Facebook Twitter RSS Reset

Cristiano Ronaldo, el egocéntrico

¿La Undécima? A Cristiano Ronaldo solo le interesan sus tres Champions

Cristiano Ronaldo ha vuelto a dejar claro, con sus declaraciones, que su palmarés individual y su ego es lo único que le importa

Cristiano Ronaldo, el egocéntrico

“Yo sigo haciendo mi historia, escribo mi página en la historia del fútbol”. Estas bien podrían ser las palabras de alguien que practica un deporte individual, pero no. Esto es lo primero que dijo Cristiano Ronaldo después de conquistar la Champions League este sábado. Una vez más, el luso dejó claro que lo único que le interesa es su ego. Lo demás, como diría Dani Alves, son chorradas.

CR7 completó ante el Atlético una final peupérrima a lo largo de los 120 minutos de juego. Un penalti transformado, el que daba la victoria a los de Zidane, fue toda su aportación. Suficiente, creyó el luso, para quitarse la camiseta y exhibir su cuerpo como si hubiera sido el héroe del partido. Nada más lejos de la realidad.

La extrema felicidad que mostró el portugués en San Siro no venía por la undécima Champions del Real Madrid, sino por su acierto desde los once metros. En 2008, el entonces jugador del Manchester United falló en la tanda de penaltis y se echó a llorar incluso antes de que ésta finalizara. Los ‘red devils’ acabaron conquistando el título pero eso no pareció ser motivo de consuelo para el delantero, que siempre ha priorizado los títulos individuales a los colectivos. “Estoy feliz por haber logrado mi tercera Champions”, dijo al ser entrevistado este sábado.

Cristiano Ronaldo, el egocéntrico

Mientras la ‘MSN’ posó con el título de Copa en el Vicente Calderón, en Milán, el de Madeira apostó por sacarse fotos él solo junto a la Champions, haciendo el número tres con los dedos. Y es que a Cristiano le encanta estar en el centro de las miradas. Si no puede ser con buen fútbol -cada vez participa menos en el juego de su equipo-, que sea generando algún circo extradeportivo, como por ejemplo flirtear con Laurent Blanc en el mismo césped del Bernabéu para avivar los rumores sobre un hipotético traspaso al PSG.

Que CR7 es un ególatra ‘top’ lo saben incluso en el vestuario del Real Madrid. Lo sabe Bale, quien se ha llevado incontables rapapolvos por no asistirle, y también Benzema, que en varias ocasiones se ha quedado sin la felicitación del luso tras marcar después de que Cristiano perdonara una oportunidad clara. Si CR7 falla una ocasión, no le importa si luego acaba siendo gol, él se queda lamentando su mala ‘suerte’ a través de repetir su típico “Fodase” un par de veces. Siempre con los brazos en la cintura y la mirada al público, claro. Sin ir más lejos, el delantero no celebró el gol de Sergio Ramos en la final de Lisboa.

Cristiano Ronaldo, el egocéntrico

El pasado mes de enero, Ronaldo reconocía “sentirse feliz” por ser finalista en el Balón de Oro pese a no haber ganado ningún título. Si sus registros goleadores son mejores que los de Messi, el luso ya está contento. El problema viene cuando es al revés, como sucedió cuando Mourinho entrenaba al Real Madrid. “Estoy triste”, se atrevió a decir públicamente al entender que el club blanco no había hecho suficiente campaña para que él ganara el Balón de Oro.

CR7 rompió relación con Marcelo después de que el brasileño osara decir la verdad. “Messi es el mejor del mundo”, afirmó el brasileño en 2012. Desde entonces, Cristiano ya no quiso saber nada más del lateral hasta que este último se ganó el perdón ‘mojándose’ en favor de su compañero de equipo meses después. Ronaldo sigue obsesionado en decir que es el mejor mientras Leo Messi invierte su energía en hacer funcionar a su equipo. Sin duda, son dos maneras diferentes de entender el fútbol. Y la vida.

Cristiano Ronaldo, el egocéntrico

“CRISTIANO AMA POCAS COSAS TANTO COMO QUITARSE LA CAMISETA”

La película del crack portugués, que vio la luz a final de 2015, recibió numerosas críticas. A CR7 se le acusó de egocéntrico y de estar obsesionado con Messi. “Cristiano ama pocas cosas tanto como quitarse la camiseta”, decía el Wall Street Journal, diario que también apuntó que el luso salía más tiempo desnudo que con ropa en la película.

No comments yet.

Leave a Comment