Facebook Twitter RSS Reset

Cuentos Argentinos y Antenudos 38



Cuentos Argentinos y Antenudos 38
141- Sanguchito soslayado

-Ahora es intocable, le pusimos una custodia de un millón de agentes armados.

-Entonces corre más peligro que antes, ¿cómo sabe si todos son leales? ¿Y si por accidente se le escapara un tiro a alguno?

Desarme a la custodia ya mismo y, de paso, péguese una corrida hasta el almacén y me trae 100 gramos de paleta sanguchera.

Cuentos Argentinos y Antenudos 38Cuentos Argentinos y Antenudos 38
142- Música de ajedrez

-Soy un músico famosísimo y me preocupa la desigualdad social.

-Si usted repartiera las ganancias entre los miembros de su conjunto, como hacía el señor Osvaldo Pugliese, nos ayudaría a convencer a muchos empresarios para lograr lo que nosotros denominamos re-distribución de la riqueza. ¿Qué le parece? ¿Qué me Contursi?

-No, gracias. Lo mío, es ideológico nomás.

Cuentos Argentinos y Antenudos 38
143- Maldad y pragmatismo

-Echalo, quiero que sufra.

-Pero… Lo va a contratar la competencia y nos van a sacar el mercado que consiguió este tipo.

-No puedo evaluar una estrategia. Hoy fui amable y quiero remediarlo. Necesito que alguien sufra, ¿me entendés?

-Está bien, preparémonos para ser pobres.

Cuentos Argentinos y Antenudos 38
144- Explicación superflua

-Voy a pasarme al bando de los buenos

-Pero… ¿Por qué? ¿Están pagando más?

-Sí, un 5% y estabilidad. Hoy en día…

Cuentos Argentinos y Antenudos 38
145- Millonario Antenudo

-Mirá, Bicho Antenudo, lo que te ofrezco también podría ser un símbolo, pero de conciencia ecológica, pragmatismo y humildad. ¿No te gusta éste modelo?

-Ahora, que soy millonario, quiero que se note. A mí, me vendés una 4×4 importada.

-Pero vos vivís en la ciudad, no necesitás doble tracción. Vas a gastar combustible a lo pavote. Si, desde que te volviste rico, abandonaste el transporte de frutas, ¿no te conviene un auto chico y ágil?

-Sí, me conviene. Pero yo quiero que todos manyen mi categoría.

-Ya sé, llevate este tres puertas, usado y nacional. Atrás, le pego un cartel que diga “Soy millonario, y si no ando en una 4×4 es porque no quiero.” ¿Te parece?

-Ahora, sí.

-Bueno, como te gusta la ostentación te lo cobro cinco veces más caro.

Firmame estos papeles y, ya que estoy, te vendo las partituras de “El Consuelo del Juanete”, para coro de políticos, “El Cuis Sanguinario”, para coro de niños y “Dinamitando Mulitas”, para coro de mozas de hotel de 24 años.

Cuentos Argentinos y Antenudos 38
146- El Atragantadito

Ayer, a las 4 de la mañana, vi un programa de música clásica y pensé (ya que éste tipo de música, por su estructura de mayor complejidad, infunde inteligencia aunque uno se resista), que sería inconveniente algo así a las 12 del mediodía. Cuando la gente mira la televisión, la palabra lo insinúa con su desinencia, se le debe ofrecer diversión. El momento de dar cultura, en el sentido estricto y no antropológico, es cuando todos duermen (ya que todo está en calma en el silencio de la noche).

Una viejecita de canas muy blancas, me habló a favor de lo lúdico. Me dijo que le gustaban “Les Luthiers”, “Luís Landriscina”, los inmensos “Gato y Zorro” y José Larralde (ya en otro orden de cosas). También, me contó que los programas que imparten nociones y estimulan el pensamiento complican la digestión. Un cuñado de ella, mientras miraba “Aprenda Ajedrez”, tuvo problemas con una empanada de pollo. Ricardo, el del problema, casi muere atragantado al escuchar la explicación del jaque mate pastor.