Facebook Twitter RSS Reset

Cimabue entre lo Bizantino y lo Gótico

Cenni di Pepo Cimabue (Florencia; 1240 – Pisa; 1302) también conocido como Bencivieni di Pepo o en italiano moderno, Benvenuto di Giuseppe fue un pintor y creador de mosaicos florentino. Se le considera iniciador de la escuela florentina del Trecento.

Cimabue entre lo Bizantino y lo GóticoCimabue entre lo Bizantino y lo Gótico

Nació en Florencia y murió en Pisa. Su carrera fue descrita por Giorgio Vasari en sus Vidas de los más famosos pintores, escultores y arquitectos (llamada, en italiano, Le Vite), ampliamente considerada como el primer libro de la Historia del arte, aunque fue terminado más de doscientos años después de la muerte de Cimabue. Aunque es uno de los primeros documentos que se tienen sobre él, su exactitud es insegura.

Cimabue entre lo Bizantino y lo GóticoCimabue entre lo Bizantino y lo Gótico

Se le considera como el último gran pintor de la tradición bizantina. Cimabue aseguró la renovación de la pintura bizantina rompiendo con su formalismo e introduciendo los elementos del arte gótico, como el realismo de las expresiones de los personajes. Desde este punto de vista puede ser considerado como el iniciador de un tratamiento más realista de los temas tradicionales, lo que de hecho le hace precursor del realismo del Renacimiento florentino.

Cimabue entre lo Bizantino y lo GóticoCimabue entre lo Bizantino y lo Gótico

A Cimabue le corresponde, sin embargo, un paso fundamental en la transición de las figuras hieráticas e idealizadas de tradición bizantina hacia verdaderos sujetos, dotados de humanidad y emociones, que serán la base de la pintura italiana y occidental.

Cimabue entre lo Bizantino y lo GóticoCimabue entre lo Bizantino y lo Gótico

El arte de esta época comprende escenas y formas que parecen bastante planas y muy estilizadas. Cimabue fue pionero en una tendencia al naturalismo, pues sus figuras estaban representadas con sombras y proporciones más parecidas a las reales. Incluso siendo un pionero en esta tendencia, su cuadro Maestà muestra características y técnicas medievales; está considerado como obra que ejemplifica la Edad Media.

Cimabue entre lo Bizantino y lo GóticoCimabue entre lo Bizantino y lo GóticoCimabue entre lo Bizantino y lo GóticoCimabue entre lo Bizantino y lo Gótico

Sus primeras obras (crucifijos) conservan el bizantinismo: rigidez, drapeados de las telas marcados por hilos de oro (damasquinado), pero luego se desmarca de estos modelos para entroncar con la herencia de finales de la antigüedad: tratamiento más sutil, más suave, especialmente en las carnaciones; sustitución de los drapeados por pliegues profundos; y uso de un cromatismo delicado de colores sobresalientes.

Cimabue entre lo Bizantino y lo GóticoCimabue entre lo Bizantino y lo GóticoCimabue entre lo Bizantino y lo GóticoCimabue entre lo Bizantino y lo Gótico

Para culminar , es considerado como uno de los fundadores del arte moderno y se cree que fue el maestro de Giotto. Su fama se debe principalmente al hecho de que fuera elegido por Dante como ejemplo para ilustrar la naturaleza transitoria de la gloria terrena: Cimabúe creyó ser la mayor figura de la pintura de todos los tiempos, sin embargo, en la actualidad es Giotto el aclamado y su fama se ha oscurecido (Purgatorio XI 94-6).

Cimabue entre lo Bizantino y lo GóticoCimabue entre lo Bizantino y lo GóticoCimabue entre lo Bizantino y lo GóticoCimabue entre lo Bizantino y lo GóticoCimabue entre lo Bizantino y lo GóticoCimabue entre lo Bizantino y lo GóticoCimabue entre lo Bizantino y lo Gótico

No comments yet.

Leave a Comment