Facebook Twitter RSS Reset

Cuentos cósmico antenudo 15



Cuentos cósmico antenudo 15
Rosi y la siestita inteligente

-Intentaba dormirme, pero… se me ocurrían tantas cosas geniales que no pude menos que escribirlas.

-¡Pero… se hubiera dormido la siestita, che!

Cuentos cósmico antenudo 15
Milonguera golpeadora

“-Estoy perdiendo las visiones.

-La visión querrá decir, Don Pluretti.

-No… las visiones. Antes, se me aparecían gnomos, dragones, sombras parlantes, niñas de vestidito rosa…”

(del libro “Te Extraño, Fantasmita”, de Rosí Lalmaencuita)

Cuentos cósmico antenudo 15
Esas pibas, se la pasaban todo el beato día en la calle; Vivían del afano, la estafa delicada y de alguna que otra cosilla vinculada a las malas artes. Para divertirse, hacían tropezar ancianas y cada tanto fajaban a alguna otra piba más bajita que ellas. Pero en el fondo, estas milongueras golpeadoras eran buenas. Me alcanza con decir que, por las noches, se juntaban en el pilar de la luz (donde guardaban cigarrillos y un encendedor rosado) para fumar a escondidas, sin que las viera su mamita.

Auspició:

Pelotero El Furtivo Elefante Trompita.

Cuentos cósmico antenudo 15
Rosi y la violencia aromática

“Tom Lupo, no sólo se opone a la supresión de la letra eñe sino que además exige que se incorpore a la emie; Para poder decir, por ejemplo ante la visión de una hermosa hipocampita de vestido rosa y humedecido por la tormenta, “¡Esa piba es un mionca; Está re-fuerte, loco!”

(del libro “Plagiando a Tom Lupo”, de Rosí Levestid Durrós)

Cuentos cósmico antenudo 15
Todos saben que el aroma del salamín, cortado en rodajas, atrae a las cucarachas y las hace poner violentas.

-¿A que no saben qué le pasó a un gaucho de Salavina, cuando se disponía a engullir una picadita de salame y queso… con pan y con mate?

-A que se le apareció un insecto rastrero con los ojos inyectados en sangre, lo redujo a palazos y se le llevó las rodajitas de salame dejándole el queso, el pan y el mate.

-Estuvieron cerca, alumnos. Hubo cucaracha desafiante y palazos. Pero… fue el gaucho el que molió a palos al insecto.