Facebook Twitter RSS Reset

Curiosidades del Nazismo

1. El cine de Hitler

Curiosidades del Nazismo
Todas las noches Hitler veía una película en su cine privado. Normalmente eran extranjeras y prohibidas al pueblo alemán. Disfrutaba mucho con cómicos judíos y también algunos cantantes. Luego de ver estas películas aseguraba que era una lástimas que esos actores no fueran de raza aria.

2. Uniformes de Hugo Boss

Curiosidades del Nazismo
El fundador de la reconocida mara ‘Hugo Boss’ era una nazi convencido. En 1923 abrió un pequeño taller en Metzingen, un pueblo al sur de Stuttgart. Se dio cuenta de que el negocio estaba en vestir a las tropa hitlerianas. Tenía esclavos judíos como mano de obra.

3. Alemania, vegetariana

Curiosidades del Nazismo
Al menos eso era lo que pretendía Hitler. Vegetariano convencido, aseguraba que los vegetales aportaban pureza a la raza aria.

4. Hitler caballero?

Curiosidades del Nazismo
Fue al circo en varias ocasiones en 1933 y envió chocolates extremadamente caros y flores a las actrices. Hitler siempre recordaba sus nombres, se comportaba como todo un caballero y se preocupaba por ellos y sus familiares en caso de accidentes.

5. No importaba el calor que sintiera, Hitler nunca se quitó su capa en público

Curiosidades del Nazismo
Siguiendo siempre un estricto protocolo, nunca en la historia conocida se quitó su capa en ningún acto publico.

6. Escritura impecable



Curiosidades del Nazismo
La escritura manuscrita de Hitler era impecable. Cuando el famoso psicólogo Carl Jung vio los manuscritos de Hitler en 1937 dijo: “Detrás de esta escritura puedo reconocer las típicas características de un hombre con esencial instinto femenino.”

7. Hitler preocupado por los animales?

Curiosidades del Nazismo
Curiosamente el dictador encargó a un comité de expertos que estudiara si las langostas, centollos y cangrejos sufrían menos al introducirlos en agua hirviendo o elevando paulatinamente la temperatura del agua. Los analistas concluyeron por unanimidad que el sufrimiento era menor en agua hirviendo, y Hitler prohibió cocinarlos de otra manera.