Facebook Twitter RSS Reset

Cómo refrescar a tus mascotas en el verano

Cómo refrescar a tus mascotas en el verano

Con la llegada del verano, el golpe de calor es uno de los principales problemas al que se ven sometidas nuestras mascotas, ya que tanto perros como gatos son mucho más sensibles al calor que los humanos. Éstos no pueden regular su temperatura corporal mediante el sudor, debido a que no tienen glándulas sudoríparas repartidas por el cuerpo. Los perros eliminan el calor a través del jadeo y del sudor que expulsan por las almohadillas de los pies y por las zonas aisladas con poco pelo, como puede ser el vientre. Los gatos intentan mantener una temperatura estable lamiéndose y manteniendo el pelo liso, de este modo, la saliva depositada en el pelo, al evaporarse, disminuye su calor corporal.

A continuación, te dejo algunos consejos para refrescar a tu mascota del calor del verano.

Gatos

Cómo refrescar a tus mascotas en el verano

Si un gato se calienta demasiado en verano puede deshidratarse, sufrir un golpe de calor y entrar en estado de choque. A diferencia de los seres humanos, los gatos no sudan y, por lo tanto, mantenerse frescos cuando la temperatura empieza a subir en verano puede ser un reto. Los principales métodos que emplean para refrescarse incluyen quedarse en la sombra, permanecer inactivos, tomar agua y jadear. Ninguno de estos es suficientemente efectivo y si un gato está atrapado en una casa o auto demasiado caliente sin poder salir, se sobrecalentará e incluso podría sufrir un golpe de calor. Sin embargo, puedes tomar distintas medidas para refrescar a tu gato en el verano de modo que pueda estar saludable y contento.

Cómo refrescar a tus mascotas en el veranoMétodo 1 de 3: Proporcionarle un ambiente fresco a tu gato

Cómo refrescar a tus mascotas en el verano
1 Enciende el aire acondicionado. Si tienes aire acondicionado, mantén a tu gato dentro de casa para asegurarte de que permanezca fresco. Muchas de las cosas que haces para mantener la casa fresca para ti mismo, como mantener las persianas, cortinas y puertas cerradas, también benefician a tu gato.

• Asegúrate de que tu gato pueda acceder a una habitación más cálida en caso de que sienta frío. En ocasiones, el aire acondicionado y los ventiladores enfrían demasiado ciertos objetos y esto podría irritar a tu mascota luego de un tiempo.

• Incluso si tu gato prefiere pasar tiempo fuera de casa, se recomienda que lo mantengas dentro en el periodo del día en que hace más calor durante el verano, que sería entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde.

Cómo refrescar a tus mascotas en el verano
2 Utiliza ventiladores para mejorar el flujo de aire dentro de tu casa. Si no tienes aire acondicionado, puedes utilizar ventiladores y abrir las ventanas para refrescar tu casa y a tu gato. Coloca ventiladores frente a las ventanas abiertas para lograr que el aire se desplace por la casa y la enfríe. Asegúrate de que no haya riesgo de accidentes si alguna mascota estuviera cerca de los ventiladores. Para ello, solo debes verificar que la cubierta de las aspas sea segura.

• Coloca un ventilador o más a nivel del piso en una esquina de la habitación, de modo que dirija el aire hacia el centro. De esta manera, el gato puede echarse a cierta distancia y permanecer cómodo mientras el viento sopla en su pelaje. El movimiento de pelaje que genera el aire ayudará a que se refresque, ya que tiene un efecto similar que el sudor.

Cómo refrescar a tus mascotas en el verano
3 Proporciónale agua fresca para beber en todo momento. Los gatos necesitan tener agua a su disposición para poder mantenerse hidratados. Asimismo, cuando la temperatura de la sangre de un gato se incrementa, los sensores de su cerebro le dicen que beba agua para refrescarse y diluir la sangre. Por lo tanto, es muy importante que te asegures de que tu gato siempre disponga de agua fresca y limpia.

• Proporciónale varios tazones con agua que tengan una superficie amplia (como por ejemplo, platos extendidos o tazones para perros). Los tazones amplios motivan al gato a tomar agua, ya que no les gusta que sus bigotes choquen con los lados del tazón. Asegúrate de reemplazar el agua al menos una vez al día y mantén el tazón lleno en todo momento.

• Nunca permitas que tu gato beba agua si esta contiene algas, ya que son tóxicas y pueden causar diarrea, vómito, convulsiones y muerte súbita.

• Considera conseguir un bebedero para tu gato. Muchos gatos prefieren beber agua corriente y una buena forma de proporcionársela es mediante un bebedero.

Cómo refrescar a tus mascotas en el verano
4 Permite que tu gato elija un lugar fresco. Los gatos son increíblemente capaces de encontrar lugares cómodos en todo momento, incluso durante el clima cálido. Los gatos adoran acurrucarse en la bañera o el lavamanos dado que la porcelana se mantiene fresca incluso cuando hace calor. También suelen preferir las áreas de la casa con piso de baldosas, como el baño, la lavandería y la cocina, ya que estas tienden a permanecer más frescas. Si tu gato elige un lugar y parece estar cómodo, déjalo en paz.

Cómo refrescar a tus mascotas en el veranoMétodo 2 de 3: Ayudar a tu gato a refrescarse

Cómo refrescar a tus mascotas en el verano
1 Permite que tu gato sea sedentario en los días calientes. Ese no es el mejor momento para juegos energéticos con el gato. Definitivamente no debes hacer que juegue con el puntero de un láser o con un juguete con cuerda. En lugar de eso, motívalo para que descanse y esté tranquilo. La actividad muscular genera calor, y no querrás añadir más calor al clima cálido.

Cómo refrescar a tus mascotas en el verano
2 Asegúrate de que tu gato tenga acceso a la sombra. Toma precauciones razonables, como asegurarte de que el gato pueda colocarse bajo la sombra cuando está fuera de la casa y que no tenga que permanecer bajo el sol. Podría ser la sombra de un árbol o arbusto o una sombrilla de jardín. Por otro lado, si tu gato está dentro de la casa, asegúrate de que no esté confinado a una habitación demasiado iluminada por el sol, sino que pueda permanecer fuera de la luz.

• Si tu gato suele estar fuera de la casa, asegúrate de revisar cualquier edificio externo e invernadero antes de cerrar las puertas. Estas construcciones pueden calentarse bastante y tu gato podría morir si quedara encerrado dentro de alguna.

Cómo refrescar a tus mascotas en el verano
3 Refresca a tu gato con pañitos húmedos. A la mayoría de gatos le desagrada mojarse, pero puedes ayudar al tuyo a refrescarse un poco con pañitos o toallitas húmedas. Simplemente debes humedecer un trapo con agua fresca y utilizarlo para acariciar al gato en la cabeza y el lomo.

• Si el gato está muy caliente, utiliza una toalla húmeda para refrescarlo cuidadosamente tan seguido como te lo permita.

Cómo refrescar a tus mascotas en el verano
4 Cepilla a tu gato a diario. El pelo enmarañado atrapa el calor. Por ello, asegurarte de desenredarlo a fin de que el aire pueda circular puede ayudar a mantener fresco a tu gato. Esto es particularmente importante para las razas de pelo largo.

• Acostúmbrate a peinar y cepillar a tu gato durante el momento más fresco del día, como por ejemplo, temprano por la mañana, antes de que la temperatura suba. En este periodo estará más dispuesto a cooperar, si es que aún no está malhumorado por el calor.

• Evita afeitar a tu gato al ras de la piel, ya que de esta manera lo expondrás al sol y esto puede provocar quemaduras y eleva el riesgo de cáncer de piel.

• Aunque parezca extraño vestir un abrigo de piel en un día caliente, los expertos creen que el pelaje ayuda a mantener el calor fuera durante el verano y dentro durante el invierno. Por lo tanto, si lo afeitas realmente no ayudarás a que tu gato se mantenga fresco

• Sin embargo, si el pelaje está demasiado enmarañado o enredado, crea una especie de carcasa sobre el cuerpo del gato. Si esto sucede, el pelaje no funcionará como debe y, en este caso, es mejor llevarlo donde un profesional para que lo afeite.

Cómo refrescar a tus mascotas en el verano
5 Crea un lugar fresco donde pueda refugiarse. Para ayudar a tu gato a refrescarse, puedes crear un espacio fresco y oscuro que le sirva como refugio cuando hace demasiado calor. Simplemente coloca una caja de cartón sobre uno de sus lados y ubícala en un lugar calmado, donde no interrumpa el paso, como en un armario, detrás de una silla o cerca de un espacio fresco de la casa. Cubre el interior con una toalla de felpa u otro tipo de tela de algodón que sea fresca. Inserta una compresa de hielo dentro de una media y colócala en el refugio, debajo de la toalla, para incrementar la sensación de frescura.

• Otra buena idea es colocar toallas o sábanas en los lugares favoritos de tu gato. De esta manera, crearas una barrera entre su pelaje y las superficies más calientes.

CuidadosMétodo 3 de 3: Identificar y tratar un golpe de calor

Cómo refrescar a tus mascotas en el verano
1 Mantente atento a cualquier señal de un golpe de calor. Estas incluyen el jadeo excesivo y la respiración acelerada, letargo, orejas de color rosado brillante, confusión, debilidad y falta de capacidad para estar de pie, agitación, temblores e incluso convulsiones.

• Si un gato sufre un golpe de calor, las almohadillas de sus patas también estarán calientes al tacto. Si sospechas que esto es lo que le sucede a tu gato, colócalo sobre una superficie fresca de inmediato, como un piso de baldosas. Luego, enciende un ventilador y colócalo de modo que dirija el aire hacia él a fin de disipar un poco de calor.

Cómo refrescar a tus mascotas en el verano
2 Refresca a tu gato con paños húmedos fríos y proporciónale agua. Si parece sufrir un golpe de calor, coloca paños húmedos en sus patas y dale un poco de agua para beber de inmediato. Si está demasiado débil para beber el agua, intenta mojar sus encías con ayuda de un trapo mojado.

• Evita darle agua helada o muy fría, ya que la diferencia de temperaturas, entre el calor extremo y el frío extremo, también puede hacer que entre en una especie de estado de choque.

Cómo refrescar a tus mascotas en el verano
3 Comunícate con el veterinario para pedir consejos. Quizá sea necesario que lleves al gato a la veterinaria para que le den tratamiento por el golpe de calor. Un veterinario puede proporcionarle fluidos por vía intravenosa para bajar su temperatura y mantener el bombeo de sangre a los órganos. Conforme su temperatura se eleva, su sangre se vuelve más espesa y la circulación a los órganos vitales puede verse afectada.

• Comunícate con el veterinario de inmediato si sospechas que tu gato sufre un golpe de calor.

Cómo refrescar a tus mascotas en el verano

Perros

Cómo refrescar a tus mascotas en el verano

Cuando el clima cálido llega, es normal querer salir y tomar sol el mayor tiempo posible. Naturalmente, quieres llevar a tu perro contigo en tus aventuras de verano, pero es importante tener en cuenta que los perros no responden al calor de la misma forma que nosotros y podrían tener dificultades para refrescarse después de haber estado expuestos a temperaturas mayores a los 28 °C (80 °F). Este artículo te enseñará a determinar si tu perro tiene demasiado calor, cómo refrescarlo y cómo mantenerlo seguro y cómodo durante todo el verano.

Verano Método 1 de 3: Verificar la presencia de los signos de insolación y deshidratación

Cómo refrescar a tus mascotas en el verano
1 Observa si tu perro jadea de forma excesiva, babea o bota saliva espesa y pegajosa. Todos estos son signos que indican que tu perro sufre de insolación y, si no actúas, esto podría causarle un golpe de calor. Si notas que tu perro muestra estos síntomas, empieza a refrescarlo de inmediato. Incluso si piensas que solo tiene calor y aún no presenta una insolación, es mejor llamar al veterinario y pedir su opinión.

• Las insolaciones más graves pueden causar diarrea, vómitos (a veces con sangre), convulsiones, coma, paro cardiaco y la muerte.

2 Revisa la elasticidad de la piel de tu perro para verificar si está deshidratado. Jala suavemente la piel de la parte posterior del cuello de tu perro. Si está hidratado, la piel regresará de inmediato a su posición normal. Si la piel se queda levantada o arrugada, tu perro podría estar deshidratado.

• Mientras más tiempo tarde la piel en regresar a su posición normal, más grave es la deshidratación. Lleva tu perro al veterinario para que puedan tratarlo con líquido por vía intravenosa.

Cómo refrescar a tus mascotas en el verano
3 Revisa las encías de tu perro para saber si está deshidratado. Levanta los labios de tu perro y presiona sus encías con tu dedo hasta que se vuelvan blancas. Si las encías de tu perro están saludables, volverán a lucir rosadas inmediatamente después de retirar el dedo. Si estas permanecen blancas o tardan un poco en volver a su color normal, es probable que tu perro sufra de deshidratación.

• Si sospechas que tu perro está deshidratado, bríndale acceso a agua de inmediato (si no la bebe, trata de humedecer su lengua o llévalo directamente al veterinario). Si la deshidratación no se trata, esta puede causar insuficiencia orgánica y la muerte.

Cómo refrescar a tus mascotas en el verano
4 Observa los movimientos de tu perro. Si tu perro muestra signos de fatiga, debilitamiento, mareos o desgano, podría estar insolado y requerir atención médica. Si colapsa o tiene convulsiones, llévalo al veterinario de inmediato. Llama con anticipación para que puedan estar preparados para tratarlo de inmediato.

• La fatiga es uno de los primeros signos de la insolación. No lleves a la fuerza a tu perro a dar una caminata ni lo ignores si empieza a recostarse o si se aleja hacia la sombra con frecuencia. Dale un poco de agua y llévalo a un lugar fresco.

Cómo refrescar a tus mascotas en el verano
5 Revisa su temperatura. Por naturaleza, los perros tienen una temperatura más elevada que la de los humanos. Si la temperatura de tu perro es mayor a los 40 °C (104 °F), está insolado y tienes que empezar a refrescarlo lo más pronto posible, también deberás llamar al veterinario para que le realice un examen.

• Revisa su temperatura rectal cada cinco minutos para verificar su avance.

• Cuando su temperatura corporal alcance los 39,4 °C (103 °F), deja de enfriarlo por completo. Sécalo y mantenlo cubierto para que no pierda más calor.

Cómo refrescar a tus mascotas en el verano
6 Evalúa si tu perro necesita atención médica. La deshidratación y la insolación pueden ser mortales para los perros. Observa el comportamiento de tu perro y verifica si presenta signos de insolación grave o deshidratación. Si no estás seguro, llama al veterinario de tu perro o a un hospital de emergencia para mascotas y describe los síntomas de tu perro. Ellos podrían pedirte que sigas supervisando su salud o que lo lleves para que le brinden tratamiento.

GatosMétodo 2 de 3: Refrescar a tu perro

Cómo refrescar a tus mascotas en el verano
1 Bríndale a tu perro acceso a mucha agua fría y fresca. Asegúrate de que el tazón esté limpio y que no haya permanecido todo el día bajo el sol; las bacterias pueden desarrollarse en su tazón si no lo lavas y no colocas agua fresca. No viertas agua a la fuerza en el hocico de tu perro, incluso si se rehúsa a beber, ya que podría absorberla en sus pulmones y asfixiarse.

• Si tu perro no bebe líquido, trata de humedecer su lengua con agua. Puedes usar la mano y exprimir el agua de una tela en su lengua.

• No le des a tu perro agua helada o hielo si crees que está insolado. Esto podría refrescarlo demasiado rápido y causar un choque en su sistema.

Cómo refrescar a tus mascotas en el verano
2 Retira a tu perro del calor. Haz que entre a casa lo más pronto posible. Si estás fuera de casa y puedes recoger a tu perro, llévalo de regreso al auto o a la casa. Si hay un estanque o un arroyo cerca, deja que se pare en el agua y se refresque un poco antes de regresar a casa. Al menos trata de llevar a tu perro a un área con sombra.

• Trata de llevar a tu perro a un lugar con aire acondicionado o ventiladores que puedas manipular para que apunten hacia él.

• Después de retirarlo del sol, evalúa sus síntomas y llama al veterinario. Podría ser necesario que lo lleves para que le brinden tratamiento de emergencia.

Cómo refrescar a tus mascotas en el verano
3 Refresca a tu perro con toallas húmedas y frescas, colocándolas en su cuello, debajo de sus extremidades anteriores (en sus axilas) y entre sus patas traseras (alrededor de la ingle). Estas toallas deben estar frescas, no frías. No le coloques hielo ni bolsas de hielo, ya que tienes que reducir su temperatura de forma gradual. Si reduces su temperatura demasiado rápido o demasiado lento, esto podría ser igual de peligroso que la insolación.

• Si no tienes toallas, puedes refrescarlo echándole agua a temperatura ambiente en el cuerpo.

• Humedece sus pabellones auriculares y las almohadillas de sus patas. La mayoría de las glándulas sudoríparas de un perro se encuentran en sus patas, por lo que enfriarlas puede ayudar a reducir su temperatura.

• También puedes emplear el enfriamiento por evaporación, frotando sus almohadillas plantares y su ingle con alcohol isopropílico. El enfriamiento por evaporación funciona usando los mismos principios que los de la sudoración: conforme el alcohol se evapora, este elimina el calor del cuerpo del perro.

RefrescarMétodo 3 de 3: Prevenir la insolación

Cómo refrescar a tus mascotas en el verano
1 Mantén a tu perro en un ambiente seguro y fresco. Tu perro debe estar dentro de casa (y cerca del aire acondicionado o frente a un ventilador) el mayor tiempo posible durante los días muy calurosos y no debe quedarse afuera y exponerse al calor. Si pasa mucho tiempo al aire libre, asegúrate de que cuente con un área con sombra en donde pueda refrescarse lejos del sol y con mucha agua fresca que pueda beber.

• El auto nunca es un lugar seguro para un perro en un día caluroso, incluso si no hace mucho calor, si estás estacionado en un lugar con sombra, o si abres una ventana y te alejas solo por un momento. La temperatura en un auto estacionado puede aumentar rápidamente hasta los 60 °C (140 °F).

• Las cocheras, las playas sin carpas protectoras o las habitaciones soleadas y calurosas tampoco son ambientes adecuados para tu perro en un día cálido.

• Un área boscosa con sombra que tenga un estanque o un flujo de agua poco profundo es un lugar aceptable para pasear a tu perro en un día caluroso. Asegúrate de que tu mascota cuente con mucha agua y observa si presenta signos de fatiga e insolación.

• Bríndale a tu perro un recipiente con agua sobre el cual pueda pararse cuando esté al aire libre. Vierte un poco de agua fresca en una tina y permite que refresque las almohadillas de sus patas sentándose, parándose o recostándose de vez en cuando en el agua.

2 No ejercites demasiado a tu perro. Demasiada actividad en un día caluroso puede hacer que tu perro sufra de insolación, en especial si es viejo o de una raza con un hocico corto (como los pugs, los bulldogs, los pequineses y los Boston terriers). Trata de no hacer que tu perro corra o camine mucho en los días calurosos. Si salen de casa, observa si busca lugares con sombra y si se recuesta. Esta es su forma de decirte “hace demasiado calor, vámonos de aquí”.

• En ocasiones, los perros no conocen sus límites, en especial si son perros de campo que adoran correr, cazar y jugar. Ellos podrían esforzarse demasiado hasta colapsar, lo que pondría en peligro sus vidas. Es tu responsabilidad observar si tu perro presenta signos de insolación o postergar la cacería para un día más fresco.

• Los perros con hocicos cortos no son tan buenos para refrescarse porque no pueden jadear tan bien como otros perros. El jadeo es la forma principal en la que un perro puede refrescarse. Incluso la actividad normal puede ser demasiado para estas razas en un día caluroso.

Cómo refrescar a tus mascotas en el verano
3 Pasea a tu perro durante las horas más frescas del día. La mañana y las primeras horas de la tarde o la noche son los mejores momentos para pasear a tu perro; sacarlo al mediodía es buscar problemas. Además de los cálidos rayos del sol y el aire caliente; el asfalto, el concreto o la arena calientes pueden quemar las almohadillas sensibles de las patas de tu perro y causarle ampollas. Si está demasiado caliente como para que puedas caminar con los pies descalzos, definitivamente también es demasiado caliente para tu perro.

• Si sacas a tu perro antes o después de la puesta del sol, puedes incluir algunos ejercicios adecuados para que no se aburra ni destruya las cosas durante el día.

• Trata de mantener a tu perro en el césped o incluso alternar entre la acera y el césped, para que sus almohadillas plantares no estén demasiado calientes.

Cómo refrescar a tus mascotas en el verano
4 Bríndale a tu perro algunos accesorios para refrescarse. Un chaleco o un collar para refrescarse pueden ayudar a evitar que tu perro sufra de insolación en los días calurosos. Algunos usan bolsas frías que se colocan en los costados, otros solo colocan a sus perros en agua para que el calor se evapore y abandone el torso del animal. Busca un accesorio que sea reflectante y ligero.

• También puedes brindarle a tu perro una alfombrilla refrescante o una cama elevada, para que cuente con un lugar cómodo en donde descansar cuando sienta demasiado calor. Estos suelen ser bastante portátiles y emplean diferentes métodos de enfriamiento, desde alfombrillas de gel hasta enfriamiento por evaporación, por agua y el uso de plantillas. Tienes muchísimas opciones para tu espacio y tu estilo de vida en particular.

Cómo refrescar a tus mascotas en el verano
5 Haz que corten el pelaje de tu perro, pero no lo afeites. Si bien puedes pensar que tu pobre perro sufre con su pelaje a una temperatura de 38 °C (100 °F), el pelaje de tu perro en realidad brinda aislamiento y le ayuda a regular su temperatura. Así como lo mantiene caliente en el invierno, este también lo mantiene fresco en el verano.

• Si tu perro tiene un pelaje largo, puedes darle un pequeño corte de verano.

• Asegúrate de mantener su pelaje limpio y cepillado, ya que esto permite una mejor circulación de aire.

• El pelaje de tu perro también lo protege de los rayos UV y evita que sufra quemaduras de sol o cáncer de piel.

Cómo refrescar a tus mascotas en el verano
6 Asegúrate de que tu perro beba suficiente agua. Mantener a tu perro bien hidratado es esencial para mantenerlo seguro contra la insolación. Si está deshidratado y su lengua está seca, el método que emplea para refrescarse (jadeo) será ineficaz. Si sales con un perro de campo en un día caluroso, asegúrate de que beba agua al menos una vez cada hora, o con más frecuencia si es posible.

Si tu perro no sufre de insolación, puedes darle un poco de hielo o una golosina helada. Trata de prepararle helado o paletas heladas. Solo recuerda que darle hielo o alimentos helados a un perro con insolación (no solo calor) puede ser muy peligroso y puede provocarle un choque.

Cómo refrescar a tus mascotas en el verano

Mis otros posts

Cómo refrescar a tus mascotas en el verano

Cómo refrescar a tus mascotas en el verano

Cómo refrescar a tus mascotas en el verano

Cómo refrescar a tus mascotas en el verano

Cómo refrescar a tus mascotas en el verano

Cómo refrescar a tus mascotas en el verano

No comments yet.

Leave a Comment