Facebook Twitter RSS Reset

Carta abierta a la Presidenta Cristina Fernandez de Kirchner

Presidente como Usted no hay nadie. Nadie la iguala.
Carta abierta a la Presidenta Cristina Fernandez de Kirchner

Luego de leer sus tweet de fecha 26 de Septiembre y anoticiarme que Usted. -por nueva y reciente sugerencia de Zannini, su fuente e inspiración real creadora y autora del contenido, alcance, organización y diseño de su relato, y de su narrativa discursiva impostada con guión y montaje estudiado, como asimismo, de la totalidad de las ideas y maldades que luego Usted. comunica como propias-; había decidido referirse luego de 8 años al apoderamiento de lo público, que junto al Ex. Presidente Néstor Kirchner, llevo adelante en El Calafate.

En verdad, conociendo como pocos y de primera mano la lógica y el manual de la vieja Santa Cruz, su forma de concebir y ejercer el poder y todo ese pasado hoy convertido en el presente funesto y luctuoso que padecen los argentinos, que se traduce en clave de violencia política, autoritarismo y corrupción de su Gobierno; sabía que sus palabras no iban a ser utilizadas para rendir cuentas o intentar explicar difícilmente los cuantiosos y permanentes delitos cometidos por Usted desde el poder.

Sus tweet intentan desesperadamente defender a su hijo a Máximo, al cual, quienes lo conocemos de verdad, sabemos que jamás le intereso la política, que padecía la misma, y que su candidatura a diputado nacional responde a la necesidad de darle fueros: porque Usted Señora Presidente lo ha colocado en esta situación, al encargarle involucrarse en algunos de los negocios que hizó para enriquecerse de manera ilícita y indecente, como lo ha hecho desde 1987 en adelante.

Jamás pensó, y tal vez hubo razones para que así lo considere, que la Justicia comenzaría lentísima pero inexorablemente a intentar investigarla a Usted y a sus hijos.

Digo a sus hijos, porque luego de la sucesión del Ex Presidente Néstor Kirchner ambos heredaron el 50% de los bienes declarados en blanco por el Ex Presidente. Sin haber trabajado nunca ambos hoy administran esa parte de la herencia, aunque en verdad Usted y yo sabemos bien que es otra la cifra en cuestión.

Usted Señora Presidente no ha comprado terrenos fiscales como lo ha hecho cualquier hijo de vecino según intenta sugerir en sus dichos, que representan algo así como la falacia de la misericordia.

Usted ha mentido una vez más. Es cierto que nada le preocupa ya, si en verdad, su gobierno ha hecho de la mentira su única verdad.

Como Usted carece de argumentos trata de forzar a los ciudadanos a la compasión, no para contemplar las razones de una opinión, sino para sustituirlas.

Intenta trazar y generar una actitud comparativa inexistente de hechos, episodios y situaciones que solamente por escala y magnitud son incomparables, además de que sus comparaciones son trilladas, forzadas y falaces.

Usted nunca se alarmo señora Presidente de la corrupción de su gobierno y sostuvo a todos los corruptos. Claro uno sabe porque lo hizó: Usted era quién encargaba y para quién se daba esa corrupción, por ello, no se inmutaba y no hacía nada al respecto.

Su actitud para con la corrupción ha sido la que sostenía con brillantez Conan Doyle, en su cuento en Estrella del Plata, cuando se refería “al perro que no ladro en la noche porque conocía al ladrón que robo el caballo”.

Eso hace Usted Señora Presidente. Pero para intentar defenderse y más en épocas de elecciones sustituye el debate de su evidente e inocultable corrupción y lo hace señalando y escrachando a otros sin asidero.

Es el total todos roban, en el que quiere que se juegue su partido. Se sabe corrupta, pero quiere convencernos que es mejor corrupto conocido por conocer.

Usted carece Señora Presidente carece de ética y de autoridad moral como para acusar a alguién de corrupción.

Usted y el Ex Presidente Kirchner, en su gran mayoría, junto a los cuantiosos testaferros y amigos del poder, su hijo, la Ministra de Desarrollo Social Alicia Kirchner y su sobrina Natalia Mercado, la fiscal de El Calafate, se apoderaron con rapacería y ferocidad de terrenos fiscales, arrebatándoselos para sí, en forma desopilante, inaudita y vergonzosa.

Es muy mala su defensa además de mentirosa y descarada.

El Calafate es su lugar en el mundo no lo dudo.

Hoy es también penosamente la ventana de su corrupción y la de su gobierno.

Usted tiene allí, millones de razones para considerar a El Calafate su lugar en el mundo, es el lugar donde Usted no tenía bienes en 2003 al llegar al poder nacional, y hoy desde el aluvional saqueo de la tierra pública, y desde ese principal circuito de su enriquecimiento ilícito; ha montado hoteles que son una fachada, para intentar mostrar negocios en apariencia lícitos, para lavar dinero y blanquear también supuestos e inexistentes ingresos lícitos.

Todo ello, Señora Presidente para intentar justificar, como no ha podido, sus DDJJ en blanco, cuanto como he dicho su real fortuna producto del saqueo, latrocinio y devastación de su Gobierno no es 7 millones de dolares, sino 3000 veces ese monto declarado, o sea 21 mil millones de dólares.

Hasta ha llegado al colmo de la desfachatez al decir que su fortuna encuentra su origen y causa en ser una abogada exitosa. Ni era rica antes de llegar al poder ni era abogada.

Se han pagado a sí mismos durante años.

Han utilizado parte del dinero de los presupuestos nacionales de cada año para pagarse a sí mismos, girando el dinero desde el Estado hacía Empresas y desde estas a sus arcas personales, todo a costa de fabulosos y pingues negocios en desmedro de la administración pública.

Señora Presidente, ambos sabemos que no sólo han inventado alquileres de habitaciones a través de sus testaferros, sino que han facturado ingresos por pasajeros con la guía telefónica y han llevado a cuanta persona física y Empresa les sirviera para generar movimiento de gente y alguna facturación real, como Aerolíneas Argentinas y todas las reparticiones de la administración pública.

Su Gobierno ha delinquido con devoción, como nunca se vio jamás algo así en la historia de nuestro país.

La corrupción de su Gobierno ha sido macrocefálica y ha ido aumentando a diario a medida que se iba dando su permanencia en el poder.

Señora Presidente yo no le tengo miedo: alguién le tiene que decir que Usted esta desnuda y yo lo hice y lo seguiré haciendo.

Por impedir que se vele esa verdad que Usted ha intentado tapar no la he pasado bien, pero he cumplido con mi contribución al alumbramiento de un nuevo país.

Recuerdo las amenazas que en vivo me formulara el Ex Presidente Kirchner frente a su mirada vengativa y odiosa, disfrutando de las mismas. La misma cara de odio que le puso al entonces cardenal Bergoglio en la Catedral de Buenos Aires.

He vivido amenazado y teniéndome que cuidar de mi propio Gobierno en democracia.

Señora Presidente ya le he dicho públicamente que Usted debe ir presa, pero también le he dicho que Usted ya debería haber ido presa antes, y debería haber ido presa antes por los cuantiosos y graves delitos cometidos en Santa Cruz antes de 2003.

Usted Señora Presidenta ha delinquido a diario y ha cometido todos los delitos en su gama: Delitos instantáneos, permanentes, continuados, flagrantes, conexos y compuestos.

Y también ha cometido crímenes de Estado. Su Gobierno ha convertido al Estado en un Estado Criminal.

Han gobernado cometiendo más de un delito por día.

Hace 8 años, formule la denuncia penal vinculada al episodio de corrupción más escandaloso, desopilante y grotesco de su Gobierno y suyo en el poder; la compra de tierras fiscales a mansalva en El CALAFATE, mediante la cual, se apoderaron de los bienes públicos de El Calafate a precios nimios; de cuantiosas y millonarias extensiones de tierras fiscales.

Pocas veces una causa penal mostró con pruebas, detalles y contundencia la corrupción de un gobierno como la vinculada a la compra de tierras fiscales.

La corrupción de su Gobierno, – ya desde Santa Cruz-, ha sido en algunos casos, una maraña difícil de probar, por la participación de distintos testaferros, privados, sociedades, intermediarios, uniones transitorias de empresas, sociedades constituidas en el extranjero, triangulaciones y cadenas de participaciones delictivas, que pocas veces, dejaron tan evidente a sus autores, “a sus autores verdaderos”, como en este caso a Usted quién la impulsa, determina, apaña, protege y le da resguardo e impunidad, justamente porque es una corrupción dirigida y llevada a cabo desde las esferas del palacio y desde la cabeza del poder.

Esa denuncia involucraba directamente no sólo al Ex- Presidente Néstor Kirchner, sino que es, aún hoy, la única causa que la involucra a Usted en persona, directamente, personalmente y de manera contundente, justamente por episodios graves y elocuentes de corrupción llevados a cabo en su lugar en el mundo.

El enojo que Usted tiene porque hoy también su hijo es quién esta investigado es con Usted Señora Presidente.

Usted lo involucro en sus negocios. No tiene la culpa la Justicia y quiénes denunciamos la corrupción de su Gobierno. Usted es la responsable.

Se la ve muy enojada y eso no es bueno.

Nada es más peligroso que un autócrata conservador asustado. No haga locuras Señora Presidente, bastante daño ha causado ya.

Entienda que ya no tiene un poder absoluto. Ya no podrá seguir colocándose fuera de la ley y disfrutando con perversidad de la suma del poder público.

Ya no cuenta con los tres requisitos básicos con los que estaba acostumbrada a gobernar: el poder mandar sin control, cometer todo tipo de arbitrariedades sin pagar costos y robar sin ser investigados. Han Gobernado por años con esa esa trilogía.

Pero justamente su Gobierno perece por la exageración de sus propios principios.

En otros países por menos corrupción se han destituido Presidentes: Fernando Collor de Melo, Abdalá Bucaran, Fernando Lugo, y recientemente el Presidente de Guatemala Otto Perez Molina. Empero además, por hechos de corrupción insignificantes al lado de los suyos Señora Presidente: tanto Dilma Russefff como Michel Bachelet han tenido que dar explicaciones y someterse a manifestaciones populares que piden se investigue la corrupción del poder.

Por ello, Usted se empeña en solidarizarse con esos Gobiernos, y acusa de destituyentes y golpistas a quienes quieren hacer prevalecer el poder de las instituciones por el de los hombres, porque inconscientemente además se sabe golpista y destituyente y tiene miedo le hagan lo que Usted ya hizó muchas veces antes con Del Val, Acevedo, Sancho, Aburto, Villafañe y Cantín en Santa Cruz por ejemplo.

Ocho años se cumplen ya de una causa, que arranco silenciada por los medios nacionales y provinciales y por la dinámica que le impuso al país la crisis del campo, pero que sin embargo, concito la atención preeminente de la Prensa Extranjera y con razón.

La causa por la cual Usted Señora Presidente, debe aún ser investigada, tiene que ver con la compra a título personal, junto al Ex Presidente Néstor Kirchner y 50 funcionarios del FPV, de tierras fiscales dentro del ejido urbano de la ciudad de El Calafate a cifras que fueron entre $ 1,19 y $ 7,50 el metro cuadrado, sin licitación alguna, con decretos secretos, en ventas directas, e incumpliendo el procedimiento administrativo y violando todas las leyes de procedimiento en clara situación irregular y de favoritismo, sirviéndose de su investidura y su poder para ejercer negocios incompatibles con la Administración Publica a través de un feroz tráfico de influencias en su provecho y en una clara defraudación a la hacienda pública y a las arcas del Estado, abusando de su cargo y autoridad.

Junto al fallecido Ex Presidente Néstor Kirchner, Usted se hizó dar tierras -por valor de mercado de 300 millones de dólares, entre las cuales luego, revendieron al poco tiempo como denuncie y probé 2 hectáreas, en un pase de manos monumental, al Grupo Chileno Cencosud.

Probé que dichas tierras se compraron a un valor de 135.000 pesos en 12 cuotas y además con un préstamo del Banco de Santa Cruz y fueron revendidas en 2.400.000 dólares. No se hicieron mejoras algunas, ni siquiera se corto el césped y en poco tiempo cerró un negocio millonario en su provecho y beneficio.

Esas tierras pertenecían a la Fuerza Área Argentina y el Ex Presidente Néstor Kirchner y Usted Señora Presidente-usando su influencia sobre su amigo y polémico Ex Intendente de El Calafate Néstor Mendez- logró que éste les quitará esas tierras a la Fuerza Aérea ilegitimaste, sin causa alguna, en una venta por decreto, en forma directa, de trámite express y relámpago y en un procedimiento inexistente por lo irregular.

Usted Señora Presidente inauguró en la Argentina una nueva especie de clientelismo, el clientelismo vip.

La denuncia judicial efectuada por mi parte, causo mayor indignación y estupor al conocerse al poco tiempo que la fiscal de la causa es la Dra. Natalia Mercado, su sobrina Señora Presidente, la hija de la Ministra de Desarrollo Social Alicia Kirchner.

Casualmente la fiscal como su madre también habían comprados tierras fiscales.

La fiscal no pudo ser removida de la causa, pese a mi recusación y sigue en el cargo al frente a la cajoneada investigación.

Garantiza por su decisión ser el tapón y la compuerta que no habrá paso a la justicia.

Hay en el mundo un caso de una fiscal que deba investigar a sus tíos, a su madre, y a ella misma y la justicia como la de Santa Cruz la confirme en el cargo? De estas cuestiones hay que democratizar la justicia en la Argentina Señora Presidente.

Usted Señora Presidente se ha colocado desde la vieja Santa Cruz fuera de la ley. Advierto que todas sus estrategias y planes giran en torno a intentar generarse su impunidad, y no ir Presa.

Eso también les paso en 1999 en Santa Cruz, recuerda Señora Presidente.

En ese entonces Zannini los convenció de ir a la Corte, por si perdían las elecciones.

Adelantaron las elecciones a Marzo de 1999, porque sino seguramente perdían. Siempre hicieron de las leyes electorales el traje que mejor les conviene frente a cada elección, como ahora, que reimplantaron la Ley de Lemas Inconstitucional para la Gobernación.

Señora Presidente Usted deberá rendir cuenta por toda su corrupción y la justicia deberá recuperar lo robado que es mucho.

La muerte de Néstor Kirchner extinguió su responsabilidad penal personal, pero no la suya Señora Presidente.

La totalidad de la tierra pública que se hizó dar a precio vil y la de la totalidad de los funcionarios del FPV que fueron beneficiados, tienen un valor de mercado actual de 300 millones de dólares.

Señora Presidente: la investigación de toda su corrupción tomara nuevos impulsos en un tiempo más, pruebas sobran, falta quitar la protección política y judicial que impide la verdad y la justicia.

Muchas causas deberán reabrirse Señora Presidente, Usted no sabe eso quizás, pero al haberse cerrado estas por claro y aberrante fraude judicial, se podrá investigar nuevamente, todos los delitos y hechos que en los que Usted se hizó sobreseer, incluída la denuncia del fiscal Nisman y su muerte.

Algo nos ha pasado Señora Presidente también a los Argentinos desde Anillaco a El Calafate. Ustedes han creado una sociedad idéntica a si mismos y muchas de las cosas que hicieron se explican también en el silencio de quienes debían actuar y no lo hicieron.

A Usted Señora Presidente siempre le gusto Juan Manuel de Rosas y ha tratado de imitarlo mucho en verdad.

Por eso, Usted concibe el poder de la misma manera. Para Usted gobernar es mandar, es doblegar es rendir, subyugar, vencer al otro y hacer que se arrodille y acallar toda voz disidente; lo sé muy bien.

Tal vez, con esa idea del poder, piense igual que Juan Manuel de Rosas quién dijo o pensaba, según el escritor Andrés Rivera: “Demoré una vida en reconocer la más simple y pura de las verdades patrióticas: quien gobierne podrá contar, siempre, con la cobardía incondicional de los argentinos”.

Usted a través del miedo y del terror desde 1987 en Santa Cruz trabajo con ese manual que replicaron a escala nacional desde 2003.

Usted señora Presidente ha sido eficaz en hacerle creer al pueblo Argentino que la cobardía era el mejor camino para poder sobrellevar su gobierno, tanto así resulta claro esto, que hasta fuera advertido por el Propio Sumo Pontífice al decir que la “cuando la prudencia se convierte en inacción, esta se transforma en complicidad”.

Señora Presidente, le pido que lea sobre el escándalo de las tierras públicas de El Palomar, cuando por mucho menos en el año 1939 renunció el Presidente Jaime Gerardo Roberto Marcelino María Ortiz, por episodios de corrupción nimios y menores a los suyos, vinculados en ese entonces, a la compras de terrenos fiscales en el Palomar por funcionarios de su gobierno.

Señora Presidente. Los argentinos nos merecemos poder darle entrada a la realidad suprimida por su gobierno.

Pero ese es el desafió venidero del país. Los argentinos debemos salvarnos sólos.

En 2003 recuerdo que Néstor Kirchner prometió un país en serio, en 2007 Usted Señora Presidente prometió institucionalidad y diálogo y en el 2011 volvió a prometer esta vez amor, concordia y la unión de los argentinos.

En ese 2011 y luego de vestirse largo tiempo de negro, también de manera insincera, logró con éxito transformar y convertir la muerte de Néstor Kirchner en un triunfo del FPV.

Quedo claro tardíamente Señora Presidente, con su actitud posterior, que su luto también era actuado.

El verdadero luto Señora Presidente es la pena y la pena no tiene color.

Luto vive hoy el país Señora Presidente y nos sentimos avergonzados frente al mundo por la muerte de un fiscal que su único delito había sido denunciarla.

Luego de ganar las elecciones del año 2011, se vio claramente que se había disfrazado de la abuelita de caperucita y ya sin máscara, anunció que iba por todo, y quién decide en su Gobierno, le dijo al país que habían puesto la Corte para otra cosa: para avalar la autocracia.

Hoy paradojalmente vivimos en un país de locos, sin ley e instituciones y fragmentado socialmente por la violencia política, el autoritarismo y la corrupción del gobierno.

Por todo lo dicho, es claro tener que reconocerle Señora Presidente que Usted es única e inigualable. Nadie la iguala. Nadie hizó las cosas que hizó Usted antes. De eso no tengo dudas.

Si en vez, de atender a la prensa y responder preguntas, y ponerse a disposición de la justicia, sólo escracha por cadena nacional y se comunica por twitter, que hasta en eso Usted resulta trucha, por tener casi más de la mitad de seguidores truchos.

Todo es trucho y todo es mentira.

Carta abierta a la Presidenta Cristina Fernandez de Kirchner



Es que, como sostenía Lacan, la mentira siempre es integral.

Deja Señora Presidente un país peor que el que recibió.

Su gobierno será recordado con el tiempo como la irrupción del poder bruto en la política Argentina, como el poder sin moral y la década impostada.

Pero no son todas malas Señora Presidente.

Usted le deja al país una enseñanza muy importante.

Intuyo que esa enseñanza puede llegar a servir como idea general que nos ayude a cimentar el país que soñamos y la democracia que entre todos debemos solidificar en valores; habló Señora Presidente que Usted le ha dejado al Pueblo Argentino, la certeza y seguridad que: “el poder sin control siempre oprime”.

Y eso, si lo aprendemos, será muy bueno.

Dr. Alvaro Héctor de Lamadrid

Dirigente UCR

Carta abierta a la Presidenta Cristina Fernandez de KirchnerGIF

Carta abierta a la Presidenta Cristina Fernandez de KirchnerGIF

Carta abierta a la Presidenta Cristina Fernandez de KirchnerGIF

Carta abierta a la Presidenta Cristina Fernandez de KirchnerGIF


Pasate por mis post

Click en la imagen


Unete a la comunidad anti-terroristas

Click en la imagen


Pasate por mi perfil

Click en la imagen

No comments yet.

Leave a Comment