Facebook Twitter RSS Reset

Bullyng – La escuela no es cosa de niños

¿Qué significa “Bullying”?



La palabra “bullying” viene del inglés: “Bull” significa “toro” y el sufijo -“ing” lo torna un gerundio, que en español corresponden a las terminaciones “ando, endo”.

La traducción literal entonces sería “toreando”, y tiene que ver con la acción de hostigar y embestir.

Bullyng - La escuela no es cosa de niños

Pasado al ámbito humano, el hostigamiento permanece y el embestir se convierte en golpes y maltratos de todo tipo.

Dado que es en los centros educativos donde aparece y se desarrolla este comportamiento, “acoso escolar” resulta la mejor definición; o “buleo” para los mexicanos.

Este fenómeno de violencia es previo a las instituciones formales de educación, pero se hace cada vez más destructivo y contrario a las necesidades sociales.

A menudo la violencia encuentra una forma de canalizarse socialmente, materializándose en un mecanismo conocido de regulación de grupos en crisis: el mecanismo del chivo expiatorio.

Bullyng - La escuela no es cosa de niños

Destruir al que no es seguidor, al que se resiste, al diferente, al que sobresale académicamente, al de férreos principios morales.

En medio de un mundo que interactúa más rápido y con la influencia constante de la globalización la violencia parece estar adquiriendo mayor fuerza en el contacto diario de jóvenes, niños y adolescentes.

Pero no creamos que todo está perdido, la mejor forma de condenar a estas víctimas sería rendirnos ante la problemática del abuso y dejar que se vuelva algo común.

Como se trata, en su mayoría, de un acoso invisible para los adultos, los profesores difícilmente tendrán conocimiento de lo que está sucediendo a través de los padres. El agresor acosa a la víctima en los baños, en los pasillos, en el comedor, en el patio, reservando sus acciones durante la ausencia de mayores.

Bullyng - La escuela no es cosa de niños

En algunos casos, el acoso sobrepasa las paredes del colegio, pasando a ser telefónico e incluso por correo electrónico.

A pesar de la creencia extendida de que los centros escolares situados en zonas menos favorecidas son, por definición, más conflictivos, lo cierto es que el bullying está presente en casi cualquier contexto social.

Respecto al sexo, tampoco se aprecian diferencias, al menos en lo que respecta a las víctimas. En cambio, en el perfil del agresor sí se aprecia predominancia de los varones

Tipos de Bullying

Los profesores Iñaki Piñuel y Zabala y Araceli Oñate han descrito hasta 8 modalidades de acoso escolar, con la siguiente incidencia entre las víctimas:

Son ejemplos las prohibiciones de jugar en un grupo, de hablar o comunicar con otros, o de que nadie hable o se relacione con él, pues son indicadores que apuntan un intento por parte de otros de quebrar la red social de apoyos del niño.

Bullyng - La escuela no es cosa de niños

Se incluye dentro de este grupo de acciones el meterse con la víctima para hacerle llorar. Esta conducta busca presentar al niño socialmente, entre el grupo de iguales, como alguien flojo, indigno, débil.

  • Hostigamiento (20,9%)

Agrupa aquellas conductas de acoso escolar que consisten en acciones de hostigamiento y acoso psicológico que manifiestan desprecio, falta de respeto y desconsideración por la dignidad del afectado.

  • Manipulación (19,9%)

No importa lo que haga, todo es utilizado y sirve para inducir el rechazo de otros.

A causa de esta manipulación de la imagen social de la víctima acosada, muchos otros niños se suman al grupo de acoso de manera involuntaria, percibiendo que el acosado merece el acoso que recibe, incurriendo en un mecanismo denominado “error básico de atribución”.

  • Coacciones (17,4%)

Pretenden que la víctima realice acciones contra su voluntad.pasillo_contraluz Mediante estas conductas quienes acosan al niño pretenden ejercer un dominio y un sometimiento total de su voluntad. Proporciona a los que fuerzan o tuercen esa voluntad diferentes beneficios, pero sobre todo poder social. El niño sea víctima de vejaciones, abusos o conductas sexuales no deseadas que debe silenciar por miedo a las represalias sobre sí o sobre sus hermanos.

El “tú no”, es el centro de estas conductas con las que el grupo que acosa segrega socialmente al niño.

  • Intimidación (14,2%)

Consumir emocionalmente al niño mediante una acción intimidatoria. Con ellas quienes acosan buscan inducir el miedo en el niño.

  • Agresiones (12,8%)

  • Amenazas (9,3%)

Otras clasificaciones distinguen los tipos de acoso de forma más general, de acuerdo al tema que se utiliza para ejercer la violencia, distinguiendo



ACOSO…

  • VERBAL
  • FISICO
  • ECONOMICO
  • PSICOLÓGICO
  • ÉTNICO-RACIAL
  • SOCIAL
  • SEXUAL

¿Quiénes son los actores?
  • La víctima…

El acoso escolar al igual que otras formas de maltrato psicológico produce secuelas biológicas (expresión de genes) y mentales.

Bullyng - La escuela no es cosa de niños

Especialistas del Centro de Estudios sobre el Estrés Humano (CSHS) del Hospital Louis-H. Lafontaine de Canadá sugieren que las víctimas acosadas son más vulnerables a padecer problemas mentales como trastorno por estrés postraumático, depresión y trastornos del ánimo a medida que envejecen

  • El acosador…

En ocasiones, el niño que desarrolla conductas de hostigamiento hacia otros busca, mediante el método de «ensayo-error», obtener el reconocimiento y la atención de los demás, de los que carece, llegando a aprender un modelo de relación basado en la exclusión y el menosprecio de otros.



  • Los testigos…

No participan directamente de la violencia, pero la avalan con su presencia e inacción. Incluso muchas veces funcionan como “público” en los casos que se desarrollan con mayor impunidad.

Bullyng - La escuela no es cosa de niños

En algunos casos son instrumento del fenómeno de estigmatización secundaria conocido como “mecanismo de chivo expiatorio”: ante la descalificación del grupo social se da por hecho que la víctima es un “llorón”,”debilucho” o”nerd”.

Ante la aceptación social de tal característica, se toma como natural, el “bullying” personificado en una sola persona se hace invisible y se vuelve social.

El agresor no está entonces “por fuera” de la sociedad, no necesita dar explicaciones porque el status-quo lo avala.

Ejerce una violencia confundida con justicia, “dándole su merecido” al diferente.

Claramente, podemos extrapolar estas actitud al mundo adulto, desde el trabajo en forma de”mobbing”, pasando por el mundo criminal, hasta las relaciones internacionales.ojos y boca silenciados

Maestros y profesores, padres, vecinos y todos aquéllos que están al lado del conflicto son testigos.



Consejos para prevenir

Cuando se trata de buscar recomendaciones para evitar al bullying no se pueden dar soluciones mágicas.

Bullyng - La escuela no es cosa de niños

Conviene ser conscientes que estamos ante un fenómeno que tiene muchas causas y por tanto hay que buscar soluciones para evitarlo desde una propuesta amplia y sobre todo muy basada en el caso a caso.

Una prevención primaria sería responsabilidad de los padres

Una prevención secundaria sería las medidas concretas sobre la población de riesgo, esto es, los adolescentes (fundamentalmente, promover un cambio de mentalidad respecto a la necesidad de denuncia de los casos de acoso escolar aunque no sean víctimas de ellos), y sobre la población directamente vinculada a esta, el profesorado

Por último, una prevención terciaria serían las medidas de ayuda a los protagonistas de los casos de acoso escolar.

Y de adultos…

Un niño que ha sufrido de bullying en la etapa escolar, es más propenso a sufrir de acoso laboral cuando sea mayor.

Un adulto sigue sufriendo las secuelas del bullying y es que no podemos esperar, que si de niño recibió maltrato de pequeño, interactue de manera normal con otros adultos.

Bullyng - La escuela no es cosa de niños

Una de las secuelas más graves de sufrir bullying es el hecho de no excluirse socialmente por temor a sufrir de nuevo el maltrato, se crea entonces un resentimiento social que muy difícilmente se podrá borrar a menos que tome terapia.

Ansiedad y miedos recurrentes

En apariencia puede parecernos que un adulto ha olvidado los años en los que sufrió de acoso escolar, sin embargo esto totalmente falso, recordemos que las heridas que deja el bullying son profundas y se guardan dentro del ser humano.

La mayoría de los adultos que sufrió de bullying durante la niñez, tienden a tener mayor ansiedad y miedos recurrentes, esto se refleja en sus pocas amistades y a veces la inestabilidad en sus trabajos.

Depresión y obesidad

Entre los problemas más severos que se presenta en la época post bullying son la depresión y la obesidad, esto puede ser debido a la ingesta desmedida de comida como una manera de cubrir su tristeza, la depresión puede causar diversos problemas de salud además de la obesidad.

Se pueden presentar bulimia, anorexia, anemia, entre otras enfermedades que pueden llegar afectar gravemente la salud del adulto que sufrió bullying.



Cómo ayudar a superar el bullying en adultos

El primer paso es aceptar que se tiene un grave problema, una vez que el adulto ha aceptado que tiene un problema será momento de asistir a terapia psicológica.

Oficina Bullying adultos

De esta manera el especialista lo ayudará superar el trauma del bullying.

Bullyng - La escuela no es cosa de niños

Si el bullying fuera de gravedad, como algunos casos de acoso sexual, que incluso han trascendido amerita llevar acciones legales.

El bulllying no es solo cosa de niños.



Fuente:
http://queeselbullying.com/

No comments yet.

Leave a Comment