Facebook Twitter RSS Reset

Bomba: Revelan quien desfalco CADIVI

Un nuevo “escándalo” estalla, gracias a la “investigación” realizada por un grupo de “periodistas” a quienes se les ha aguijado para obtener nombres de funcionarios o ex funcionarios del gobierno mezclado en este asunto, el caso es que los encontraron.

Resulta que entre los “querubes” que lograron amansar injustificables fortunas en paraísos fiscales panameños figuran tres individuos que vinculados a la administración del comandante Chávez y el pdte Maduro: Victor Cruz Weffer, Claudia Díaz Guillén y Adrián Velásquez Figueroa.

Desentrañemos rápidamente la trayectoria de estos personajes y sus vinculaciones con el poder:

1.- Gral Cruz Weffer: Oficial general del Ejercito Bolivariano, quien muchos recordamos por sus pocos transparentes manejos al frente del plan Bolívar 2000 a inicios de mandato del comandante, fue también comandante general del Ejército, sin embargo, al parecer sus presuntas dotes malversadoras se destacaron al frente del plan social ideado por el fallecido mandatario, vale decir que en aquella oportunidad salió por la puerta trasera y a la calladita del plan, debido al escandaloso desfalco que protagonizó con esos reales. En 2002 el Ministerio Publico abrió una investigación sobre el desfalco que culminaron en una acusación formal en 2007 (http://www.2001.com.ve/en-la-agenda/127685/victor-cruz-weffer–primer-guiso-del-gobierno-de-chavez.html) y que tuvo una especie de “resucitación” en el 2013, cuando el TSJ anuló la decisión de la Sala 2 de la Corte de Apelaciones de Caracas que avaló que se dejara sin efecto dicho proceso (http://webcache.googleusercontent.com/search?q=cache:UUIXtjMuIR4J:www.eluniversal.com/nacional-y-politica/130720/tsj-ordeno-procesar-a-jueces-por-favorecer-a-cruz-weffer+&cd=9&hl=es&c t=clnk&gl=ve). Desde entonces no se supo más sobre las “gestiones justicieras” que algunos osados fiscales llevaban y que muy probablemente gracias a los verdes que maneja el general deben estar durmiendo el sueño de los olvidados en alguna gaveta de nuestra justicia revolucionaria…..

2.- Claudia Diáz guillén y Adrian Velásquez Figueroa:

A este par de angelitos los vamos a evaluar en conjunto porque son pareja, ocuparon cargos en la administración pública de importancia (por lo menos la sra Guillén) y además es un caso reciente y que mantiene vinculaciones con altos exfuncionarios y funcionarios que aún se encuentran encamburados, especialmente los vinculados al área económica, veamos:

Díaz Guillén pasó de ser, enfermera del equipo médico del primer anillo de seguridad del comandante Chávez, a Directora de la Oficina Nacional del Tesoro (ONT) y Secretaria Ejecutiva del Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden), es decir, tesorera nacional y responsable de un fondo que llegó a manejar en sus mejores tiempos (y Díaz Guillén lo administró en esos tiempos) más de 50 mil millones de dólares.

Díaz Guillén llegó a ese cargo gracias a las gestiones realizadas por Alejandro Andrade, quien la precedió en la ONT y tuvo que abandonar ese y otros cargos debido a su responsabilidad por la quiebra de banfoandes y su vinculación en la colocación de fondos del estado en los bancos que quebraron a partir del año 2009 y que arrastró a otras entidades bancarias del estado como el Banco del Tesoro y el Bicentenario, ya que también negociaban siguiendo las instrucciones de Andrade.

Díaz ocupó el cargo como una ficha de Andrade y pronto supo capitalizar las intenciones de otro funcionario del gobierno quien inexplicablemente ha logrado conquistar diversas instancias de poder del estado venezolano: el General Rodolfo Clemente Marco Torres.

Desde la ONT y Fonden, Díaz compartió la colocación de fondos de esas instituciones junto a las que Marco Torres hizo con las del Banco de Venezuela, del Tesoro y Bicentenario en bancos europeos y que presuntamente sirvieron para realizar una triangulación que le permitiera al gobierno venezolano contar con divisas convertibles en bolívares para la campaña electoral del año 2012, todo con la anuencia del Banco Central de Venezuela; en esta operación requirieron el apoyo de intermediarios financieros para viabilizar las operaciones y es aquí donde entran los “revolucionarios servicios” de Raúl Gorrín, quien desde entonces y por obra y gracia del “espíritu andrade” pasa de ser un desconocido abogado en el “dueño” de un emporio que va desde seguros la vitalicia hasta globoletrina. Importante es aclarar que las informaciones filtradas hace poco más de un año en las que se acusaba al actual ministro de alimentación y a Andrade como titulares de cuentas en el branch suizo del banco HSBC, no son más que las cuentas que poseían la ONT y el banco del tesoro en ese banco y que ambos, como Directores de esas instituciones debían figurar como sus titulares, es decir, se trata de cuentas totalmente lícitas y de carácter oficial. A diferencia de otros personajes vinculados con la oposición, como Luis Manuel Esculpi quien sí poseía cuenta personal en ese banco extranjero.

Ahora bien, realizada esta digresión, volvamos a nuestros personajes; el otro funcionario vinculado en el caso es Adrián Velásquez, esposo de Díaz Guillén, ex oficial del Ejército, quien alcanzó el grado de capitán y llegó a trabajar como agente de seguridad en el primer anillo del comandante, para luego pasar a engrosar la nómina de la Corporación de Abastecimientos y Servicios Agrícolas (CASA), justo durante la administración del General Marco Torres, justo antes de que este oficial volviera a asumir puestos de relevancia en el área económica.

Velásquez se encontraba hasta hace unos meses en la condición de presunto desertor en el parte de personal militar del Ejército, ya que luego de la salida de su esposa al frente de la Tesorería y Fonden (donde simultáneamente a los guisos que cocinaba, implementó una fuerte campaña “evangelizadora” del personal a su cargo), y de Andrade del gobierno, presuntamente salieron del país para instalarse en una isla del caribe y eventualmente pasan sus días entre la ínsula, Panamá y Miami.

De acuerdo a versiones publicadas muy convenientemente por medios de la derecha nacional e internacional, los esposos Velásquez- Díaz Guillén, estarían no solo vinculados a la red de evasión fiscal, lavado de capitales y robo del patrimonio nacional, sino que presuntamente también figuran en la composición de empresas de maletín en República Dominicana y Panamá (http://www.univision.com/noticias/papeles-de-panama/un-matrimonio-cercano-a-chavez-termino-con-empresas-en-paraisos-fiscales-y-cuenta-en-suiza)

No resulta extraño que los aparatos de propaganda de la derecha estén tras la pista de estos personajes, ya que por su estrecha vinculación con altos funcionarios y exfuncionarios del estado venezolano, y por su protagonismo en el desempeño de funciones del estado son un pretexto apetecible para seguir acusando al gobierno nacional de “nido de hampones y narcotraficantes” y como desgraciadamente la tan cacareada “lucha contra la corrupción”, no toca a los “hijos de Chávez”, sino a chivos menores, se estimula no solo este tipo de señalamientos, sino además la ampliación de los márgenes de descontento y desconfianza que esta impunidad produce en el seno de la población contra su gobierno.

Me gustaría sin embargo, que estos medios también indagaran cómo Juan Carlos Escotet ha logrado tener varios bancos en los EEUU, España, Panamá, Colombia y República Dominicana, o como Victor Gil y Víctor Vargas han logrado logró posicionar a Fondo Común y BOD/Corp Banca respectivamente, entre las entidades más importantes del sector privado bancario nacional…

No comments yet.

Leave a Comment