Facebook Twitter RSS Reset

Bienvenida a la derecha 2

Una universitaria cursaba el último año de sus estudios. Como suele ser frecuente en el medio universitario, la chica pensaba que era de izquierda y, como tal, estaba a favor de la distribución de la riqueza. Tenía vergüenza de su padre, un empresario exitoso.

Él era de derecha y estaba en contra de los programas socialistas. La mayoría de sus profesores le habían asegurado que la de su papá era una filosofía equivocada. Por lo anterior, un día ella decidió enfrentar a su padre. Le habló del materialismo histórico y la dialéctica de Marx tratando de hacerle ver cuán equivocado estaba al defender un sistema tan injusto. En eso, como queriendo hablar de otra cosa, su padre le preguntó:

-¿Cómo van tus estudios?

-Van bien – respondió la hija, muy orgullosa y contenta

-Tengo promedio de 9, hasta ahora. Me cuesta bastante trabajo, prácticamente no salgo, no tengo novio y duermo cinco horas al día, pero por eso ando bastante bien y voy a graduarme en tiempo.

Entonces el padre le pregunta:

-Y a tu amiga Melisa, ¿Cómo le va?

-Bastante mal.

-Melisa no se exime porque no alcanza el 6, apenas tiene 4 de promedio.

Pero ella se va a bailar cada semana, pasea, fiesta que hay está presente, estudia lo mínimo y falta bastante… no creo que se reciba este año.

El padre, mirándola a los ojos, le respondió:

– Entonces habla con tus profesores y pídeles que le transfieran 2.5 de los 9 tuyos a ella. Esta sería una buena y equitativa distribución de notas porque así las dos tendrían 6.5 y se graduarían juntas.

Indignada, ella le respondió:

¡¿Estás borracho…?! ¡Me rompo el c…. para tener 9 de promedio! Te parece justo que todo mi esfuerzo se lo pasen a una vaga, que no se esfuerza por estudiar! Aunque la persona con quien tengo que compartir mi sacrificio sea mi mejor amiga… ¡¡No pienso regalarle mi trabajo!! Su padre la abrazó cariñosamente y le dijo: ¡Bienvenida a la derecha!

Este cuento como usted verá sin mucho esfuerzo es una absurda manipulación que predispone a las personas poco reflexivas a tomar posición asumiendo que la derecha esta bien, pero si uno parte de una premisa equivocada llegará sin dudas a una conclusión igualmente equivocada, ¿porque? en este caso es simple, nunca se plantearia algo así por nadie coherente, si alguien que tiene todas las posibilidades para estudiar las dilapida es su elección, pero lo que se pretende lograr cuando hay un enfoque social es por ejemplo que si a esta misma chica el padre le pidiera que compartiera sus notas con alguien que no puede tener mejor desempeño porque tiene que trabajar para poder estudiar, vive lejos y no tiene movilidad propia ya que lo que gana no le alcanza mas que para vivir y estudiar como puede, es de suponer que podria haber aceptado compartir sus notas con quién no tiene tantas posibilidades.

Pero como dice el titulo del post “bienvenida a la derecha” donde ni tu padre va a dejar de manipularte para que hagas lo que ellos quieren ademas torciendo las cosas para justificar su individualismo, inmoral, mentiroso e inhumano que hace que personas como estas acumulen muchisimo más de lo que necesitan, haciendo todo lo posible para seguir robandoles lo que les corresponde a los demás lo que les corresponde por ser humanos.

P.D: No pongo moraleja porque es una aberrante manera que se a tenido desde hace mucho para hacerte pensar lo que ellos quieren. y sí, es mucho menos que moral.

No comments yet.

Leave a Comment