Facebook Twitter RSS Reset

Cómo hacer tus propias ojotas con un viejo neumático

La fabricación de neumáticos y su desecho una vez utilizados implica uno de los problemas medioambientales más graves: en su elaboración se consume gran cantidad de energía y luego de usarse suelen terminar en vertederos que producen un alto nivel de contaminación. Tú puedes contribuir con el cambio siguiendo este paso a paso para crear unas prácticas sandalias reutilizando un viejo neumático. Prúbalo y estarás dando con tus pies, un paso hacia una vida más sustentable.

Cómo hacer tus propias ojotas con un viejo neumático

Para hacer las sandalias necesitas:

-1 neumático viejo (sal a caminar y seguro encontrarás alguno que haya sido arrojado a la basura)

-1 cúter o cuchillo

-1 tiza blanca

-1 hoja de papel

-1 lápiz o marcador

-1 cinta elástica de tela resistente o cuerina ecológica

-Hilo (del tono de la cinta que elijas) y aguja

Instrucciones

Cómo hacer tus propias ojotas con un viejo neumático
1) En primer lugar, toma una sandalia de la talla que quieras hacer y, con ayuda de un lápiz o marcador, dibuja su contorno en el papel. Una vez que hayas hecho esto, agrega a tu contorno 3 triángulos: uno en la parte inferior y dos en cada lateral, en forma de aletas.

2) Recorta el contorno. Éste será tu molde.

3) Luego, toma el neumático. Asegúrate de que se encuentre lo más limpio posible y, con ayuda de un cúter o cuchillo, corta un trozo del tamaño aproximado de tu molde. Si utilizas un neumático más delgado, te resultará más fácil manipularlo.

Cómo hacer tus propias ojotas con un viejo neumático

4) Coloca el trozo de neumático boca abajo (con la parte hueca sobre la tabla que estés utilizando para trabajar) y marca el contorno de tu molde con una tiza blanca. Los triángulos laterales que has dibujado, han de ir por el costado del neumático, como “abrazándolo”.

5) Córtalo por la línea de la manera más prolija posible.

6) Luego, con la misma tiza, dibuja pequeñas marcas horizontales en los 3 extremos triangulares que te han quedado. En total deberás tener 3 marcas por sandalia.

7) Con ayuda de un cúter, haz un pequeño corte en las marcas. Estos serán los orificios por donde pasarás la cinta para formar el broche de tus sandalias.