Facebook Twitter RSS Reset

Como la muerte

Como la muerte

Como la muerte, que nos deja fríos e inertes han sido mis días desde aquella despedida en la que me dejaste el silencio y un vacío como premio a mi devoción.

Como la muerte, que nos detiene para siempre han sido mis días desde que me negaste tu presencia, pues no he sido capaz de continuar y solo vivo en un recuerdo moribundo de aquel tiempo contigo, ese tiempo atrás.

Como la muerte, oscura y solitaria han sido mis días desde aquella inesperada despedida, cuando con palabras sobrias separamos nuestros sueños y nos dijimos adiós, ese adiós que aún no acepto ese adiós que resuena en mi pensamiento aunque pase el tiempo y me perturba.

Como la eterna muerte crece y crece esta amarga sensación de soledad, cultivándose una semilla de desesperación y tristeza que se adueña de mí, negándome olvidar, negándome soñar, negándome reír, negándome vivir.

Como la muerte implacable y sin compasión fue tu decisión de sepultar en el pasado aquel tiempo atrás, cuando con tanta devoción te ofrecí mi compañía eterna.

Como la muerte son los adioses, que no perdonan, que no recapacitan, que no reconsideran, que siguen adelante.

Como la muerte fue este final en el que no soy más que un olvidado muerto.

No comments yet.

Leave a Comment