Facebook Twitter RSS Reset

Cuentos Cósmico Antenudos 10 Hipocampitas

El tercer anteojo



“Asir risa, es un palíndromo; Radar, también… Cosas que pasan.”

(de la revista “Rejuntando Palabras Espejadas”)

Cuentos Cósmico Antenudos 10 Hipocampitas
Un señor, si así podemos llamarlo, viajaba siempre en colectivo por las tardes. Tomaba el 92, el verdecito, y se bajaba en la loma del peludo… del lado de Capital (cerca de la casa de un famoso gatito sin uñas). Lo cierto es que este hombre, como otros mil que arribaron, usaba anteojos. Más de uno. Y un día, un muchachito le preguntó:

-Digamé, buen hombre, si así puedo llamarlo ¿por qué lleva 3 anteojos?

-Le diré, muchachito. Uno es para ver de lejos, el horizonte, y el otro… para ver de cerca, casi la introspección.

-¿Y el otro-otro?

-No quería contarle, pero… como me viene preguntando lo mismo desde hace unos 15 años… le voy a decir. Mire a través de los anteojos que tengo puestos.

-¿Para qué quiere que lea su diario? Ya sé lo que es un anteojo de cerca, soy molesto pero no bobina, yo quiero que me muestre el tercer anteojo.

-Ay, ay… El tercer anteojo, es el que siempre llevo montado entre cejas. Los otros dos, los traigo colgando para distraer a los perejiles… lo mismo el diario en la sección de deportes.

-Esa, es la sección de Cultura… señor.

-¿Ve? Ya ni me fijo que traigo para leer… El tercer anteojo, el que tengo puesto… es el de mirar hipocampitas. Mire esa señorita que está sacando boleto, mire.

-A ver… déjeme un poco… ¡Mmmmmmmmmmmmmmm, sacó de 1,75!

-¡Pero le dije que use los que tengo puestos, no los de lejos! ¡Así está el país!

Cuentos Cósmico Antenudos 10 Hipocampitas

Rosi y el premio castigo



“Desde que la hija le regaló un tigre blanco, con pintitas, para su cumpleaños… Ya

no frecuenta a sus amistades”

(del libro “El Tigrecito Goloso”, de Rosí Lemorf Cumpleañier)

Cuentos Cósmico Antenudos 10 Hipocampitas
La ayuda económica al artista, es inversamente proporcional al desarrollo de su obra. Y esto, lo saben las Secretarías de Cultura. Por eso, para cumplir fielmente su trabajo, es que hacen todo lo posible por perjudicarlo. Desde el otorgamiento de deudas hasta premios castigo a la producción y al avance académico.

Cuentos Cósmico Antenudos 10 Hipocampitas

La poesía y tu hermana



“Un campesino llamado Perotino El Campesino, que tenía una hermana tan linda como una piba que yo conozco, le preguntó al gran Adolfo Bécquer:

-¿Qué es la poesía, Fito?

-¿Y tú me preguntas que es la poesía? Poesía… es tu hermana.”

(del libro “Anecdotario Tropado y Otario”, de Rosí Larmanit Diperot)

Cuentos Cósmico Antenudos 10 HipocampitasGIF

El empleado del locutorio de al lado del vivero, no les daba el vuelto a los clientes con cara de perejil.

Y una vez, alguien maldíjole diciéndole:

-¡El vuelto… te lo podés comer, si querés!

Y al otro día, de la terrible maldición, lo vi convertido en un juego de sapo. Todos, intentaban embocarle la moneda en la trompa y jugaban con monedas de un peso, como la que no me…

-Ah… ¿A usted no le dio el vuelto, no?

-Tenga un poco de respeto, ¿quiere?

Basado en hechos reales: El tipo del locutorio, se transformó nomás en un sapo de bronce. Lo único inventado, es que no me haya dado el vuelto luego de semblantearme. Porque yo soy muy inteligentudo, eh.


Cuentos Cósmico Antenudos 10 Hipocampitas