Facebook Twitter RSS Reset

Cuatro millones y medio de rehenes (1939)

Cuatro millones y medio de rehenes (1939)
Cuatro millones y medio de rehenes (1939)

Corre el año 1939 y la situación es muy tensa en Europa. Alemania exige el retorno a su soberanía de la Ciudad Libre de Dantzig, teóricamente libre, y el derecho a un ferrocarril y una autorruta extraterritoriales a través del Corredor. Del otro lado: el Estado Polaco, con un ejército que sus líderes creen magnífico, olvidándose de que el 40% de sus reclutas serán, en caso de movilización general, halógenos indiferentes en el mejor de los casos, cuando no declaradamente hostiles; más Inglaterra, con su flota y los recursos de su Imperio; más Francia, con el que se supone, desde 1918, primer ejército continental, con otro poderoso imperio colonial y la tercera flota de guerra mundial; más el apoyo moral y material de los EEUU, y la garantía del Pacto Polaco-Soviético, que aseguraba la retaguardia polaca.

Dantzig dejará de ser libre para incorporarse al Estado Polaco; a más largo plazo seguirá Prusia Oriental

Con el Tratado de Versalles, al final la Primera Guerra Mundial, Alemania perdió muchos territorios, y un sin número de población alemana quedó dentro de las fronteras de otro país, como es el caso de Polonia (país reflotado por el tratado, que había dejado de existir en 1795).

Cuatro millones y medio de rehenes (1939)

1) El 26 de Marzo de 1939, manifestación antialemana organizada por la oficiosa “Asociación Polaca del Oeste”. Los manifestantes profieren gritos de “Fuera Hitler”, “Queremos Dantzig” y “Queremos Koenigsberg”. Dicha organización Polaca extrema su boicot contra comerciantes y artesanos alemanes en la región de Thorn.

2) El 28 de Marzo, fue irrumpida violentamente una reunión legal de alemanes en la aldea de Liniewo, por turbas polacas. Resultaron destruidos emblemas alemanes, banderas del Reich y retratos del Führer. La protesta del Cónsul alemán en Thorn, Herr Graf, fue desatendida por las autoridades polacas.

3) El 30 de Marzo, incidentes similares en Bromberg, en la región de Pomerania (Prusia Occidental). Protesta del embajador alemán en Varsovia, Molte, ante el Vice Ministro polaco Szembek, que promete ocuparse del asunto, y alega ignorancia total de los hechos, lo que es inconcebible por haberlo mencionado incluso la “Associated Press”.

4) El mismo 30 de Marzo, agresión contra un ciudadano alemán en Jablonowo. Ese ciudadano, propietario de un restaurante, fue apaleado, y su establecimiento destruido. Según el Cónsul alemán, Graf, la policía polaca, que fue avisada a tiempo, no hizo acto de presencia. Incidentes similares en Bromberg y Graudenz.

5) El 31 de Marzo, el Cónsul alemán en Posen, ciudad de mayoría de población alemana y que los polacos han rebautizado Poznán, se queja de la propaganda antialemana que ha alcanzado en los últimos días una virulencia inaudita. Los comercios de los alemanes son regularmente apedreados sin que la policía polaca intervenga ni las compañias de seguro polacas indemnicen a los damnificados. “El ambiente de hostilidad ha llegado hasta la última aldea”, concluye el Cónsul Walther a von Ribbentrop.

6) El 2 de Abril, von Ribbentrop instruye al embajador alemán en Varsovia, von Moltke, para que proteste enérgicamente ante las autoridades polacas por los actos de violencia física y moral perpetrados contra la minoría alemana en Polonia, sin que las autoridades intervengan eficazmente en su protección. La nota alemana alude a la Declaración Germano-Polaca sobre Minorías y a la propia Constitución del Estado Polaco.

7) El Cónsul alemán en Posen manda una nota a von Ribbentrop, informándole agresiones contra alemanes en Wongrowitz, Zabczyn, Gollanstsch, Wollstein, Margonin, Waldthal, Lipiagora y Klecko. Se registran, como mínimo, tres heridos muy graves. Los daños materiales son considerables. Continúa la acción de boicot contra los comercios alemanes. Piquetes de la entidad, legalmente registrada, “Asociación Polaca del Comercio y la Industria”, impiden a los polacos, y a los propios alemanes, comprar en los comercios de alemanes en Wollstein. La nota en cuestión está fechada el 4 de Abril.

8) El mismo día, el embajador alemán en Varsovia, von Moltke, manda a von Ribbentrop el siguiente comunicado:

” En los últimos días se ha difundido un llamamiento público que invita expresamente a boicotear el comercio y el artesanado alemanes. En la proclama, firmada por diez asociaciones paramilitares, se establecen las siguientes demandas:

1. Todos los polacos que compren en tiendas alemanas o que frecuenten establecimientos alemanes serán señalados nominalmente.

2. En las casas no pueden ser consumidos productos de origen alemán.

3. Las mujeres no pueden comprar en los mercados ningún producto a los agricultores alemanes.

4. Los polacos no pueden suscribir a ninguna revista alemana.

5. Todas las casas polacas se obligan a dar ocupación únicamente a jóvenes y obreros polacos.

6. Los funcionarios y obreros del Estado y del Municipio, así como todos los empleados y funcionarios de empresas particulares, deben emplear exclusivamente, en sus relaciones con personas de nacionalidad alemana, o de origen alemana, el idioma polaco.

7. Todos los letreros y anuncios en idioma alemán deberán desaparecer.

8. Los polacos no deben utilizar los servicios de los bancos alemanes.

9. Aspiramos a:

a) Conseguir que se suprima el derecho según el cual los alemanes pueden adquirir propiedades inmuebles y obtener concesiones.

b) Impedir a todas las casas alemanas cualquier suministro para el Estado y la Administración.

c) Limitar el franqueo concertado a la prensa alemana y a las editoriales alemanas en Polonia.

d) Conseguir la prohibición de las iglesias alemanas.

10. Exigimos la liquidación del excesivo número de escuelas alemanas en Polonia, tanto de las estatales como de las particulares.

El ponente de la Embajada ha llamado la atención al Representante del Ministerio de Relaciones Exteriores en la Comisión Gubernamental Polaca de que la proclama en cuestión confirma irrefutablemente la opinión alemana sobre los efectos perjudiciales de la propaganda antialemana general sobre las relaciones económicas germano-polacas. Aparte de esto, reclamaré también ante el Ministerio de Relaciones Exteriores en lo referente al aspecto político del asunto. Firmado: von Moltke”.

Precisemos que, a pesar de haber indagado en múltiples libros y documentos oficiales u oficiosos, no hemos encontrado una sola reacción positiva por parte de las autoridades polacas ante las reclamaciones de von Moltke.

9) El 13 de Abril, el Cónsul alemán en Dantzig, von Janson, informa a von Ribbentrop de que en numerosas poblaciones de Pomerania han aumentado las manifestaciones antialemanas. Señala numerosas agresiones de obra en el distrito de Berent. Los alemanes no se atreven a salir de sus domicilios y entierran sus enseres más valiosos. Unos cien alemanes han huido de Pomerania y se han refugiado en Dantzig.

10) El 10 de Abril, el Encargado de Negocios Alemán en Varsovia, Krümer. se queja oficialmente al Ministerio de Relaciones Exteriores de Polonia, por los excesos cometidos contra miembros de la minoría alemana con motivo de las elecciones municipales polacas, impidiendo a los alemanes su derecho constitucional al sufragio, y de presentarse tanto como electores como candidatos. El mismo día, el Cónsul alemán en Thorn, von Kuchler, señala nuevas exacciones contra la minoría alemana e informa que la titulada “Asociación Polaca del Oeste” está llevando a cabo una “Semana de Propaganda Pro-Boicot” contra comerciantes y agricultores alemanes. Dicha propaganda se realiza por medio de oradores, de la radio, de la prensa y de manifestaciones con altavoces. Se citan más apedreamientos de particulares y de comercios alemanes.

11) El Cónsul Alemán en Kattowitz, Nöldeke,se queja del boicot antialemán, propiciado por las autoridades polacas, las cuales “toman continuamente resoluciones tendentes al aniquilamiento de la población alemana en Alta Silesia. Consecuencia de esto es el número que aumenta de una manera extraordinaria en los últimos días, de bárbaros excesos contra alemanes aislados en los que se distingue sobre todo la juventud polaca”. Esto sucede el 23 de Abril, pero…

12) El 24 de Abril el mismo Nöldeke señala 11 casos, nombrando a las víctimas y sus circunstancias, de agresiones contra alemanes de esa región, sin intervención de la policía polaca, que parece estar sometidda a un estado de catalepsia, algo sorprendente si se tiene en cuenta que tanto la Justicia como la Polícia Polacas tienen fama de ser las más expeditivas de Europa, en la época. El informe de Nöldee a von Ribbentrop señala que la Liga Juvenil “Campo de la Unificación Nacional”, del propio partido gubernamental polaco, ha declarado, sin ambages, que “hay que reprimir o exterminar del todo al elemento alemán en Alta Silesia”.

Cuatro millones y medio de rehenes (1939)Joachim von Ribbentrop

13) El 28 de Abril vuelve a la carga Nöldeke, con un informe a von Ribbentrop que es útil reproducir íntegramente:

“Tengo el honor de reproducir adjunta una proclama dirigida a los miembros de la “Asociación de Antiguos Voluntarios del Ejército Polaco”, que ha sido fijada en la población de Wielopole, cerca de Rybnick: “Orden nº 3/39 a los miembros de la Asociación de Antiguos Voluntarios del Ejército Polaco en esta población:

1- Desde el día de hoy no está permitido escuchar ninguna estación de radio alemana.

2- Todos los miembros de la Sección deben denunciar inmediatamente a las personas que sientan inclinación por los alemanes, a los que escuchen estaciones de radio alemanas, a las que pertenecen a organizaciones alemanas, a las que hablan alemán, así como dónde trabajan, y a las que se manifiestan favorables a Alemania y a las que propagan falsas noticias.

3- La orden anterior debe ser obedecida exactamente. Firman Woznica y Szweda”.

Según el informe de Nöldeke, Woznica es un funcionario de Hacienda en Rybnick y Szweda es un enfermero en el hospital de aquella población, conocido ya por sus distintos excesos cometidos contra los alemanes de la región.

14) El 6 d Mayo, otra nota de Nöldeke informando sobre las incautaciones perpetradas por las autoridades polacas contra periódicos y escuelas Y se señala de nuevo el papel jugado por la prensa, tanto privada como gubernamental, en la excitación al odio contra la minoría alemana en la Alta Silesia.

15) El 8 de Mayo, el Cónsul alemán en Lodz, von Berchem, informa de los vejámenes sufridos por los alemanes en esa región, incluyendo a los niños que asisten a escuelas alemanas, e incluso a los niños alemanes por los propios maestros polacos. Indica que las fincas de dos agricultores alemanes fueron incendiadas por el populacho, pereciendo todos los ocupantes. “Sólo el ganado pudo salvarse”. El informe acaba: “Los alemanes de aquí se muestran extremadamente intranquilos y cuentan con la posibilidad de nuevos y mayores excesos, si continúa, sin ponerse coto, la campaña de excitación del populacho inconsciente, tolerada por el Gobierno, y llevada a cabo por las organizaciones polacas chauvinistas y por la Prensa”.

16) El mismo día, von Moltke manda el siguiente informe a von Ribbentrop:

” Desde hace una semana se ha expuesto en distinto escaparates de las calles más concurridas del país, un mapa en el que aparecen señalados con banderitas territorios del Reich Alemán. El territorio señalado comprende toda la Prusia Oriental, así como las ciudades de Oppein, Beuthen, Breslau, Stettin y Kolberg. Al lado de este mapa hay un cartel que lleva la siguiente inscripción, en idioma polaco: “¡No buscamos la guerra! Pero si se nos impusiera, recobraríamos los primitivos territorios polacos habitado por polacos”. Este mapa es acogido con un interés extraordinario. Continuamente pueden observarse grandes grupos de personas estacionadas ante él que discuten las nuevas perspectivas que resultan de ahí para Polonia”.

17) El 11 de Mayo, von Ribbentrop instruye al embajador alemán en Londres para que informe al Gobierno de Su Majestad sobre los vejámenes que deben soportar los alemanes en Polonia. Añade que la censura polaca ha clausurado los escasos periódicos alemanes que aún se editaban en aquel país.

18) El 12 de Mayo, los representantes de la minoría alemana en Polonia mandan una instancia al Presidente de la República, Moscicki Se trata del senador Erwin Hasbach y del ingeniero Rudolf Wiesner, representantes oficiales, elegidos por sufragio universal. Tras exponerle los hechos anteriormente citados, se pide al Presidente que haga lo necesario a fin de que su Gobierno respete su propia Constitución, que garantiza el libre desenvolvimiento de las minorías nacionales en Polonia. La instancia termina con este párrafo: “Pariendo de la responsabilidad de que somos acreedores tanto a la República Polaca como a nuestra minoría, consideramos justo y obligado informa a V.E., señor Presidente, de una manera inmediata, regándole la garantía de los derechos que la Constitución concede a la minoría alemana y la garantía de la aplicación de las leyes sin ningún trato de diferencia, tal como determina el Derecho”.

El silencio de Moscicki es la única respuesta que obtienen los representantes de la minoría alemana. Esto, desde el punto de vista legal; porque desde el punto de vista de los hechos…

19) El 15 de Mayo, von Berchem, manda una nota diplomática a los Servicios de von Ribbentrop, informando que en la localidad de Tomaschow-Mazowiecki (unos 42.000 habitantes, de los que 3000 son alemanes) se ha producido un verdadero “pogrom” antialemán. Durante tres días, los alemanes fueron apaleados con el beneplácito de la policía polaca. Hubo más de dos centenares de heridos; dos de ellos muy graves, y una mujer alemana, muerta. En la población de Lodz fueron atacados establecimientos alemanes, todos ellos apolíticos.

20) El 18 de Mayo, von Berchem manda más datos acerca del “pogrom” de Tomaschow. El números total de los gravemente perjudicados se cuenta por millares, pues llegan noticias de que los aldeanos alemanes que viven aislados en el campo han sufrido numerosas exacciones. El número de heridos graves asciende, ya, a diez, sólo en el hospital de Tomaschow.

21) Nöldeke informa a von Ribbentrop de un largo centenar de casos de exacciones contra miembros de la minoría alemana en Alta Silesia. La relación se refiere a detenciones arbitrarias y sin orden del juez, secuestros, multas, agresiones, incautaciones de periódicos, cierre de iglesias, tanto católicas como protestantes, clausura de escuelas alemanas, proclamas antialemanas y despidos en gran escala de miembros de la minoría alemana colocados en las explotaciones industriales. Fecha: 19 de Mayo.

22) Walther (Cónsul en Posen), informa a Berlín del cierre, por las autoridades polacas, de tres escuelas alemanas en Gnesen, Birnbaum y Wollstein. Fecha: 22 de Mayo.

23) Von Moltke informa a von Ribbentrop, el mismo 22 de Mayo, de los malos tratos sufridos por la población alemana en la región de Volynia, en el Este de Polonia. La mayoría étnica del país es ucraniana, y sufre una cruel persecución por parte de las autoridades que apoyan a la población polaca. Pero también los alemanes son maltratados: cinco escuelas han sido cerradas por la policía, y 250 familias debieron malvender sus bienes en la esperanza de emigran al Reich, atravesando toda Polonia. No obstante, se les impidió emigrar y fueron internados en los campos de concentración de Bereza-Kartuska. Según el informe de von Moltke, “… muchos jóvenes han resultado muertos en su intento de pasar la frontera, ametrallados por los soldados de los puestos fronterizos polacos”.

24) Infructuosa protesta del senador por la minoría alemana en Polonia, Hasbach, en el sentido de que se impide a los estudiantes alemanes sus estudios en la Universidad de Posen (25 de Mayo).

25) Nöldeke (Cónsul en Kattowitz), denuncia a von Ribbentrop 48 nuevas agresiones contra alemanes en Alta Silesia. (30 de Mayo).

26) Dameran, Cónsul en Teschen, denuncia el cierre de tres entidades recreativas alemanas, el 2 de Junio. El hecho tiene mayor sabor si se recuerda que Teschen, en la Rutenia ex-checoslovaca, sólo pudo ser anexionado por Polonia, con la anuencia de Hitler. El día siguiente, el mismo funcionario denuncia la incautación, en Karwin, de los locales de la “Asociación Alemana”, y del “Banco Nacional Alemán”, de Teschen. Las reclamaciones hechas por el Consulado quedan sin respuesta por parte de las autoridades polacas.

27) Von Kuchler (Cónsul en Thorn), informa de que en vista que continúan las exacciones y arbitrariedades contra los comercios, artesanos y agricultores alemanes en Pomerania, la población de origen alemán abandona sus negocios y sus hogares y se refugia, ora en Dantzig, ora en el Reich. En el mismo informe se precisa que las autoridades polacas están cerrando todas las farmacias alemanas. Esta nota diplomática termina con la frase: “Puede comprenderse que los propietarios alemanes, a causa de las continuas vejaciones, de los ataques y de las violencias de los polacos que les rodean, lo cual les obliga, a menudo, a pasar las noches en vela porque temen, además de la rotura de ventanas, que se provoque el incendio de sus granjas. Se encuentran en un estado de absoluta desesperación que les hace olvidar todo y sólo tener el deseo de salir de este infierno para volver al Reich”.

28) El 7 de Junio, informa von Berchem, de un nuevo “pogrom” antialemán en Konstantynow, así como de una nueva variante en la persecución que contra los alemanes, y con la benevolencia de las autoridades, llevan a cabo las turbas incontroladas polacas: amenazas de muerte, robos de madera, tala de árboles frutales, envenenamiento de perros, incendios provocados, etc. Ante esta situación los alemanes de esa región venden a precios irrisorios o simplemente abandonan sus domicilios y propiedades y tratan de ganar la frontera alemana. No obstante “… últimamente se ha reforzado el control fronterizo polaco, de tal manera que ha aumentado el peligro de la detención y severo castigo de la llamada emigración ilegal. Parece que hay centenares de alemanes en las cárceles polacas por haber pretendido atravesar sin permiso la frontera”.

29) El 16 de Junio, Walther, informa de que un liquidador polaco, sin alegar ningún motivo, ha procedido a la incautación del “Albergue para Enfermos de la Iglesia Evangélica”, así como de un hotel propiedad de un alemán, y del “Teatro Alemán”. Al mismo tiempo han clausurado el “Casino Alemán”, de Lodz, la “Casa Alemana” de Tarnowitz, el “Banco Alemán del Comercio y la Industria”, de Posen, y una serie de pequeños comercios alemanes de esa última ciudad, a cuyos propietarios se les ha dado un plazo de tres días para desalojar.

30) Nueva nota de Walther a von Ribbentrop, el 19 de Junio, mencionando 52 casos de malos tratos a alemanes en su región.

31) Nota de Nöldeke sobre “numerosos excesos” contra Alemania en la región de Kattowitz. Fecha: 22 de Junio.

32)El 23 de Junio, el “Voivoda” (gobernador civil) de Pomerania ordena la incautación del Hospital de las Juanistas, perteneciente a la Orden de San Juan, en Dirschau, asi como de otro hospital, de la misma Orden, en Driesen. Las monjas alemanas que se ocupaban de esos hospitales fueron expulsadas en un plazo de dos horas.

33) El 24 de Junio llegan noticias de que en Pabianice, cerca de Lodz, fueron apaleados ciudadanos alemanes y destruida una sala de gimnasia, una escuela y un templo protestante alemán.

34) El 26 de Junio, Nöldeke, informa a von Ribbentrop de que en su región las autoridades polacas proceden a forzar el despido de los últimos alemanes que aún habían podido conservar sus puestos de trabajo. Numerosas asociaciones patrióticas polacas, cuyas actividades son toleradas, cuando no alentadas por las autoridades, una vez conseguido el despido del último alemán en cada empresa u explotación agrícola, analizan las nóminas y exigen igualmente medidas contra ciudadanos polacos que: a) pertenezcan o hayan pertenecido a organizaciones alemanas; b) envíen o hayan enviado a sus hijos a la escuela alemana; c) asistan o hayan asistido a oficios divinos en alemán o sean miembros de las librerías populares alemanas; d) hayan ingresado en organizaciones profesionales polacas pero que, por su conducta y por su pasado, deban ser considerados como pertenecientes a la minoría alemana.

35) En vista del curso que van tomando los acontecimiento, una nota diplomática del 26 de Junio, enviada por el Ministerio de Asuntos Exteriores al embajador en Varsovia, Moltke, indaga sobre la conveniencia de tomar alguna medida de retorsión contra la minoría polaca en Alemania (había 35.000 polacos en Alemania). La nota sugiere la incautación de la “Dom Poltski” (Casa Polaca) de Buschdorf, cerca de Flatow. La respuesta de Moltke se produce el día siguiente, afirmando que no cree que las represalias tengan el menor efecto, y que hasta es posible sean contraproducentes, desde todos los puntos de vista.

36) El 3 de Julio, el Ministro de Agricultura polaco, Poniatowski, anuncia en un discurso, pronunciado en Gdynia, que se va a proceder a la “reparcelación” de las tierras en Pomerania, concretando que dicha reparcelación va a afectar a las tierras de los alemanes (que constituyen el 78% de los habitantes de esa región). Poniatowski dicce también que va a proponer al Parlamento que se adopte una ley por la que se prive de la nacionalidad polaca y se confisque la fortuna de los ciudadanos polacos (alemanes) que han huido al Reich.

37) En una nota enviada por von Moltke a von Ribbentrop el 5 de Julio, se informa de la expulsión del Párroco evangelista Kleindienst, cuya familia vivía en Volynia desde doscientos años, señalando al mismo tiempo 17 casos de agresiones contra ministros de la Iglesia, tanto católicos como protestantes, alemanes residentes en Polonia.

38) El 10 de Julio, el Cónsul en Posen, Walther, informa el cierre de sesenta cooperativas lecheras pertenecientes a alemanes, en su región. Dichos cierres se han producido sin sentencia de juez, sin alegar motivos y sin indemnización, llevando a la ruina a numerosas familias alemanas.

39) El informe que llega a Berlín el mismo 10 de Julio sobre la situación en Thorn es el más alarmante hasta la fecha. Ya se habla literalmente de “campaña de exterminio contra la minoría alemana”, a la que se somete a vejaciones, se la expolia y, eventualmente, se la asesina, sin dejarle siquiera el recurso de abandonar el país.

40) El 11 de Julio, von Moltke se entrevista con el representante del Ministro de Relaciones Exteriores, Conde Szembek, ante quien eleva una enérgica protesta por el asesinato del súbdito alemán Alois Sornik. En una nota enviada a von Ribbentrop dándole cuenta de la entrevista, von Moltke afirma que está persuadido de que no es posible garantizar vidas y haciendas alemanas en Polonia, pues los polacos, con la Carte Blanche inglesa se sienten tan seguros que dan la sensación de no buscar más que provocaciones y, al mismo tiempo, aumentar su patrimonio nacional con el de la rica y hacendosa minoría alemana en Polonia.

41) 12 de Julio: Walther informa del cierre de otras 13 escuelas alemanas en su región. Recordemos que la Constitución Polaca garantizaba la protección cultural a sus minorías étnicas, y, expresamente, las instituciones docentes.

42) El 15 de Julio se clausura la “Sociedad Teatral Alemana” de Teschen, mientras llegan noticias de sevicias, con muertos y heridos, contra la minoría alemana y ucraniana en cinco poblaciones de Volynia: Ochocin, Wicemtowka, Stanislauka, Stray Zapust y Podhajce.

43) Entre el 20 y el 24 de Julio, los Cónsules alemanes en Thorn y en Kattowitz informan de 200 y 30 agresiones, respectivamente. La absoluta falta de cooperación de las autoridades polacas impide precisar el número de muertos y de heridos.

44) Versión literal del Cónsul en Thorn a von Ribbentrop, el 25 de Julio:

“En las agresiones contra los alemanes de esta minoría tomó parte especialmente el elemento militar. El 2 de Julio fueron obligados por un oficial dos alemanes, después de un registro domiciliario con resultado negativo, en el pueblo de Schanzendorg, distrito de Bromberg, a que se arrodillaran en la calle, con la cara vuelta hacia la valla. Entonces fueron maltratados por los soldados de tal modo, que les hicieron echar sangre por la nariz, la boca y los oídos. A los polacos que salían de la iglesia y pasaban por el lugar del hecho, los incitaba el oficial a que escupieran a los alemanes.

Tengo noticias de gran número de casos en que las patrullas polacas hacen parar a los alemanes de esta minoría. Si los militares polacos constatan en estos casos que los alemanes no dominan perfectamente la lengua polaca, les hacen casi siempre objeto de amenazas y les maltratan”.

45) El Consúl en Lemberg, Seelos, informa, el 9 de Agosto, del estado de absoluta ruina de la minoría alemana en Galitzia, de unas 55.000 personas, la mayoría ricos labradores afincados allí desde varias generaciones. El pueblecito de Schöntal, cuyos vecinos son casi todos alemanes, ha sido incenciado. En otro pueblo los polacos pegaron fuego a las cosechas.

46) La Delegación Superior de Hacienda de Graudenz ordena a todos los jefes de sus subdelegaciones que extremen el rigor fiscal contra las minorías, y especialmente contra la alemana, no concediendo rebajas, exenciones, desgravaciones, y rechazando facilidades de pago y concesión de plazos para el pago de contribuciones atrasadas. Esta medida es particularmente odiosa si se tiene en cuenta que los contribuyentes han sido previamente arruinados por medidas de las autoridades polacas, o de entidades paramilitares solapadas o incitadas por las mismas autoridades.

47) El 12 de Agosto, Walther, desde Posen, anuncia el cierre de todas las librerías alemanas en la región.

48) El 16 de Agosto, detenciones de varios centenares de alemanes en Beuthen, cerca de Kattowitz.

49) La Universidad Teológica de la Iglesia Evangelista Unificada de Polonia ha sido clausurada por un decreto del Ministro de Confesiones Religiosas y de Enseñanza Pública y regirá a partir del 1 de enero de 1940. Como pretexto de la clausura se alega que la universidad no ha cumplido la condición de que la mayoría de los profesores de la misma tuviera la suficiente aptitud para la formación científica. Con toda objetividad parece increíble que Polonia que es, en la época, el país científicamente más atrasado de Europa, exceptuando, tal vez, a Albania, decida cerrar una universidad alemana bicentenaria, en su territorio, alegando falta de formación científica de su profesorado.

50) Los cónsules alemanes de Teschen y Kattowitz mandan, el 17 de Agosto, sendos comunicados a von Ribbentrop, denunciando 200 detenciones en el primer caso, y un número indeterminado, en el segundo. Según von der Damerau (Cónsul de Teschen), “… la ola de detenciones persigue el objetivo de adueñarse de rehenes Desde hace dos días las autoridades polacas han suspendido por completo la circulación fronteriza”. La policía polaca, en Bielitz, se incauta incluso de los aparatos de radio en sus registros en los domicilios alemanes.

51) El 20 de Agosto, el Departamento Político del Ministerio de Relaciones Exteriores del Reich publicaba 38 casos recientes de alemanes gravemente maltratados, heridos o muertos por la soldadesca o las turbas polacas, incluyendo casos de violación y sevicias graves.

FUENTES:

1) LOS CRÍMENES DE LOS BUENOS de Joaquín Bochaca

Cuatro millones y medio de rehenes (1939)
2) LOS RESPONSABLES DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL de Paul Rassinier

Cuatro millones y medio de rehenes (1939)

——————————————————————————————————————

SI TE GUSTÓ, RECOMENDALO

LOS INVITO A PASAR POR MIS POSTS ANTERIORES, GRACIAS A TODOS POR PASAR POR ESTE!

http://www.taringa.net/alientina/posts

Cuatro millones y medio de rehenes (1939)

No comments yet.

Leave a Comment