Facebook Twitter RSS Reset

Choque de gigantes: River 1 – 0 Boca

Esto le hace mal al fútbol: sobre el final, Maidana cabeceó a Tevez y se armó entre todos los jugadores. La violencia esta vez fue de adentro hacia afuera.

Choque de gigantes: River 1 - 0 Boca

Una locura. Triste, otra vez. Un superclásico para el recuerdo pero por lo malo. Y esta vez no fue la gente, no hubo ningún sacado como el Panadero sino que la violencia fue de adentro hacia afuera. La explosión fue a diez del final, cuando lejos de la pelota, Tevez tuvo un cruce verbal con Maidana, se le leyó en los labios el “¿qué te pasa?” y el central de River, que estaba ganando 1-0 y con dos más, no tuvo mejor idea que tirarle un cabezazo a lo Zidane en el Mundial 2006, mientras Cháavez se había cercado también a cuerpear a Jony. Apache cayó el piso y ahí se armó mal. Como en esas avalanchas de tribuna, todos los jugadores, los de ambos equipos, fueron corriendo hacia el sector del conflicto, incluso los que estaban en el banco de suplentes. Hubo agarrones, empujes y más, mientras los técnicos se metían para separar.

Si así arrancamos el año, con un superclásico tan hot en un amistoso, ¿qué queda para el futuro? Como si fuese una Copa, Boca salió bastante acelerado y pasado de rosca, sufriendo la expulsión temprana del debutante Silva. Desde el vamos hubo juego brusco, amarillas, roces, clima tenso, más que caliente. Hubo rojas y otras jugadas en las que también pudo haber expulsados. Como en el ST, cuando el Cata Díaz dejó con ocho a Boca y, no conforme con eso, se fue haciendo un gestito provocador a la gente de River, referido a cero descensos.

Esto va más allá del folclore. Esto no es de guapos sino de irresponsables. Mientras la pelea en el fútbol es porque vuelvan los visitantes, porque el fútbol se viva como hay que vivirlo, los jugadores de los dos clubes más grandes de la Argentina se agarran así, se pelean, se provocan. Y arman un escándalo gigante como el superclásico.

No comments yet.

Leave a Comment