Facebook Twitter RSS Reset

Bob Marley, el último 10

Bob Marley, el último 10

La isla de Jamaica ha hecho ruido en el mundo deportivo por sus velocistas como Usain Bolt, y en épocas anteriores con Arthur Wint o Donald Quarrie, también campeones olímpicos, aunque el deporte más popular en la isla caribeña es el cricket. Jamaica incluso ha producido algunos de los jugadores de cricket más famosos a nivel mundial; y en cuanto el deporte uno de los episodios jamaiquinos más recordados fue protagonizado por el equipo de bobsleigh que representó el país en las Olimpiadas de Invierno en 1988.

Bob Marley, el último 10

Lejos del deporte, sin embargo, la figura más emblemática de Jamaica es Bob Marley, quien hace un par de días cumplió 35 años de su muerte. Pero su imagen y sonido legendario tampoco están tan alejados del deporte.

Bob Marley le dio uno de los sellos definitivos y más característicos de la isla a nivel mundial. Marley se convirtió en la voz del reggae a nivel mundial, un estilo musical con genealogía que nos llevaría hasta los ritmos caribeños del calipso y mento, además del jazz y el R&B original que condujo al a movimientos musicales más propios de Jamaica como el ska y el rocksteady. Éstos florecieron en la década de los 60 con nombres como Prince Buster, The Maytals y Alton Ellis. Pero fue el reggae y la aparición de The Wailers conformado por Peter Tosh, Bunny Wailer y por supuesto, Bob Marley que le dieron su sonido resonante, del caribe para el mundo. Con los años Bob Marley se convirtió en una figura trascendente, un ícono y una voz fuerte con estatutos políticos y sociales. Pero también aparecía seguido con un balón de futbol.

Hay numerosas imágenes de Marley y los Wailers en el campo o en el descanso pero con un balón cercano. El futbol fue un producto más de la colonia inglesa que le había arrebatado a España la isla a mediados del siglo diecisiete. Y aunque el cricket tomó más forma en la isla, Marley adoptó el futbol, convirtiéndose en un fanático del club Santos de Brasil y por supuesto de Pelé.

Marley incluso contrató a un histórico futbolista de Jamaica, Alan “Skill” Cole, como el mánager de sus giras en la década de los 70, y no hay duda que terminó ayudando a mantener viva la cultura del futbol mientras viajaba por el mundo en sus giras.