Facebook Twitter RSS Reset

Cartón querido amigo

Cartón querido amigo

El humilde cartón, un material utilizado principalmente como envoltorio, lucha a su manera por salir del encasillamiento al que se le ha sometido. Un potencial que se está empezando a ver en multiples facetas artísticas, creativas, artesanales que lo emplean sin miedo y aprovechan su ligereza y fuerza para hacer estructuras, muebles, medios de transporte y hasta iglesias.

Shigeru Ban es quizá el que más ha sabido sacarle provecho hasta el momento. Este arquitecto japonés es especialista en crear estructuras elaboradas principalmente con cilindros de cartón tratados con poliuretano que aportan solidez, según este artículo de El Mundo. Sus creaciones han sido especialmente útiles para proporcionar viviendas temporales que han servido de refugio para víctimas de terremotos en Haíti y Kobe.

Cartón querido amigo

A raíz del terremoto de Christchurch, la ciudad ha aprobado un plan del arquitecto para remplazar temporalmente la catedral de la ciudad con una estructura compuesta principalmente por cartón mientras se trabaja en su reconstrucción. Una vez terminada la restauración de la catedral, la iglesia de papel seguirá funcionando como un centro de culto.

Aunque está diseñada para durar 30 años, el arquitecto dice que con un buen mantenimiento puede durar más tiempo. Un proyecto realizado con un coste modesto (2 millones de euros) teniendo en cuenta la envergadura del edificio.

Cartón querido amigo

En este caso la utilización del cartón para Ban no es meramente estética, ayuda a rellenar el vacío que dejan muchos terremotos debido a la rapidez y facilidad con la que se pueden desplegar sus edificios temporales. A esto hay que añadir que durante los desastres naturales, el cartón es relativamente fácil de conseguir. Se espera que esté lista para diciembre de este año, según The Architect’s Journal.

El cartón permite además ser reutilizado cuando ya no se necesita. El pabellón japonés que realizó Ban para la Expo de Hannover en el año 2000 fue reciclado y convertido en papel al finalizar el evento.

Cartón querido amigo

En los últimos meses, un ejemplo mediático ha vuelto a poner de manifiesto el valor del papel. El artesano Israelí Izhar Gafni ha logrado fabricar una bicicleta de cartón con material que le costó 9 dólares (sin contar las horas que tardó en elaborarlo). Su creador ya piensa en su comercialización y se estima que saldrá al mercado con un precio de 60 euros.