Facebook Twitter RSS Reset

CUENTO que te cuento

Hola taringueros.

Hace mucho que no escribía cuentos.

Pero hace poco busque en mi vieja Pc y vi un cuento que le faltaba edición.

Como estamos cerca de las fiestas y mi cuento se trata sobre eso. Decidí compartir mi mini obra literaría, llamada “Mi buena noche”

CUENTO que te cuento

Este cuento es corto, y en general escribo cuentos cortos.

CUENTO que te cuento

Esperó que sean de agrado y si no pueden criticar todo lo que deseen, porque por suerte no me afectan las críticas, al contrario me suman.

CUENTO que te cuento

“Mi buena noche”

La vieja y desolada vecina visita al portero del edificio para pedirle un simple favor.

Le pide si a las 12 de la noche brindaría con ella en navidad.

El portero inflado los huevos de tanto vecino pidiendo boludeces le comenta que no sabe si pueda porque estaría en familia y amigos. Y que si se hacia el momento para saludarla, iría.

Llegada la fecha festiva, se escuchaban algunos departamentos silenciosos y otros ruidosos.

El portero tenía un estado de ebriedad importante, como “un pedo para 40”; pero entre brindis y brindis se acordó de la vieja.

Fue a su departamento en un acto caritativo….

El portero toca timbre y la vieja le abré la puerta desnuda, en pelotas literal.

El portero sorprendido y confundido, para safar de la situación…..estrecha su brazo con copa en mano y le dice : Feliz Navidad.

La vieja responde: yo todavía no tuve mi noche buena…. Así que todavía no puedo brindar, pero si queres podes ayudarme a tener una buena noche !

Repentinamente la vieja lo entra a su departamento, lo desviste empujandolo contra el sillón…

Mientras el portero no cae de lo que le esta pasando…totalmente desconcertado…

De repente tenía a la vieja haciendo un afelatio. El portero no podía entender como se le había parado tan rápido.

En su estado de ebriedad, el portero, la empezó a mirar en detalle. Y observaba que la vieja…no era tan vieja, que tenía más cuvas que su mujer y que …. Disfrutaba del momento.

La vieja empezó a introducir su miembro en el suyo. Comenzó el sudor y la pasión, acompañados de besos y caricias desenfrenadas, cada vez más excitados.

El portero reaccionó y comenzó a tomar más iniciativa, cambiando de posiciones.

Llegando así a extaciarse más y más.

Hasta que por fin acabaron en gemidos de placer.

El portero lentamente reacciona y ve que habían transcurrido dos horas de lujuría, mientras q la vieja se sentó prendía su cigarro, da una bocanada y dice: ahora si feliz navidad

Bueno, no será mi mejor cuento… Pero por algo se empieza.

Saludos!

CUENTO que te cuento

No comments yet.

Leave a Comment