Facebook Twitter RSS Reset

Cuento del Che (propio)

Hola amigos de T! acá les traigo una “historia” que trata de plasmar (o eso creo yo) las ideas del Che, todo en el lapso minutos antes de su muerte, es muy humilde. Ojalá sea ameno.

Ultimas Palabras.

El cielo se tornaba gris a mi alrededor, veía caer a mis compañeros, sabiendo que jamás volveria ver sus rostros. Sentí un gran impacto en mi pierna izquierda, caí rendido sobre la tierra húmeda, el barro rozaba mi cara, el pasto se hundia en mis manos. Levanté la mirada, y un hombre de gran tamaño se acercaba hacia mi; con ayuda de otro, me subieron a una camilla. Me trasladaron a una habitación en la cual había dibujos sobre las paredes, mesas, bancos y diferentes formas de juegos infantiles por lo que deduje que se trataba de una escuela.

– Me preguntarás por qué, me interrogaras hasta sacarme el más mínimo detalle, en pos de información me torturarás, me castigarás, no me darás de comer, pero no te diré nada, ni una sola palabra. ¿Sabes por qué? he enfrentado cada uno de tus actos de violencia coaccionada. He pasado por las más terribles condiciones físicas, ambientales y alimentarias. Nada me detendrá. Seguramente esta sea la útlima vez que mis palabras sean escuchadas, aún así mis palabras quedarán vivas y por sendas de pensamientos andarán, en cada jóven, cada viejo, cada hombre, cada mujer. Mi voz, aunque ya no tenga fuerzas para pronunciar siquiera una palabra, llegará hasta cada país del mundo, correrá por las venas de París, las venas del Congo, las venas de Bolivia, las venas de Latinoamérica, las venas de mi querida Cuba, y nada la detendrá.¿Raro no? doy mi vida por cambiar el mundo, siendo un hombre. Y más raro aún, siguiendo mis ideales, en los tiempos en que las ideas y las acciones no son de cruzarse normalmente. En este momento siento decepción, no por mi, sino por este sistema de turno que explota al pobre trabajador al bienaventurado hombre que sólo busca vivir en paz y armonía. ¿Se acabará algún día? mis ojos vislumbran tiempos trágicos para mi entrañable Latinoamérica, tiempos oscuros, pero aún el pueblo no se callará, jamás lo hará, no debe. Estará endeble, se encontrará dócil, ese proceso es inevitable. Pero la esencia misma del pueblo rebelde y contestataria nunca se apagará, arderá en cada voz de la persona dispuesta a realizar el cambio. -suspiro- qué cosa che, podría haber seguido mi camino de medicina, y llegar a ser un exitoso médico y recorrer el mundo, pero decidí hacer algo relevante, el inconformismo hacia el sistema en el que me ha tocado vivir, de desigualdad e injustica, me dió el pié a tratar de dejar mi semilla de cambio, como lo escucha señor, el inconformismo y las injusticias, y por sobre todo el amor por el mundo me llevaron a querer cambiarlo.. Aquél viaje por la gran Latinoamérica, con mi fiel Norton 500, la Poderosa -suspiro- la Poderosa.. nos llevó a cruzar fronteras políticas y mentales, ¿sabes? desde ese glorioso viaje no volví a ser el mismo. Sé que usted no quiere apretar el gatillo, sólo recibe orden de un mayor oficial, pero señor, póngase sereno y apunte bien, va usted a matar a un hombre.

Cuento del Che (propio)

No comments yet.

Leave a Comment