Facebook Twitter RSS Reset

Cada vez más cerca

Peñarol no jugó bien, pero fue efectivo y le ganó con lo justo sobre un River Plate duro, un rival directo. El mirasol saca pecho porque es el único líder del Clausura y lo consiguió sin Urretaviscaya.

Cada vez más cerca

PRIMER TIEMPO

Peñarol se fue al descanso 2-0 sobre River Plate, una ventaja que pareció demasiado castigo para el darsenero, que hizo méritos como para al menos igualar.

El aurinegro tuvo un mejor comienzo y se puso justificadamente en ventaja. Luego que Pacheco estrellara un balón en el caño, Gabriel Leyes hizo una buena jugada individual y definió en gran forma para poner a los 16’ el tanto de la ventaja. Peñarol había construido esa superioridad haciendo lo que más le molesta a River: quitándole la pelota.

El mediocampo hizo un trabajo a destajo para recuperar primero y para administrar el balón después. River no pudo tocar y hacer funcionar sus circuitos futbolísticos y, como contrapartida, Peñarol fue efectivo en ataque.

Sin embargo, todo cambió luego del gol. La actitud del equipo mirasol fue diferente, comenzó a perder pelotas en la mitad del terreno, River se adelantó y generó muchas situaciones de gol, las principales un tiro libre de Techera que Migliore mandó al córner, el cual ejecutó el mismo delantero darsenero y casi lo convierte en gol olímpico. El segundo palo le dijo que no.

Cuando se vislumbraba la igualdad de River, llegó el mazazo. Píriz ganó de cabeza en el área un centro desde la derecha y puso el 2-0, que le dio tranquilidad a Peñarol y apuró a un conjunto darsenero que salió con más obligaciones para el segundo tiempo.

SEGUNDO TIEMPO

River salió a la segunda mitad con un cambio de hombres y otro táctico: Alexander Rosso ingresó por Ángel Rodríguez y el darsenero pasó a un 4-3-3. Decidido al ataque, la preocupación pasó a ser de Peñarol, que fue dominado durante toda la segunda mitad.

El partido se jugó cerca del área mirasol, aunque el darsenero falló mucho en la definición. No obstante, llegó al descuento con un gol que no debió haber sido convalidado. Centro de Gorriarán, mala salida de Migliore, Rosso subió y conectó el balón con el codo, dejándoselo servido para que el “Morro” García anotara el 2-1.

River fue por el empate. Almada siguió metiendo cambios ofensivos (entraron Casas y el “Rayo” Ramírez) y Peñarol defensivos (Gianni Rodríguez y Sandoval). El final del partido se planteó, entonces, con el darsenero volcado al ataque y el mirasol jugado a un contraataque salvador.

Y en este contexto estuvo más cerca Peñarol de anotar el tercero que River de igualar. La más clara fue un gran pase de Zalayeta para el “Japo” Rodríguez, que definió por arriba.

Peñarol ganó y es el único puntero del Clausura. Fue una gran victoria, pero el hincha todavía no puede ilusionarse. El equipo no lo deja porque sigue transmitiendo sensación de fragilidad.

Fueron tres puntos ante un rival duro y directo y sin Jonathan Urretaviscaya. Eso y que se puso a ocho puntos en la Tabla Anual fue lo más positivo.

PD : Gallina deja de denunciar y dar lástima, ¿no les abren la puerta en la cueva?

No comments yet.

Leave a Comment