Facebook Twitter RSS Reset

¿Cómo ha cambiado Internet tu vida?

Casi sin darnos cuenta, Internet ha cambiado muchas de nuestras costumbres más arraigadas. Hemos recopilado las diez más habituales.

¿Cómo ha cambiado Internet tu vida?
He dejado de perder amigos. Ahora me resulta mucho más fácil conservar el contacto con viejos amigos que viven lejos, con antiguos compañeros de trabajo y de la universidad. Todo gracias al correo electrónico, los chats y los programas de mensajería instantánea. Internet es ya la manera más usual de conservar el contacto con los amigos.

He dejado de quedarme con la duda. Cada vez que siento curiosidad por algo le pregunto a Google. Ya no consulto el diccionario ni miro la enciclopedia. En su lugar la Wikipedia y la RAE online me proporcionan respuestas a golpe de clic.

He dejado de esperar al diario para saber lo qué ha pasado. Simplemente consulto la edición digital de los diarios, que me mantienen informado al minuto. Todo lo que pasa en el mundo está al alcance de mi mano.

He dejado de escribir en un diario para plasmar mis pensamientos en un blog. Ahora ya no se pierden en páginas no leídas por nadie sino que son compartidos con gente que no conozco, que a su vez me dejan sus comentarios sin conocerme de nada.

He dejado de ir a correos. Ya no escribo cartas ni chupo amargos sellos que te dejan sabor a pegamento en la lengua. Ahora escribo todo por e-mail. A veces mando postales y christmas, pero sólo por conservar la tradición.

He dejado de acumular grandes y pesados álbumes de fotos. Tampoco tengo ya que llevarlos hasta la oficina o a las casas de mis amigos para presumir de lo bien que lo pasen vacaciones. Las tengo en Internet en sitios como Flickr, se las envío por correo o las coloco en mi página web.

He dejado de recorrer empresas dejando mi currículo. Ahora busco trabajo en distintas páginas web. Allí está mi currículo actualizado para que todas las empresas del mundo puedan verlo. He dejado de ir casi cada semana al banco y de esperar largas colas para llevar a cabo pequeñas gestiones. Ahora basta con encender el ordenador para realizar transferencias, inversiones o comprobar el estado de mis cuentas.

He dejado de perder tiempo visitando agencias de viajes para comparar destinos, horarios y precios. Con la Red puedo acceder a todo tipo de paquetes turísticos, hoteles y billetes de avión.

He dejado de hacer la declaración de la renta a boli. Nada de pelearme con cientos de pegatinas que nunca sé donde van y liarme con la calculadora. Ahora el programa Padre me lo hace sólo y además puedo enviarla online sin tener que llevar el sobre gordo a la oficina de Hacienda.

¿Qué has dejado tú de hacer tras la llegada de Internet?

No comments yet.

Leave a Comment