Facebook Twitter RSS Reset

Corta a esta hormiga a la mitad y luchará consigo misma

Corta a esta hormiga a la mitad y luchará consigo misma

Cuando se trata de toda la fauna australiana, a la mayoría de las personas se les viene a la mente las arañas, las serpientes y otras criaturas terroríficas.

Todos sabemos que estas criaturas no son para tomárselas en broma, pero están lejos de ser los únicos monstruos horripilantes que llegan desde lo más profundo.

Tomemos, por ejemplo, a la majestuosa hormiga llamada Myrmecia.

Corta a esta hormiga a la mitad y luchará consigo misma

Las hormigas de la especie Myrmecia (también conocidas como hormigas toro), son en realidad bastante comunes en las zonas costeras de Australia, lo cual no es necesariamente algo bueno para los seres humanos que habitan allí.

Corta a esta hormiga a la mitad y luchará consigo misma

La mayoría de las especies Myrmecia tienen inusualmente unas grandes mandíbulas y son capaces de propiciar unas picaduras bastante dolorosas si te acercas demasiado a ellas o a sus nidos.

Estas hormigas también son características por hacer algo demasiado extraño cuando están cortadas en dos partes: las dos mitades luchan entre sí. Sí, es cierto, no te preocupes, has leído bien.

Corta a esta hormiga a la mitad y luchará consigo misma

Cuando una hormiga Myrmecia se corta en dos partes y las dos mitades están colocadas una cerca de otra, las mitades comenzarán a luchar. La cabeza tratará de morder a la cola y la cola intentará pica repetidamente a la cabeza.

La lucha, por lo general, dura cerca de una hora (hasta que ambas mitades mueren).

Corta a esta hormiga a la mitad y luchará consigo misma

Lo que es todavía más preocupante es que esta “lucha a muerte” ocurre cada vez que los científicos las ponen a prueba.

Esto sí que se asemeja a una “hormiga maldita”

No me gustaría tropezar accidentalmente sobre un nido de estas criaturas.

Corta a esta hormiga a la mitad y luchará consigo misma

Algo me dice que un contratiempo como este podría hacer que terminara en la sala de emergencias.

Espero que te haya gustado y ya sabes, no hay nadie ni nada más luchador que una hormiga toro (myrmecia).