Facebook Twitter RSS Reset

¿Cómo cortar vidrio?

A la hora de cortar vidrio, lo más importante es tener el tipo correcto de herramientas. El vidrio es un material muy delicado que puede tender a fragmentarse, y su manipulación incorrecta puede dejar marcas de estrés en el material, provocar rupturas indeseables o incluso quebrarlo en fragmentos que pueden ser peligrosos por su filo. Sin embargo, no es un proceso complicado, si se cuenta con el equipamiento adecuado y se conocen las técnicas precisas.

Cómo cortar un vidrio de forma manual

Las aplicaciones de este proceso son diversas, desde el ocio hasta trabajos profesionales. Para la técnica del vitraux es indispensable conocer esta técnica con precisión, pues provee de cortes precisos y pequeños y da un control muy ajustado sobre las formas y tamaños de las piezas que se obtienen. También se pueden aplicar a la confección de manualidades o a trabajos de reparación de vidrios en la vivienda. Para la mayor parte de los trabajos profesionales en vidriería, también se usa el corte de vidrios de forma manual.

Para cortar un vidrio de forma manual se necesita:

Un cortador de vidrios manual.

Lubricante.

Una regla de madera o acero gruesa –de más de 6mm de espesor, de forma que pueda servir de guía al cortador.

Material para pulir.

Unas pinzas para vidrio.

Una mesa apropiada. Lo importante es tener un espacio amplio y ordenado donde trabajar. Si quiere puede poner una tela, cartón o periódicos viejos debajo del vidrio para evitar que queden marcas y distribuir mejor la presión sobre el material.

Guantes gruesos y un par de gafas protectoras. También es aconsejable usar una mascarilla, por si se forman restos de vidrio muy finos.

¿Cómo cortar vidrio?

Cortadores de vidrio manuales

Los cortadores de vidrio manuales son unos dispositivos similares en su forma y tamaño a un bolígrafo o a un pincel; que en un extremo tienen un material filoso que permite marcar el vidrio para su corte, y en el otro extremo del mango suelen tener un dispositivo que nos ayuda a quebrar el vidrio o golpearlo de forma segura. Es importante comprender que este tipo de herramientas no producen un corte de lado a lado del cristal, lo que hacen es hacer una marca profunda en el mismo, llamada línea de fractura, que nos permite luego quebrarlo de forma prolija y segura. Estas herramientas difieren de acuerdo a las siguientes características:

• Por su forma: pueden tener un mango largo y delgado como un pincel, o mango tipo pistola. Los de mango recto son más pequeños y prácticos, mientras que los que tienen forma de pistola necesitan menos presión para realizar el corte. Otra ventaja de los cortadores de mango recto, es que la punta opuesta a la rulina está diseñada para, al colocarla debajo del vidrio, elevarlo de forma que se lo pueda quebrar de manera sencilla. Algunos modelos tienen una pequeña bola de material blando que sirve para golpear el cristal y forzar una ruptura controlada.

• Por el material de corte: éste puede ser acero o carburo. Cada material tiene un grado de dureza diferente que incide su tiempo útil, siendo el carburo –específicamente, el carburo de tungsteno-, el que tiene una duración más prolongada.

• Por el método de lubricación: algunos cortadores de vidrio poseen pequeñas válvulas en el mango que permiten esparcir el lubricante a medida que se realiza el corte. Algunos modelos vienen con una pequeña almohadilla en la punta que puede ser empapada en aceite. Los cortadores de vidrio tradicionales requieren que la lubricación se haga aparte.

• Por el método de corte: algunos cortadores de vidrio poseen rulinas móviles y otros fijas, mientras que otros cortadores utilizan una cuchilla en forma de punta. Los de rulinas móviles son los más comunes.

Los cortadores de vidrio son piezas que sufren un desgaste con el tiempo. La forma de saber si el filo está bueno y se puede utilizar, es prestar atención al sonido que hace mientras corta, debe ser un sonido uniforme y preciso. Si se producen alteraciones o un ruido demasiado granulado, eso quiere decir que hay que reemplazar el filo. En la jerga del oficio, se dice que la rulina debe “cantar bien”.

Lubricante

Los lubricantes más comunes son aceites comerciales, o kerosene. Algunos expertos opinan que no siempre es necesaria la utilización de un lubricante y que, dado el precio de estos materiales, hay que aprender a distinguir cuándo son necesarios y cuándo no. Sin embargo, en los primeros trabajos, siempre es mejor utilizarlo, hasta adquirir costumbre y práctica.

Pinzas para vidrio

Estas herramientas tienen extremos acolchados y planos que permiten distribuir la presión de manera uniforme, lo que evita que el vidrio se estrese. Las hay de diversos tamaños, dependiendo los usos, y también son extremadamente útiles para transportar cristales sin ensuciarlos y manipular este material si está caliente o tiene extremos demasiado filosos.

Material para pulir

Dependiendo la clase de trabajo, se pueden usar diferentes herramientas para lijar o pulir el material una vez hecho el corte. La alternativa más barata es un papel de lija grueso. En caso de utilizarlo, es importante tener guantes gruesos y trabajar con cuidado, ya que el vidrio puede romper el papel y causar heridas. Otro método consiste en usar una superficie de arena mojada por la que se frota el extremo a pulir para sacar las asperezas. Este método provee poco control de los resultados y un pulido bastante burdo, aunque es una forma rápida y barata de quitar las imperfecciones más grandes.

El método más efectivo, preciso y utilizado es una piedra de pulido especial. Estas piedras tienen una muesca central y el tamaño justo para ser utilizadas manualmente. Con unas pocas pasadas se logra un acabado suave y sin imperfecciones. Además, la forma de la piedra permite concentrar la energía de forma tal que se evite estresar el material.

¿Cómo cortar vidrio manualmente?

Para cortar vidrio de forma manual debe seguir estos sencillos pasos:

1. Preparación:

Antes de comenzar, asegúrese de tener todos los materiales necesarios y que éstos funcionan de manera correcta. En el caso del cortador de vidrios, puede utilizar una pieza de cristal vieja para probar el corte, lo que le ayudará a saber si el filo de la rulina está bien y cuánta presión debe ejercer para hacer un corte limpio. Recuerda que una calidad óptima de corte está acompañado por un sonido uniforme. Limpie la pieza de vidrio que va a cortar con agua y jabón o un líquido limpia vidrios y remueva todas las impurezas.

2. Marcado:

Mida el lugar donde va a realizar en corte. Trate de que el mismo sea una distancia mayor de 3 mm del borde de la pieza, ya que en distancias menores es difícil hacer un corte prolijo. Coloque la regla en posición y sujétela con firmeza. Si se siente más seguro, puede marcar primero una línea con un bolígrafo o marcador antes de utilizar el cortador de vidrios. Aplique el lubricante en la zona donde va a efectuar corte, una fina capa de aceite o kerosene que siga la línea por donde va a cortar. Sujete el cortador con el índice y el mayor de forma que el eje de la rulina quede paralelo a la regla. Tenga en cuenta que la mayor parte de los cortadores necesitan una inclinación de unos 45° para funcionar correctamente. Si observa la forma de la rulina, será sencillo determinar en qué posición debe colocarse. Comience por el extremo más alejado del vidrio, trayendo el cortador hacia usted. Pase el cortador tratando de mantener una presión y velocidad uniformes. Conseguir el grado de presión adecuado es importante, ya que si no lo sujeta con firmeza el corte no se marcará, pero si lo hace con demasiada fuerza, puede quebrar el vidrio. Si lo hace correctamente, escuchará un sonido regular de principio a fin.

3. Separación de las piezas:

Utilizando el mango del cortador, un lápiz, o una cuña, levante apenas el vidrio de la mesa. Con cuidado, aplique presión en la tira que desea cortar hasta que ésta ceda. Intente realizar un movimiento seco y rápido. También puede forzar el corte utilizando las pinzas. Esto es especialmente efectivo cuando la pieza que cortar es demasiado pequeña.

Algunos expertos aconsejan la utilización de calor para separar las piezas. Esta técnica consiste en calentar el vidrio y luego enfriarlo rápidamente. Como el vidrio es muy sensible al calor, la pieza cede justo en el lugar donde se realizó el corte. Sin embargo, utilizar calor sin haber aplicado antes un cortador de vidrios es muy peligroso, ya que genera cortes irregulares o puede hacer estallar el material.

4. Lijado, o pulido:

Como explicamos, esto se puede hacer con varios elementos, desde un papel de lija hasta una piedra de pulido especial. Estas se consiguen en las tiendas especializadas y son las que dan mejor resultado. Tienen una muesca central en la que el borde del vidrio calza perfectamente y con moverla de adelante hacia atrás, todas las impurezas son removidas. Es importante utilizar siempre la piedra de pulido de adelante hacia atrás y no de arriba hacia abajo, porque eso terminará por estresar el vidrio y generar marcas. Incluso, podemos provocar que se quiebre.

¿Cómo cortar una botella de vidrio?

Las botellas de vidrio, frascos y otras piezas de cristalería de forma cilíndrica son muy utilizadas en la confección de manualidades y también para algunos usos profesionales. En internet encontrará cientos de técnicas diferentes, la mayor parte de las cuales utilizan el principio de diferencias de temperatura del que ya hablamos. Pero, tal como dijimos, cortar vidrio aplicando calor directamente puede ser muy peligroso y no nos da los resultados adecuados, ya que deja bordes demasiado irregulares. La forma de cortar una botella de vidrio correctamente es la misma que para cortar una pieza de vidrio plana, se utiliza un cortador de vidrios para marcar una línea de fractura y después, se rompe la pieza con cuidado.

Pero es imposible hacer un corte recto en el cuerpo de una botella utilizando sólo las manos. Para eso, existen soportes que tienen las siguientes características:

• Una punta de soporte, del tamaño de un corcho, que se introduce en el cuello de la botella.

• Una estructura de soporte semicircular y acolchada para sujetar el otro extremo de la botella

• La punta de un cortador de vidrios normal sujeto al marco. En algunos modelos, la posición de la misma se puede ajustar.

Esta estructura nos permite manipular con cuidado la botella, la sujeta de forma que el corte sea prolijo y sólo hace falta girarla con cuidado y con un movimiento firme y constante para marcar toda la circunferencia.

Para separar las piezas existen varios métodos. El más sencillo es aplicar algunos golpes secos a la punta de la botella, la cual se rompe por la línea de fractura y nos deja el cuerpo intacto. Otro método es mojar al mismo tiempo con agua fría la punta de la botella y con agua caliente el cuerpo de la misma. Hay que concentrar los chorros lo más cerca que se pueda de la línea de fractura, uno a cada lado. La diferencia de temperatura terminará logrando que el vidrio se parta, pero si se hace con cuidado, se pueden salvar las dos piezas y este método no deja líneas de estrés en el vidrio.

¿Cómo cortar vidrios con curvas, o circulares?

Para lograr cortes curvos en una superficie de vidrio plano debemos reemplazar la regla por otro dispositivo que nos permita dirigir el corte. Para piezas totalmente circulares, se usa un brazo que tiene una ventosa para adherirlo al centro de la pieza y que en el extremo tiene el cortador de vidrio. Basta con girarlo para conseguir un corte prolijo.

En caso de un corte que presente curvas, éstas deben ser lo más abiertas posible. Es un corte difícil, que requiere mucha técnica. Tienes que buscar un buen soporte y ser preciso como un cirujano a la hora de separar las piezas.

Lo importante es que recuerdes que el principio sigue siendo el mismo: marcas la línea de fractura con un cortador de vidrios, y luego separas las piezas con cuidado.

Si el diseño de la pieza es muy complicado, entonces hay que recurrir a una cortadora de vidrio industrial, de las que hablaremos más adelante.

¿Cómo cortar vidrio laminado?

El vidrio laminado consiste en dos piezas de cristal que tienen en el centro una pequeña lámina de un material llamado butiral de polivinilo. Este material evita que las piezas de vidrio se desprendan cuando éste se rompe, y los hace mucho más resistentes. Para cortar una pieza de vidrio laminado debes utilizar la misma técnica que con un vidrio normal, pero marcar el corte con cuidado en ambas caras del vidrio. Es importante que las dos líneas, en cada cara del vidrio, estén exactamente superpuestas. Luego, puedes tomar las dos piezas y moverlas en forma de bisagra hasta que ceden, o quemar el butiral de polivinilo con una pistola de calor para que se corte. De la misma forma, se pueden cortar vidrios que tienen en su interior una malla metálica u otro elemento similar.

Corte por abrasión

Es el método que utiliza una sierra para cortar piezas de vidrio de forma rápida y precisa. Para esto, se utiliza una hoja de corte de tungsteno, de polvo diamantes, o una combinación de ambas. Existen modelos de este tipo de hoja para todos los modelos de sierras, ya sean circulares de mano, ingletadoras o caladoras. Este método de corte requiere una refrigeración constante, y el método más utilizado en la refrigeración por agua. Éste método es muy utilizado en la fabricación de ladrillos de vidrio, esculturas, u otros usos donde el material tiene un grosor considerable. Otra aplicación práctica es la de obtener anillos de vidrio partir del corte una botella.

El corte de vidrio profesional

Aunque muchos profesionales de la industria del vidrio utilizan técnicas manuales, existen algunas herramientas que están diseñadas específicamente para este tipo de usos.

Mesas de corte: Existe una enorme variedad de mesas diseñadas específicamente para cortar vidrio. Algunas de las características de estas mesas son las siguientes:

Permiten regular el ángulo de inclinación, para asegurar la comodidad del usuario

Poseen guías mecánicas que tienen cortadores de vidrio incorporados, lo que nos permite hacer cortes precios y rápidos

Tienen reglas en los bordes y accesorios para separar las piezas de vidrio

Las más sofisticadas, poseen motores que permiten mover las cuchillas de forma automática, realizando cortes específicos preestablecidos.

¿Cómo cortar vidrio?

Cortadoras por agua: El corte de vidrio por presión por agua es la técnica que se utiliza a nivel industrial para conseguir resultados rápidos y precisos. El chorro de agua de alta presión corta el vidrio y lo deja perfectamente pulido y sin imperfecciones. Para lograr esto, al agua se le introduce un agente abrasivo que es el que desgasta el material para poder separar las piezas.

Se utiliza un chorro de agua impulsado a más de 60.000 PSI. El chorro tiene una apertura de entre 1 y 2 mm.

Se mezcla el agua con una arena abrasiva que mejora su poder de corte.

Las máquinas aceptan diseños en CAD y otros programas similares.

El corte es automático y se pueden conseguir piezas extremadamente complejas en segundos.

Se puede cortar todo tipo de vidrios, incluso laminados, templados y blindados.

Como en el proceso no se utiliza calor ni otra fuente de energía que no sea la cinética, el material no se estresa ni presenta daños de ningún tipo.

¿Cómo cortar vidrio?

No comments yet.

Leave a Comment