Facebook Twitter RSS Reset

Bolivia se quiere matar! Chile da salida al mar a Paraguay

Bolivia se quiere matar! Chile da salida al mar a Paraguay

En medio de la demanda boliviana ante La Haya, Chile y Paraguay han llevado adelante un proceso de acercamiento y colaboración que permitirá a los paraguayos instalar una zona franca en Antofagasta y mejores accesos a puertos chilenos. Esto, sumado a la construcción de un corredor bioceánico que unirá el sur de Brasil y el norte chileno.

Chile abre una salida al mar para Paraguay

Bolivia se quiere matar! Chile da salida al mar a Paraguay

En medio de la demanda boliviana ante La Haya, Chile y Paraguay han llevado adelante un proceso de acercamiento y colaboración que permitirá a los paraguayos instalar una zona franca en Antofagasta y mejores accesos a puertos chilenos. Esto, sumado a la construcción de un corredor bioceánico que unirá el sur de Brasil y el norte chileno.

Bolivia se quiere matar! Chile da salida al mar a Paraguay

Los 46 años de abandono parecen no haber hecho mella en él. La estructura de ladrillo y y fierro de 1.750 metros cuadrados, emplazada al interior del puerto de Antofagasta, se ve en buen estado de conservación y lista para su uso. Sólo la pintura deslavada por el sol del letrero colgado sobre las puertas del bodegón da cuenta del largo tiempo que había pasado en el olvido. “Depósito Franco-Paraguayo”, reza la frase pintada junto a las banderas ya decoloradas de Chile y Paraguay.

A Rigoberto Gauto, viceministro de Relaciones Económicas e Integración de la Cancillería paraguaya, parece no importarle el pequeño detalle y se le ve feliz mientras posa para las fotografías bajo el viejo letrero, al término de la visita inspectiva que hizo el miércoles pasado a las instalaciones portuarias. “Paraguay tiene una enorme expectativa porque Antofagasta se convierta en nuestra puerta de salida al Asia-Pacífico”, dice a Reportajes el embajador Gauto.

El depósito, construido en el marco de un convenio firmado en 1968, pero que no había sido utilizado, es sólo la punta de lanza de un proyecto mucho más ambicioso y que incluye la cesión a Paraguay de un terreno costero para el funcionamiento de la primera zona franca extranjera en territorio chileno, en la que se permitirá la instalación de industrias paraguayas.

El mes pasado, la Cancillería chilena solicitó al Ministerio de Bienes Nacionales que incluyera la entrega de un terreno a Paraguay en el decreto que esa cartera emitirá en los próximos días y que establece la cesión al Puerto de Antofagasta de 37 hectáreas en la zona de La Negra, a 14 km de la ciudad de Antofagasta. Después, Chile deberá delimitar la extensión exacta del terreno que ocupará la zona franca paraguaya.

Todo esto sumado a la construcción del corredor bioceánico ferroviario carretero que unirá el sur de Brasil, Paraguay, el noroeste argentino y el norte de Chile. Es el llamado “Eje Capricornio”, porque pasa por el trópico de ese mismo nombre.

La carretera se extendería desde la ciudad de Campo Grande, capital de estado brasileño de Mato Grosso del Sur, una de las principales zonas productoras de soya y carne; atravesaría Paraguay, la provincia argentina de Salta, para cruzar a Chile a través de los pasos de Jama y Sica, lo que permitiría acceder a los puertos de Antofagasta, Mejillones e Iquique.

Durante la primera quincena de noviembre próximo, en tanto, partiría el primer tren de carga entre Antofagasta y Salta, tras los acuerdos alcanzados entre la empresa privada chilena Ferronor y la estatal argentina Belgrano. En Chile, destacan el apoyo que dio a este acuerdo el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, uno de los nombres que suenan con fuerza como futuro canciller de ganar las elecciones presidenciales el oficialista Daniel Scioli.

“Esto es un buen ejemplo de cómo se puede pasar de ser un land lock country a un land link country. El hecho de ser un país sin litoral es una desventaja y un desafío, pero también una posibilidad. Un gran ejemplo de esto es Suiza, que es el punto que une a Europa en el comercio y las finanzas”, señala Gauto.

Contrapunto con Bolivia

En medio de la demanda boliviana ante la Corte de La Haya para obligar a Chile a negociar de buena fe una salida soberana al mar y de la agresiva campaña comunicacional del gobierno de Evo Morales, los acercamientos de Chile y Paraguay adquieren una importancia estratégica.

“Lo que hacemos con Paraguay nos parece la forma adecuada de aprovechar las facilidades que se otorgan a un país sin litoral pero que busca transformarse en un eje de integración regional. En ese sentido, hay una evidente diferencia en la aproximación de Bolivia y Paraguay, que forman parte del Programa de Acción de Viena de países en desarrollo sin litoral, y demuestra que cuando se aprovechan las facilidades de libre tránsito, siempre se encontrará una respuesta abierta y constructiva de Chile. Imagínese lo que podría aprovechar Bolivia, que tiene un régimen que es aún más ventajoso”, afirmó el canciller Heraldo Muñoz.

Bolivia tiene abandonado hace 23 años un enclave portuario en Ilo (Perú), no ha sacado provecho en los acuerdos suscritos con Brasil, Argentina y Uruguay para el uso de puertos en el Atlántico y subutiliza los puertos soberanos que posee en la hidrovía Paraguay-Paraná, en las localidades de Puerto Bush y Puerto Aguirre. Además, puso obstáculos que han impedido la concreción de un corredor bioceánico a través de territorio boliviano que uniría el puerto brasileño de Santos con Arica e Iquique. El gobierno de Morales exigió que el transporte de carga en territorio boliviano fuera realizado en forma exclusiva por camiones bolivianos.

Según cálculos de la Direcon, son cerca de 65 millones de toneladas anuales las exportaciones de Brasil a mercados del Asia-Pacífico (un 56% del total de sus exportaciones), las que se suman a 9,58 millones de toneladas de productos agropecuarios paraguayos que ahora salen por puertos brasileños. El corredor bioceánico permitiría sacarlos por puertos chilenos, reduciendo los tiempos y costos de transporte. Asimismo, la estrategia está en línea con el concepto de convertir a Chile en un “país puerto-país puente” para los países de la región y con la idea de la convergencia entre los bloques de la Alianza del Pacífico y el Mercosur.

En noviembre pasado hubo una reunión entre Cancillería y el MOP para definir las prioridades en infraestructura e integración. Con Brasil se fijaron el “Eje Capricornio” y el corredor Porto Alegre-Coquimbo. Este último implica la construcción del túnel de Aguas Negras en la Cordillera de los Andes.

Desde entonces, la Cancillería chilena instruyó a los embajadores en Brasil, Paraguay y Argentina hacer gestiones a nivel de gobiernos, gremios empresariales y de transporte para impulsar estas iniciativas. Los esfuerzos rindieron fruto en abril pasado, en una reunión en Santiago a la que asistieron representantes de los cuatro países sudamericanos involucrados en el “Eje Capricornio”. En esa cita quedó en evidencia el retraso que tiene Paraguay en materia de infraestructura. Por lo mismo, Chile, a través de la Agencia de Cooperación Internacional, inició un proceso de asistencia técnica y de capacitación a funcionarios del Ministerio de Obras Públicas en el diseño de procesos de licitación y construcción de redes viales.

En mayo, dentro de la estrategia para hacer frente a la demanda boliviana, el ex mandatario Ricardo Lagos se reunió en Paraguay con el Presidente Horacio Cartes. Hablaron de Bolivia, también sobre la idea de convertir a Paraguay, un país mediterráneo, en eje central de la integración Atlántico-Pacífico. Poco después, la Cancillería creó la Dirección de Corredores Bioceánicos, bajo el mando del diplomático Fernando Velasco, para coordinar los esfuerzos de los ministerios de Obras Públicas, Transportes y RR.EE. en esta materia.

El encuentro entre Lagos y Cartes fue el paso previo a la visita que hizo la Presidenta Michelle Bachelet a Asunción en agosto pasado y en la que se firmaron los acuerdos que permitirán hacer realidad, tras 46 años, la salida al mar a Paraguay a través de este depósito y la zona franca en Antofagasta.

No comments yet.

Leave a Comment