Facebook Twitter RSS Reset

Boca jugó mal y aburrió a todos

Boca jugó mal y aburrió a todos

El Aurirrojo y la Lepra mendocina ofrecieron poco en la calurosa tarde de ayer en el “Leoncio Benítez”. Partido chato para otra muestra del mal presente futbolístico del elenco correntino, que quedó a seis de los que van al Reducido.

Aburrido por donde se lo mire y mal jugado por ambas partes. Eso fue lo que ofrecieron Boca Unidos e Independiente Rivadavia de Mendoza ayer al igualar en cero en uno de los cotejos que dieron continuidad a la 27ª fecha del torneo de la B Nacional.

El partido se disputó en el reducto principal del predio deportivo “Leoncio Benítez” con un temperatura atípica para esta época del año que rozó los 30 grados a las 15.30, hora de inicio del compromiso. Quizás la “térmica” o simplemente el pobre presente de ambos conjuntos justificaron el mal espectáculo visto ayer, tanto que no más de cuatro situaciones en la parte inicial, y otro par en el complemento, fueron lo más relevante entre el Aurirrojo y la Lepra.

Boca Unidos hizo frente a este compromiso con varias bajas entre lesionados y suspendidos, incluso antes del cotejo perdió a Martín Fabro por una dolencia, y con un equipo diezmado, con muchos juveniles, entre los titulares y en el banco hizo frente a este compromiso.

En la primera parte del juego era Independiente Rivadavia l que tomaba la iniciativa ante un aurirrojo que se mostraba carente nuevamente en el medio. Pese a manejar mejor la pelota la Lepra no generaba demasiado e inquietó en no más de tres oportunidades al arquero Fabricio Henricot que custodió el arco correntino ante la lesión de Gastón Sessa. La primera llegó apenas pasados los 10 minutos cuando Agustín Sanfilippo sacó un remate de media distancia que se fue apenas desviado.

Pasaron casi 10 minutos más de juego para volver a tener una aproximación en las áreas. Y sería para el local, que en una buena remontada de Leonardo Baroni por la izquierda, mandando un centro al área, encontraría la cabeza de Joel Vargas que exigió al 1 mendocino Maximiliano Scapparoni.

Luego llegarían dos nuevos sacudones para Boca Unidos, ambos por sendos remates de Daniel Imperiale que por muy poco no puso en ventaja a los de Mendoza. La primera situación llegó tras un largo centro, con mala salida de Henricot, que el volante encontró y remató alto. Unos minuto después, el mismo Imperiale sacó un remate cruzado que rozó el palo izquierdo correntino.

Cayó el telón de la parte inicial y el Aurirrojo mostraba incertidumbre frente a un rival que hizo un poco más.

Para el complemento, Ricardo Rodríguez mandó a Julio Montero al campo para recuperar juego en el medio. La variante no dio resultados, porque Boca Unidos seguía siendo un equipo intrascendente.

La visita tampoco ofrecía mucho, y así hubo que soportar un partido donde todo pasaba en el medio entre imprecisiones y faltas.

Media hora de la parte final pasó para que se dé la primera aproximación a las áreas. Y esa primera chance sería la más clara del partido para el visitante: tras un córner, Imperiale rozó el balón dejando sin reacción a Henricot pero la pelota, que tenía destino de gol, encontró en su trayecto a Emanuel Olivera que rechazó en la línea evitando la caída del arco correntino.

En la última pelota del partido, Boca Unidos tuvo su única chance clara del complemento, y el epílogo de una acción iniciada desde el medio entre Diego Sánchez Paredes, Germán Herrera y Baroni, para que este último mande un centro al corazón del área, haya un rechazo de la defensa mendocina, y el rebote lo tome Montero para sacar un remate que se fue apenas por sobre el travesaño.

Se terminó el cotejo y para el aurirrojo fueron dos puntos más perdidos en casa, y la continuidad de una sequía futbolística que lo aleja cada vez más del objetivo, llegar a los puestos de clasificación para el reducido y aspirar al segundo ascenso a Primera División.

No comments yet.

Leave a Comment