ha gustado el post házmelo saber que subo la segunda parte.

Gracias otra vez.

No comments yet.

Leave a Comment