Facebook Twitter RSS Reset

Bomba Alaska

Bomba Alaska

Bomba Alaska

Un postre muy típico de los países nórdicos, en donde el verano casi no se asoma. Puede que sea una preparación más invernal, sin embargo a mi me apetecen siempre los postres tibios, mejor aún si de helados se trata.

Este postre combina la frialdad y suavidad del helado con la cubierta caliente del merengue horneado. El helado no se derrite gracias a que la clara de huevo es muy mala conductora de calor y funciona como elemento aislante. Su presentación me parece también muy bonita, se puede incluso poner a la mesa en una porción grande como de torta y en el centro flamear coñac para que parezca un verdadero volcán, es toda una ovación.

En esta ocasión he optado por lo sencillo y lo individual y ha tenido también un excelente resultado. Fácil y rápido, se prepara con antelación y sólo se hornea minutos antes de servir.

Ingredientes para 4 porciones:

1 porción de chili-brownie (u otro bizcocho a gusto)

Helado de vainilla

2 claras

125 grs de azúcar

Cortar el brownie en trozos redondos que entren en los platos de horno que se usarán (utilicé moldes de tartitas), colocar encima una bola grande de helado de vainilla.

Llevar al congelador hasta que la bola esté bien dura (unos 30 minutos).

Batir las claras a punto de nieve e ir agregando de a poco el azúcar, conseguir un merengue duro.

Cubrir cada bola de helado con el merengue, llevar al congelador cada platito por mínimo 1 hora.

Al momento de querer repartir el helado, se calienta el horno a 220° con el grill incorporado, se introducen los postres y se deja por 2 minutos o hasta ver el merengue doradito.

Servir de inmediato.

Bomba Alaska

Como se aprecia en la foto, el interior estará tibio y blando y el merengue gratinado.

Es un postre que tiene una mezcla de sabores perfecta, a todos les gustará.

Que lo disfruten

No comments yet.

Leave a Comment