Facebook Twitter RSS Reset

Chile: No se reconoce influencia peruana por antiguo trauma

No lo digo yo, (aunque es evidente) , lo dice el historiador chileno Gonzalo Peralta:

Chile: No se reconoce influencia peruana por antiguo trauma

Para Peralta la influencia inca fue “durante largo tiempo una supremacía, algo más incómodo aún para cierta historiografía más nacionalista o patriotera, sobre todo la del siglo XIX” (es mucho mayor a lo reconocido hasta ahora). “Yo creo que tiene que ver con la vieja pugna o enemistad de Chile con Perú”, explica, “dos países que tienen una relación ‘larga, tortuosa y compleja’, justamente porque el vínculo es ‘estrecho’, tal como ocurre en las relaciones familiares o de pareja”.



Peralta apunta que esto data desde la invasión inca y luego la Conquista, cuando desde Perú viene la invasión española (1536). Luego, durante la guerra de independencia (1810-1818), es desde Perú que llegan las tropas españolas, “en buena medida peruanos”, a reprimir el movimiento patriota. Después, la campaña del Ejército libertador que marchó a Lima (1820) fue en buena medida “una guerra contra el Perú” en su calidad de principal centro de operaciones de España en América del Sur. A eso se suma la guerra contra la Confederación Perú-Boliviana (1836-1839) y luego la Guerra del Pacífico (1879).

Chile: No se reconoce influencia peruana por antiguo trauma

Para los historiadores más nacionalistas, “las historias nacionales eran básicamente la instalación de un ideario o un destino manifiesto de unas naciones por sobre otras. Ahí la influencia peruana entraba a molestar en esa construcción cultural”, precisa.[/size]

Aunque desde el regreso a la democracia se han incorporado a la enseñanza escolar conceptos como “la multiculturalidad” y la “herencia indígena”, y se cuestiona el concepto de “descubrimiento de América”, en palabras de Peralta “no se hace énfasis en cómo pervivió (en Chile) la influencia incásica”.



Plantea que el tránsito de una cultura a otra fue mucho más fluido de lo admitido hasta ahora, y que debe haber una aceptación que vaya más allá de “unas ruinas” sin relación con la actualidad. “Lo inca se ve como unos restos mudos”.



“El tema incaico aparece como una etapa cerrada, como si la historia comenzara en 1536 con la llegada de los españoles”, dice Peralta, como si temporalmente “de aquí a acá estaban los incas, de aquí a acá los españoles. Esos cortes son muy arbitrarios, pero hay que saber cruzar esas fronteras para hacer el trabajo de conectarlas, y eso no se hace en el caso de los incas. Es un ejercicio intelectual que no se ha hecho, más que aceptar que haya habido aquí una presencia inca importante”.

Chile: No se reconoce influencia peruana por antiguo trauma

Los orígenes incas de Santiago no son un secreto entre los historiadores. “Tengo la impresión de que no se enseña en el sentido de que no se relaciona con la ciudad actual”, señala. Para Peralta se habla de algunos restos incas –como el Camino o la momia del cerro El Plomo– como si hubieran desaparecido con la llegada de los españoles. Esto también incluye nombres de origen quechua, alimentos y adelantos tecnológicos agrícolas.

“Creo que lo que falta en la enseñanza para dar un sentido de continuidad es justamente hacer la relación entre esa presencia inca, la aborigen chilena y luego la llegada española, con todas las mezclas que eso produjo”, explica.

Los propios españoles que llegaron, al venir desde Perú, trajeron consigo una fuerte influencia cultural incásica. Incluso durante las guerras del siglo XVI “vienen muchos soldados que son en realidad mestizos peruanos, así que sigue habiendo de cierto modo una influencia inca posterior”.

Chile: No se reconoce influencia peruana por antiguo trauma

Chile: No se reconoce influencia peruana por antiguo trauma

Chile: No se reconoce influencia peruana por antiguo trauma

Los españoles del Perú ya habían adoptado hábitos peruanos antiguos, como costumbres alimenticias, un idioma. Hablamos del poroto, el choclo, el camote, el uso de una vestimenta más fina, la cerámica, las construcciones con piedra. Todo eso lo traen los incas y los españoles lo absorben porque en Perú hay un mestizaje. Por eso la influencia inca tampoco acaba cuando llegan los españoles, sino que sigue de otra forma.

El historiador recuerda que los españoles arribaron con dignatarios incas, que de hecho facilitaron el asentamiento de Pedro de Valdivia en el Valle Central, ya que los habitantes locales habían tenido un contacto previo con los indígenas peruanos. Eso permitió una “fundación pacífica” de Santiago, sin conflicto, justamente gracias a la influencia inca. “Los españoles usan la burocracia y la infraestructura inca para reemplazar el poder inca por el poder español, y no tener que construir todo de nuevo”, aclara. “Si hubieran llegado a un lugar desconocido, donde no hay un idioma para comunicarse, las cosas habrían sido distintas”, afirma el historiador.

“Por ejemplo el Cabildo de Santiago, antes de entregar las tierras a Pedro Gómez en el Mapocho, del mismo modo que se entregaron a otros previamente, describe que ordenó que se averigüe primero si “estaba poblada de indios que fueron sujetos a los Ingas, señores del Perú”.

La ciudad Mapocho de los Incas, el Tawantinsuyu Sur, es descrita por Rubén Stehberg y Gonzalo Sotomayor como“tan ajena a las culturas locales preexistentes de base hortícola y cazadora-recolectora y hábitat disperso” en la zona central de Chile.

“Es muy posible que no hubiera otra similar en 500 kilómetros a la redonda y, ciertamente ninguna al sur de aquella”.

http://www.lagranepoca.com/ciencia-y-tecnologia/40540-mas-revelaciones-sobre-la-ciudad-inca-bajo-santiago-de-chile.html

Ciudad fundada por los Incas a imagen y semejanza del Cuzco tal como demuestra la investigación moderna:

Chile: No se reconoce influencia peruana por antiguo trauma

Chile: No se reconoce influencia peruana por antiguo trauma

Chile: No se reconoce influencia peruana por antiguo trauma

No comments yet.

Leave a Comment