Facebook Twitter RSS Reset

Cómo saber el valor de un disco Vinilo

Cómo saber el valor de un disco Vinilo

Lectura no apta para taringueros nivel 5

Cómo saber el valor de un disco Vinilo

Es difícil saberlo, y más teniendo en cuenta lo poco que hay escrito sobre el tema. Nosotros os hablaremos a continuación de los factores que pueden restar o sumar valor a un disco de vinilo.

Su estado de conservación

Un disco completamente rayado no sirve de nada, por lo tanto no tiene ningún valor. Da igual que sea una primera edición o un álbum muy extraño. Éste es uno de los factores que devalúan más un disco.

¿Cómo saber si está en buenas condiciones?. Lo más fácil es escucharlo. Si no salta la aguja y el ruido característico del vinilo (llamado fritura porque se asemeja al sonido de una fritura de cocina) no suena demasiado alto, podemos decir que el vinilo está en calidades normales. Si el vinilo está precintado o nunca ha sido escuchado, puedes tener una joya que pocas veces se encuentra. Se tiende a pensar que un vinilo es como el vino, cuanto más tiempo pasa es mejor. Es falso, por lo menos en lo referente al uso. El vinilo tiene vida, y si se escucha muchas veces pierde fidelidad. Por tanto, ten cuidado. Nivela muy bien el peso de la aguja de tu tocadiscos y si alguna vez quieres venderlos, aunque suene fatal decirlo, escúchales con moderación.

Para saber si un disco está rayado sin escucharlo, el truco está en pasar el dedo por su superficie. Si los rayones que veis son palpables el disco saltará. Un disco puede tener muchos rayones superficiales pero escucharse bien, aunque lo normal en estos casos es que se escuche con fritura. No confundir los rayones con la suciedad, que también devalúa un disco. Limpiar siempre es una tarea engorrosa y no te asegura que el resultado sea bueno.

Otro factor a tener en cuenta es el estado de la portada. El que compra un vinilo de colección no quiere solo escuchar el disco, quiere tenerlo como pieza de museo. Por eso tener la portada sucia o roída le resta valor. Por suerte restaurar el papel y el cartón es mucho más fácil que el propio disco. Más adelante, en otras publicaciones, os daremos algunos truquitos útiles de como restaurar una portada.

También es importante que veáis que conserva el encarte original, es decir, la funda de papel del interior del disco.

La edición

Una primera edición de un disco famoso puede alcanzar mucho valor, ya que se vendieron muy rápido y se acabaron pronto. Un error del coleccionista novel es tomar este hecho como verdad absoluta para todas las primeras ediciones del disco en diferentes países, porque por norma general, la edición que siempre tendrá más valor será la primera del país donde se edita por primera vez el disco. Por ejemplo, los discos de Queen en primera edición inglesa tienen más valor que cualquier primera edición de otro país, incluso más que las japonesas, que por su exclusividad están muy valoradas por los coleccionistas.

El caso de los Beatles es especial. Cualquier primera edición de cualquier país alcanzará un alto precio por el tipo de coleccionistas que les siguen. No pasará lo mismo con un disco, por ejemplo, de The Police. Para este caso, la edición inglesa tendrá siempre más valor que otras ediciones porque fue el primer país donde se editó. La primera edición alemana, por poner un ejemplo, podrá tener el mismo valor que una cuarta edición francesa o de cualquier país, porque realmente no son artículos tan exclusivos. De hecho, se editaron muchos más discos en Alemania y Holanda que en el resto de Europa. Aunque son de excelente calidad de prensado, su valor no es muy elevado en círculos de coleccionismo. En el caso de querer comprar, puede ser una muy buena opción para tener buenos vinilos con muy buen prensado a un precio económico y que conserven el sonido original.

Lo raro o exclusivo que sea

Acerca del coleccionismo, todo gira alrededor de este punto. Ya puede ser que sea un disco que tuvo poco éxito y se valorizó con el tiempo, o que sea una edición exclusiva para una cadena de radio o un club de fans. Cuanto más raro y selecto sea, más vale. Pasa algunas veces que tienen errores de imprenta o que el disco aparece con una característica única debido a un fallo en su prensado. En dicho caso, su valor será relativo. Dependerá de lo loco que pueda estar el coleccionista, porque nadie en su sano juicio pagaría por un vinilo defectuoso, por muy raro que fuese. Otros factores que influyen en su rareza o exclusividad es la belleza de su edición. Por ejemplo, cualquiera pagaría más dinero por un disco de color con un buen encarte y con un diseño doble.

El año

El valor de un disco poco tiene que ver con lo antiguo o nuevo que sea. Existen distintos periodos en que se editaban más discos de vinilos. Por ejemplo, tener un disco de Santana editado en el 72 y no siendo una primera edición ni teniendo ninguna peculiaridad no tiene porque tener un valor especial. En realidad, en los sesenta, setenta y ochenta se editaron más discos que en los noventa o dos mil, por tanto, su exclusividad es menor. Según los vendedores especializados de vinilos, los discos que hoy en día alcanzan más valor son los editados en los noventa. Por poner un ejemplo, el Nevermind de Nirvana, español de primera edición, puede llegar a los 500 euros, porque se editaron pocos y se vendieron menos. Actualmente, este tipo de vinilos están muy valorados.

Estos son algunos factores que influyen para tasar un vinilo. Os aconsejamos no fiaros mucho de los precios que veáis en páginas de compra y venta de discos. Los usuarios pueden poner el precio que quieran, otra cosa es que consigan venderlo. Intentad saber cuanto tiempo lleva el anuncio colgado en la red y sabréis si de verdad le han puesto un precio justo, porque los discos a buen precio vuelan.

¿Existen guías?

Sí, pero no están editadas en España y de poco servirían, porque contienen los precios que se han pagado por vinilos en el Reino Unido o en Estados Unidos. Además, salen anualmente porque el mercado cambia y el valor de los vinilos también, pero podrían serviros de ayuda si os interesa vender discos de importación. La más reputada es Rare Record Price Guide. Otras páginas que pueden ser también de interés son: musicpriceguide.com y popsike.com. Todas varían en cuanto a precios, lo que demuestra que el tema de la venta de discos es algo muy subjetivo.

También, para saber la popularidad del artista os recomendamos la página de All Music. También os dará una idea de cuales son sus discos más valorados. Otro consejo es vender sólo si no os gusta el disco. Echar de menos un disco es una de los sentimientos más horribles que existen y no se lo deseamos a nadie. Si lo que queréis es dedicaros a la venta de vinilos, para ser buenos en ello tenéis que estar bien informados sobre cualquier estilo musical y estar al día en todas las tendencias. Por suerte, en esta misma página contenemos todo tipo de noticias que informan acerca de ello en nuestra sección de Noticias. Para conocer la edición del disco os recomendamos consultar discogs, una impresionante base de datos de discos.

Hablemos del dinero

Un disco original de paquete suele valer entre 12 y 25 euros. Uno original de segunda mano, con su uso normal se devalúa unos 5 euros. Si el disco es una primera edición o una rareza el precio puede dispararse, pero en la realidad la gente suele estar dispuesta a pagar entre 40 y 50 euros por cosas como un disco doble, de color rojo, en una edición alemana y con un encarte bonito. Como consejo, puedes ver el precio que ha alcanzado un disco en puja o preguntar en una tienda especializada por cuando venden un disco parecido. Un último consejo, no compréis los discos como una inversión. Comprar porque os gusta. Mejor un disco caro y que te guste a un disco que odies, caro y que no sepas que hacer con él.

No comments yet.

Leave a Comment