Facebook Twitter RSS Reset

Coronavirus

El coronavirus se extiende por Asia



La rápida expansión de esta enfermedad está provocando el pánico en el continente

La rápida expansión de esta enfermedad infecciosa, provocada por el virus homónimo del género coronavirus identificado por primera vez en Arabia Saudí hace 13 años, ha desatado el pánico en Asia donde aún planea el espectro del SARS.

Coronavirus

Seis fallecidos y 87 contagios confirmados han sido suficientes para que Corea del Sur decrete su particular guerra al MERS, el síndrome respiratorio por coronavirus de Oriente Próximo. La rápida expansión de esta enfermedad infecciosa, provocada por el virus homónimo del género coronavirus identificado por primera vez en Arabia Saudí hace 13 años, ha desatado el pánico en Asia, donde aún planea el espectro del SARS, enfermedad respiratoria originada en China en 2002 que se cobró 765 muertes.

Pese a que la tasa de transmisión del virus equivale a una quinta parte de la que rodeó al Síndrome Respiratorio Agudo de Asia, el índice de mortalidad del MERS, del 37%, es “efectivamente muy alta”, valora el profesor Yong Poovorawan, uno de los expertos en Inmunología de la Universidad de Chulalongkorn de Bangkok. Lo suficiente para desatar el pánico en Corea del Sur, donde 680 pacientes han sido sometidos a aislamiento y 1.317 instituciones educativas, incluidas 15 universidades, han sido temporalmente cerradas para prevenir nuevos contagios. Corea del Sur se ha consagrado así como el principal foco de infección fuera de Oriente Próximo, donde la enfermedad ya se ha cobrado 440 vidas. En el extremo Oriente, el MERS fue expandido por un paciente de 68 años recién regresado del mundo árabe: ingresado en un centro hospitalario cerca de Seúl, los doctores tardaron varios días en diagnosticarle, tiempo durante el cual contagió a otros pacientes.

Más de 3.000 personas permanecen en cuarentena voluntaria, en sus domicilios o en centros médicos, mientras se espera la llegada de un equipo de la Organización Mundial de la Salud para evaluar la situación y asesorar en la respuesta. Las autoridades de Seúl, que han optado por el secretismo a la hora de difundir los nombres de las instituciones médicas afectadas por el MERS, están siendo sometidas a una fuerte presión: expertos médicos como el microbiólogo de la Universidad de Hong Kong Ho Pak-leung se ha mostrado muy preocupado por el “agravamiento” del brote a causa del secretismo.

“Los estándares médicos en Corea son buenos, especialmente en cirugía estética, pero su gestión de control de infecciones me resulta chocante. Me preocupa que estén agravando la situación”, aseguró en declaraciones al South China Morning Post. Según los medios surcoreanos, algunos pacientes infectados han llegado a visitar hasta 14 centros médicos del país en busca de un diagnóstico certero, una práctica que según Ho hace esperar nuevos brotes. “Hong Kong aprendió del SARS la dura lección de que distribuir pacientes incrementa el número de muertes”, añadió. Sin embargo, las autoridades sanitarias surcoreanas se niegan a difundir los nombres de los centros médicos susceptibles de ser fuente de contagio para “evitar miedo y estigmatización innecesarios”, según el Ministerio de Sanidad.

Sólo ha habido una excepción. El pasado viernes, y tras dos semanas de presión, Seul confirmó que el 71% de los casos fueron diagnosticados en el hospital Pyeongtaek, en la provincia de Gyeonggi. Todos aquellos ciudadanos que hayan visitado el centro entre el 15 y el 29 de mayo deben informar de ello a las autoridades, tras una decisión adoptada por las autoridades sanitarias. “Hemos decidido tomar medidas hacia aquellos que hayan visitado estas instalaciones, dado que un número masivo de infecciones, al menos 30, tuvieron lugar en el hospital”, aseguró el ministro de Salud Moon Hyung-pyo, citado por el Korea Herald. Moon también confirmó que el aire acondicionado del centro hospitalario contribuyó a la expansión del virus.

Además, la participación de un doctor, que trabajó en proximidad a un caso confirmado de MERS, en una conferencia de dos días frecuentada por 1.600 personas, ha elevado la alarma social, pese a que fuentes médicas descartan que sus síntomas -básicamente una fuerte tos-, sean consecuencia del coronavirus, dado que el periodo de incubación es de 14 días. Los síntomas del coronavirus incluyen tos, expectoración, neumonía, insuficiencia respiratoria y fallo renal. El alcalde de Seúl, Park Won-soon, ha anunciado que, de los 1.565 individuos presentes en los actos en los que participó el médico, ya han sido contactados el 85% para que se mantengan en cuarentena.

Coronavirus

El aumento en el número de infecciones está llevando a las autoridades a estudiar una posible mutación del coronavirus en Corea del Sur que lo haga más contagioso. En países vecinos, el recuerdo del brote de SARS ha resurgido con fuerza tras conocerse el primer contagio en China: un surcoreano de 44 años que, pese a haber sido diagnosticado con la enfermedad, rompió voluntariamente su cuarentena para viajar a Hong Kong y, de allí, a la China continental a bordo de un autobús. Las autoridades sanitarias buscan ahora a 13 personas que estuvieron en contacto con él tras localizar a otras 64, entre ellas, el resto de pasajeros. Ninguno de los posibles contagios muestra síntomas de haber contraído la enfermedad.

En Hong Kong, 18 personas -todo su entorno en el vuelo desde Seúl- han sido puestas en cuarentena. “La posibilidad de una amplia expansión infecciosa es remota”, estimaba el director del Centro de Prevención de Enfermedades Infecciosas de Guangdong, Lin Jianfeng, citado por China Daily.

Japón y Tailandia han impuesto controles sanitarios en sus respectivos aeropuertos para los viajeros procedentes de Oriente Próximo, en los que se chequearán la temperatura de los pasajeros mediante cámaras. El Centro de Control de Enfermedades de Taiwan ha elevado el nivel de alerta epidémica en los viajes a Seúl, y aconseja a sus ciudadanos evitar las visitas a Corea del Sur.

Mientras, en Oriente Próximo, las autoridades saudíes han confirmado otros seis casos de MERS, dos de ellos en estado crítico, elevando el número de infecciones a 1.024, según el Ministerio de Salud.

No comments yet.

Leave a Comment