Facebook Twitter RSS Reset

Bitbank: la “mina” secreta en China

En las afueras de un diminuto pueblo en China hay un edificio misterioso donde puedes tener una mirada al futuro.

Solo un puñado de personas sabe lo que ocurre en el interior de esta estructura.

Se trata de una de las más grandes “minas” de bitcoin en el mundo, donde se procesan más de US$8 millones en moneda digital al año, gracias a la resolución de complicados algoritmos.

Luego de años en las sombras, el creador de Bitcoin revela su identidad

Un lugar secreto

La localización de las “minas” o centros de procesamiento de operaciones con bitcoins siempre es confidencial.

En este caso, la ubicación es un absoluto secreto, porque aunque el gobierno de China no está oficialmente a favor o en contra del dinero bitcoin, estamos hablando de una enorme suma de dinero que se encuentra fuera del control oficial.

En el pasado China fabricaba cosas simples, como ropas y zapatos. En el futuro utilizaremos tecnología para elaborar los productos”

Chandler Guo, dueño de Bitbank

La mina se encuentra en un punto tan alto de una montaña que debes traer tu propia bombona de oxígeno, y las señales de los celulares desaparecen entre los valles y montañas que la rodean.

Las comunicaciones se mantienen gracias al wifi, por lo que las videollamadas y los chats de las aplicaciones son los medios de comunicación que funcionan.

Este es el territorio de Chandler Guo, dueño del Bitbank y emprendedor del bitcoin.

Una nueva clase

Guo personifica la nueva clase adinerada de China.

Su familia administraba una granja, pero luego se hicieron ricos y él decidió invertir en bitcoin.

Así transformó un pueblo somnoliento en una potencia económica del dinero virtual.

Chandler GuoImage copyrightDANNY VINCENT

Image caption

Chandler Guo transformó un pueblo somnoliento en una potencia económica del dinero virtual.

“En el pasado China fabricaba cosas simples, como ropas y zapatos. En el futuro utilizaremos tecnología para elaborar los productos”, comenta.

Los mineros

En las paredes de la mina hay cientos de estantes para computadoras.

Un grupo de trabajadores vive en el sitio, predominantemente hombres que antes eran granjeros o son recién graduados.

Hay dormitorios que albergan unas seis personas. En el piso encuentras laptos regadas por doquier, y las paredes están cubiertas de afiches de bandas masculinas chinas de música pop.

Uno de los habitantes de la mina es Fang Yong, universitario de 21 años de edad, que tiene aproximadamente un año trabajando aquí.

Yong pasea por el pueblo en su bicimoto y, a pesar de su origen rural, viste con un estilo muy urbano.

El joven está consciente del potencial de este dinero digital.

Trabajadores de la mina de bitcoinsImage copyrightDANNY VINCENT

Image caption

Algunos de los trabajadores duermen en el sitio.

“Todos dicen que esta tecnología va a tener una influencia tremenda en todo el mundo“, señala Yong.

Los mineros son premiados con dinero digital por resolver problemas criptográficos que validan transacciones con bitcoin alrededor del mundo.

Cada vez que un algoritmo es resuelto, un “bloque” es agregado a una cadena de registros, convirtiéndose en una suerte de libro virtual donde queda constancia de cada operación efectuada y verificada.

Dependiendo de la tasa de cambio del momento, un bitcoin puede valer aproximadamente US$450. “En un día procesamos 50 bitocins”, comenta Yong. “Esta es una máquina que nunca duerme”.

El potencial de la mina

Guo comenzó su operación hace solo dos años, y minas como las de él han experimentado un crecimiento explosivo desde entonces.

“Hace dos años el trabajo de las minas chinas representaba 40% de esta actividad en el mundo. En este momento ya representa 70%. Por ello lo que hacemos aquí es muy importante”, explica.

Hasta ahora Guo posee dos minas en China, y está construyendo lo que él llama la más grande del mundo, capaz de producir más del 30% de todo el bitcoin que se utiliza globalmente.

También está desarrollando una aplicación con la cual pueda procesar las operaciones con moneda digital desde un teléfono inteligente o una tableta.

¿Capital del dinero digital?

En su opinión, China probablemente se convierta en el centro del universo para el dinero digital.

Trabajadores en la mina de bitcoinImage copyrightDANNY VINCENT

Image caption

Jóvenes recién graduados o exagricultores resuelven complicadas operaciones matemáticas.

No obstante, hay mucha competencia por ese título.

Una parte importante de la población china ya utiliza otro tipo de monedas digitales, como por ejemplo Alipay o WeChat.

Adicionalmente, el gobierno de ese país anunció recientemente su interés en desarrollar una moneda digital oficial.

También está la posibilidad de que minas organizadas como las de Guo amenacen el futuro de este tipo de monedas.

Al menos, esa es la visión de uno de los más conocidos promotores de bitcoin, Mike Hearn, quien en enero pasado advirtió que “el experimento había fracasado”.

Hearn argumenta que la prominencia de minas en China significa que la mayoría de las transacciones con bitcoins en el mundo son verificadas en ese país. Eso entorpece el flujo de las operaciones, debido a que ahí la conexión a internet es lenta.

Eso acabaría con el potencial del bitcoin.

Frente a ese escenario Guo se muestra displicente. Para él el futuro está lleno de optimismo, y confía en que el bitcoin se establezca como medio de pago.

“Para mí es como una suerte de libertad. Todo el mundo puede utilizarlo en cualquier lugar. No pertenece a un país en especial. Cruza todas las fronteras. Nos pertenece a todos”.

No comments yet.

Leave a Comment