Facebook Twitter RSS Reset

Creación de la ciudad utópica

Creación de la ciudad utópica

ACLARACIÓN INICIAL:



En esta serie de post voy a tratar un libro troncal de la cultura occidental: La República de Platón, Por esto mismo les pido que por favor lean un poco antes de comentar.

Este post no representa mis ideas,

ni la verdad,

es simplemente un breve resumen de su segundo capítulo.

Libro I: http://www.taringa.net/posts/apuntes-y-monografias/19245459/Conviene-ser-justo.html

platon



Dicho esto, vamos a lo que nos compete







Creación de la ciudad utópica

Creación de la ciudad utópica
Nos habíamos quedado con algunas definiciones medio vagas sobre porque ser justo, qué es justicia, etc.





Entra en escena Glaucón -hermano de Platón- y le pone la discusión muy jodida a Sócrates, un argumento contundente, pero a la vez muy común en todos nosotros.

Creación de la ciudad utópica





Si no hay dioses que castiguen la injusticia ¿qué motivo hay para ser justo? ¿no es solo una convención? Además, le contó la historia del Anillo de Giges, un anillo que permitía que su portador se haga invisible (como El Señor de los Anillos) y que quien lo tuviera sin duda cometería injusticias. Glaucón quiere que Sócrates defienda la idea de que un hombre justo, pero encarcelado, torturado, sin amigos y mujer, pobre, etc; vive mejor que un tirano.



Antes de que Sócrates conteste, Adimanto (hermano mayor de Platón) toma la palabra:





Creación de la ciudad utópica



Además, uno quisiera ser justo no por lo que es, sino por el efecto secundario que trae:

 honores, placeres, etc. El injusto por medio de retórica puede conseguir las mismas ventajas. Es mucho más cómodo ser injusto (recordemos que se refieren a un tirano, alguien del cual no se sospecha su injusticia)



Creación de la ciudad utópica

Sócrates dice que como es difícil esclarecer la naturaleza de la justicia en el hombre, los tres recurren a identificarla en una escala mayor: ciudad. Ahora comienza la creación de la ciudad utópica más famosa de la filosofía.



Se espera que la justicia para el estado sea la misma que para el hombre así no hay conflictos entre bien común y bien del individuo.


Creación de la ciudad utópica

Parte diciendo que los humanos se agrupan para suplir necesidades. En primer lugar alimento, luego vivienda y luego vestimenta. Esto hace que cada vez se necesite de más oficios, aquí es importante la especialización y la división del trabajo: carpinteros, zapateros, cocineros. De esta forma se va armando la ciudad.



Creación de la ciudad utópica



Glaucón reclama que esa sería una ciudad de cerdos porque solo satisface necesidades básicas. Él no solo quiere vivir, sino vivir bien. Quiere que se incluyan comidas deliciosas, arte, música.





Creación de la ciudad utópica



A Sócrates también le interesa vivir bien, pero dice que antes había descrito a una sociedad saludable.Ahora, el vivir bien implica la posibilidad de vivir mal, sin esa posibilidad no habría necesidad de virtud o justicia. Ampliando la ciudad de cerdos se permite todo tipo de lujos y deseos y es allí donde entra la virtud. Uno es virtuoso porque domina lo vicioso. 




Creación de la ciudad utópica

Una ciudad que solo fijara las necesidades del cuerpo sería bastante sostenible, pero la introducción de lujos crea escasez y ésta genera guerra; el primer acto es quitar tierras a otros y como cada quien se dedica a una tarea, se debería crear una nueva clase: el guerrero. Ahora, todos los médicos, carpinteros, zapateros, cocineros, etc, representan a la clase de artesanos y responden a la satisfacción de diversos deseos, siendo esa su finalidad. Sin embargo, la finalidad del guerrero debe ser distinta, no es el deseo sino lo que Sócrates llama irascibilidad, la finalidad de su trabajo.





Con esto termina el libro II de “La República”, en el próximo capítulo se seguirá desarrollando como debería ser la ciudad ideal para que podamos reconocer al justo en ella.

No comments yet.

Leave a Comment