Facebook Twitter RSS Reset

Bosón de Higgs (la partícula de Dios)

El bosón de Higgs es un tipo de partícula elemental que explicaría cómo se origina la masa de todas las partículas del Universo. Recibe su nombre en honor a Peter Higgs quien, junto con otros físicos, propuso en 1964 el hoy llamado mecanismo de Higgs. El Bosón de Higgs constituye el cuanto del campo de Higgs, (la más pequeña excitación posible de este campo).

Las partículas elementales que interactúan con él adquieren masa, mientras que las que no interactúan con él, no la tienen. Sin masa, las partículas serían tan veloces como la luz, por lo que no habría acumulaciones, y por lo tanto tampoco átomos, y sin ellos nada de lo que conocemos: personas, árboles, planetas ni el Universo.

El 4 de julio de 2012, el CERN (Consejo Europeo para la Investigación Nuclear) anunció la observación de una nueva partícula «consistente con el bosón de Higgs», pero se necesitaría más tiempo y datos para confirmarlo.