Facebook Twitter RSS Reset

Cayó la rentabilidad y están paralizadas dos siderúrgicas

Era un desenlace esperado a raíz de la merma de la actividad de sus principales clientes, como Siderca, Siderar y Acindar pero, sobretodo, por un contexto internacional que, devaluaciones mediante, deprime todavía más la competitividad por el desfasaje de la relación peso-dólar. Finalmente llegó: Manferro y Globe Metals, las dos empresas que en Mendoza concentran la producción de ferroaleaciones, materia prima de la industria siderúrgica, apagaron sus hornos y ya comenzaron con suspensiones y licencias de alrededor de 400 trabajadores, que llegan a casi 700 con la sanjuanina Electrometalúrgica Andina.

“Las causas son la fuerte disminución de las ventas de locales y de exportación por el aumento de costos internos, la caída de la demanda doméstica y el fuerte atraso cambiario que les impide vender, por la lógica pérdida de competitividad. A esto se suman las devaluaciones que sufrieron otras monedas como el euro, el real y el yen. Ambas situaciones tornan imposible competir en el mercado externo, adonde se destina el 80% de la producción”, señaló la Cafae (Cámara Argentina de Ferrroaleaciones y Aleaciones Especiales) a través de un comunicado.

En 2012, Manferro había reactivado la antigua planta de Carbometal, en la localidad sanrafaelina de El Nihuil, y en lo que va del año había acusado recibo de la parálisis de la planta de Siderca en Campana (Buenos Aires), a donde destina alrededor del 20% de su producción. Así, la demanda mensual de 120 toneladas se redujo drásticamente (ver aparte).

Por su parte, Globe Metals (ex Stein), capaz de producir 2.200 toneladas mensuales de ferrosilicio y calcio-silicio para la industria automotriz, atravesó una situación similar que tiene en vilo a sus 150 trabajadores. Un número que trepa a 1.200 con los indirectos.

Según Delfín Rabinovich, gerente general de GM, “la situación es complicada, y aún más tras la devaluación que aplicó Brasil a su moneda. Por eso, ayudaría mucho una quita de derechos de exportación, que servían en 2002 pero hoy, para empresas que agregan valor, parece poco razonable”.

Como si fuera una red de contención provisoria, proveedores y clientes (Acindar y Siderar también abastecen de chapas para la obtención de materia prima) pactaron un precio diferencial de hasta 15%. “Es una relación colaborativa pero se entiende que ninguna empresa va a comprar de más para stockearse si no lo necesita. También sintieron la baja del ritmo”, añadió Rabinovich.

Gestiones

De hecho, con hornos que llevan casi un mes apagados y plantas paralizadas, la situación apremia. A través de Cafae, las empresas esperan una audiencia con el Ministerio de Economía de la Nación: aseguran que no se puede esperar a que el próximo Gobierno adopte alguna decisión.

Desde Cafae advirtieron que se busca “paliar en forma urgente la dramática situación, ya que están en riesgo 700 puestos directos de trabajo y 5.000 indirectos”. En el borrador aparecen varias prioridades. Además del ajuste del tipo de cambio (que se asume más improbable), están un incremento de reembolsos de exportación y un recorte de las retenciones, del 5% actual.

Si bien la problemática tiene una raíz macroeconómica y es competencia del Estado nacional, en el Ejecutivo local aseguran haber tomado cartas en el asunto.

No obstante, luego de una reunión con directivos de Manferro, el subsecretario de Industria, Martín Hinojosa, atribuyó el parate a labores de mantenimiento y adecuación de hornos, algo a lo que también se aboca Globe Metals.

Para Hinojosa, “nadie niega el efecto de la devaluación de las monedas. Todo lo que podamos hacer para ayudar a la industria local lo haremos, incluso acompañarlos en alguna gestión”.

La caída en la cotización de la materia prima, que se exporta mayormente a EEUU, México, Japón, Europa y Sudeste asiático, fue un cross a la mandíbula el último año y medio. Mientras la tonelada de calcio-silicio pasó de U$S 2.200 a inicios de 2014 a U$S 1.700, el del ferrosilicio fue de 1.700 dólares a 1.100 dólares en ese lapso, con una relación real-dólar que fue de 2,20 a casi 4.

Así, la mayoría de los trabajadores de las empresas paralizadas seguirá licenciado hasta el 30 de setiembre. Antes, empresas y el sindicato de los Químicos acordaron diferir la aplicación de la paritaria del 35%, pero resultó insuficiente para conseguir más oxígeno financiero.

Octubre no pinta distinto, por lo que los ejecutivos admiten que, sin intervención del Gobierno, estudian otro tipo de medidas como retiros voluntarios o suspensiones.

F: www.losandes.com.ar País: Argentina

No comments yet.

Leave a Comment