Facebook Twitter RSS Reset

Beneficios del coco, aceite de coco, sus productos derivados

Beneficios del coco, aceite de coco, sus productos derivados

El coco (Cocos nucifera), recientemente uno de mis alimentos preferidos, amado por todo el mundo, provee una fuente nutritiva de carne, jugo, leche y aceite que ha alimentado y nutrido poblaciones de todo el mundo por generaciones.

Beneficios del coco, aceite de coco, sus productos derivados

En muchas islas el coco es un alimento principal en la dieta y proporciona la mayoría de los alimentos consumidos. Casi un tercio de la población mundial depende del coco, hasta cierto punto, para su comida y su economía. Entre estas culturas el coco tiene una larga y respetada historia.

Beneficios del coco, aceite de coco, sus productos derivados

El coco es altamente nutritivo y rico en fibra, vitaminas y minerales. Es clasificado como un alimento funcional, porque provee una gran cantidad de beneficios de salud más allá de su contenido nutricional. El aceite de coco es de especial interés porque posee propiedades curativas mucho más allá de cualquier otro aceite dietético y es utilizado extensivamente en la medicina tradicional entre las poblaciones asiáticas y del pacífico. Los isleños del Pacífico consideran el aceite de coco como la cura para todas las enfermedades. La palma de coco es altamente valorada por ellos como fuente de alimento y medicina, por eso se le llama “El Árbol de la Vida”.

Beneficios del coco, aceite de coco, sus productos derivados

Sólo recientemente la ciencia médica moderna está descubriendo los increíbles secretos curativos del coco. Por eso siempre, para mi uso personal, me baso más en conocimientos ancestrales en vez de estudios científicos u opiniones de doctores. Lo que estas culturas saben, por miles de años, basado en experiencia y práctica, “nosotros” sólo ahora lo estamos reconociendo.

Beneficios del coco, aceite de coco, sus productos derivados

Por eso es que cuando leo sobre el Fo-Ti (He Shou Wu), por ejemplo, utilizado principalmente en la medicina tradicional China (una medicina practicada por más de 5,000 años) como solución para la pérdida del cabello y restablecer la vitalidad del hombre, no necesito confirmación de ningún sistema de la medicina moderna, pero para mantenerme al día con mis lectores, siempre comparto y compartiré la mayoría de estudios y fuentes posible para los que sí les interesa.

El coco en la medicina tradicional

Beneficios del coco, aceite de coco, sus productos derivados

Personas de diferente culturas alrededor del mundo han venerado el coco como una fuente invaluable de ambos: comida y medicina. En la medicina tradicional, alrededor del mundo, el coco es utilizado para curar una gran variedad de problemas de salud, incluyendo los siguientes: abscesos, asma, calvicie, bronquitis, moretones, quemaduras, resfriados, estreñimiento, tos, hidropesía (retención de líquidos en los tejidos), disentería (diarrea grave con sangre), dolor de oído, fiebre, gripe, gingivitis (inflamación y sangrado de las encías), gonorrea, menstruación irregular o dolorosa, ictericia (coloración amarillenta de la piel), cálculos renales (piedra), piojos, desnutrición, náuseas, erupción cutánea, sarna, escorbuto, infecciones de la piel, dolor de garganta, hinchazón, sífilis, dolor de muelas, tuberculosis, tumores, fiebre tifoidea, úlceras, dolor de estómago, debilidad, y heridas.

El coco en la medicina moderna

Beneficios del coco, aceite de coco, sus productos derivados

La medicina moderna ya está confirmando el uso del coco para tratar muchas de las condiciones y enfermedades mencionadas arriba. Estudios publicados en revistas médicas muestran que el coco, de una forma u otra (la carne, el agua, el aceite, etc.), puede proveer un gran rango de beneficios de salud. Algunos de ellos se resumen a continuación:

Mata los virus que causan la influenza, herpes, el sarampión, hepatitis C, el SARS, el SIDA y otras enfermedades.

Mata las bacterias que causan las úlceras, infecciones de garganta, infecciones del tracto urinario, enfermedades de las encías y las caries, la neumonía y la gonorrea y otras enfermedades.

Mata hongos y levaduras que causan candidiasis, tiña, pie de atleta, el tordo, la dermatitis del pañal, y otras infecciones.

Mata o Expulsa las tenias (lombriz solitaria), piojos, giardia y otros parásitos.

Proporciona una fuente nutricional de energía rápida.

Aumenta la energía y la resistencia, mejora el rendimiento físico y atlético.

Mejora la digestión y la absorción de nutrientes, incluyendo, minerales y aminoácidos.

Mejora la secreción de insulina y la utilización de glucosa en la sangre.

Alivia el estrés en los sistemas de páncreas y enzimas del cuerpo.

Reduce los síntomas asociados con la pancreatitis.

Ayuda a aliviar los síntomas y reducir los riesgos para la salud asociados con la diabetes.

Reduce los problemas asociados con el síndrome de mala absorción y la fibrosis quística.

Mejora la absorción de calcio y magnesio y apoya el desarrollo de huesos y dientes fuertes.

Ayuda a proteger contra la osteoporosis.

Ayuda a aliviar los síntomas asociados con la enfermedad de la vesícula biliar.

Alivia los síntomas asociados con la enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa y úlceras de estómago.

Mejora la digestión y la función intestinal.

Alivia el dolor y la irritación causada por las hemorroides.

Reduce la inflamación.

Soporta la cicatrización y reparación de tejidos.

Apoya y ayuda a la función del sistema inmunológico.

Ayuda a proteger el cuerpo del cáncer mama, de colon y otros cánceres.

Es saludable para el corazón; mejora la proporción de colesterol, reduciendo el riesgo de enfermedades cardíacas.

Protege las arterias contra lesiones que causa la aterosclerosis y por lo tanto, protege contra enfermedades del corazón.

Ayuda a prevenir la enfermedad periodontal y la caries dental.

Funciona como un antioxidante protector.

Ayuda a proteger el cuerpo contra los dañinos radicales libres que promueven el envejecimiento prematuro y enfermedades degenerativas.

No reduce las reservas de antioxidantes del cuerpo como hacen otros aceites.

Mejora la utilización de los ácidos grasos esenciales y los protege contra la oxidación.

Ayuda a aliviar los síntomas asociados con el síndrome de fatiga crónica.

Alivia los síntomas asociados con la hiperplasia prostática benigna (agrandamiento de la próstata).

Reduce las crisis epilépticas.

Ayuda a proteger contra la enfermedad renal y las infecciones de la vejiga.

Disuelve los cálculos renales.

Ayuda a prevenir la enfermedad del hígado.

Es más bajo en calorías que el resto de las grasas.

Soporta la función tiroidea.

Beneficios del coco, aceite de coco, sus productos derivados

Promueve la pérdida de exceso de peso mediante el aumento de la tasa metabólica.

Es utilizado por el cuerpo para producir energía en preferencia a ser almacenado como grasa corporal.

Ayuda a prevenir la obesidad y problemas de sobrepeso.

Aplicado tópicamente ayuda a formar una barrera química en la piel para evitar infecciones.

Reduce los síntomas asociados a la psoriasis, eczema y dermatitis.

Apoya el equilibrio químico natural de la piel.

Suaviza la piel y ayuda a aliviar la sequedad y la descamación.

Previene las arrugas, la flacidez de la piel y manchas de la edad.

Promueve un cabello saludable y la tez.

Proporciona protección contra los efectos dañinos de la radiación ultravioleta del sol.

Ayuda a controlar la caspa.

No forma subproductos nocivos cuando se calienta a la temperatura de cocción normal como otros aceites vegetales.

No tiene efectos secundarios nocivos o incómodas.

Es completamente no tóxico para los seres humanos.

Con el tiempo, voy a expandir en cada uno de estos puntos con más información, citando estudios específicos, testimonios y conocimientos tradicionales que apoyen la información proveída.

Ya que sabes cuales son los beneficios del aceite de coco, te recomiendo que leas el siguiente post: Cómo tomar el aceite de coco, la dosis correcta! (Abre en una nueva ventana)

Aceite de coco

Beneficios del coco, aceite de coco, sus productos derivados

Mientras que el coco posee mucho beneficios de salud, debido a su fibra y contenido nutricional, es el aceite que hace que sea un alimento y medicina verdaderamente extraordinario.

Una vez creído insalubre por su alto contenido en grasas saturada, ahora se sabe que la grasa en el aceite de coco es única y diferente de la mayoría de todas las demás grasas y posee muchas propiedades que dan salud. Ahora está ganando reconocimiento retrasado como un alimento saludable nutritivo.

El aceite de coco ha sido descrito como “el aceite más sano en la tierra”. Esa es una declaración extraordinaria. ¿Qué hace que el aceite de coco sea tan bueno? ¿Qué lo hace diferente de todos los otros aceites, en especial otras grasas saturadas?

La diferencia está en la molécula de grasa. Todas las grasas y aceites se componen de moléculas llamadas ácidos grasos. Hay dos métodos de clasificación de los ácidos grasos. El primero, con el cual probablemente estás familiarizado, se basa en la saturación. Hay grasas saturadas, grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas. Otro sistema de clasificación se basa en el tamaño molecular o la longitud de la cadena de carbono dentro de cada ácido graso. Los ácidos grasos consisten de cadenas largas de átomos de carbono con átomos de hidrógeno unidos. En este sistema tenemos: ácidos grasos de cadena corta (AGCC), ácidos grasos de cadena media (AGCM) y ácidos grasos de cadena larga (AGCL). El aceite de coco se compone principalmente de ácidos grasos de cadena media (AGCM), también conocidos como triglicéridos de cadena media (TCM o MCT, por sus siglas en Ingles).

Beneficios del coco, aceite de coco, sus productos derivados

La gran mayoría de grasas y aceites en nuestras dietas, saturados o insaturados, procedentes de animales o plantas, están compuestos de ácidos grasos de cadena larga. Alrededor del 98 al 100% de todos los ácidos grasos que consumimos son de cadena larga.

El tamaño del ácido graso es extremadamente importante. ¿Por qué?, Debido a que nuestros cuerpos responden y metabolizan cada ácido graso de manera diferente dependiendo de su tamaño. Así que los efectos fisiológicos de los AGCM en el aceite de coco son claramente diferentes a los AGCL encontrados más comúnmente en nuestros alimentos.

Los ácidos grasos saturados en el aceite de coco son predominantemente AGCM. Tanto la grasa saturada y no saturada que se encuentra en la carne, leche, huevos y plantas (incluyendo la mayoría de los aceites vegetales) se componen de AGCL.

Los AGCM son muy diferentes a los AGCL. Ellos no tienen un efecto negativo sobre el colesterol y ayudan a proteger contra enfermedades del corazón. Los AGCM ayudan a reducir el riesgo tanto de aterosclerosis como enfermedades cardíacas. Es debido principalmente a los AGCM en el aceite de coco que lo hace tan especial y tan beneficioso.

Sólo hay unas pocas buenas fuentes alimenticias de AGCM. Por mucho, las mejores fuentes son el aceite coco y el aceite de nuez de palma.

*Para información adicional relacionada con el coco, visita la categoría de Aceite de Coco, contiene: recetas, remedios, terapias, testimonios y mucho más.

El aceite de coco es un alimento con una gran variedad de usos e increíbles beneficios para la salud. Aunque recomiendo siempre comprar el aceite de coco de mejor calidad posible, si no tienes acceso, una solución es hacer tu propio aceite de coco.

En este post verás instrucciones paso a paso de cómo hacer el aceite de coco en casa (aceite de coco casero). Hay diferentes métodos que se pueden utilizar para hacer el aceite de coco, utiliza el que más te guste, este es sólo uno de muchos.

Cómo hacer el aceite de coco

Beneficios del coco, aceite de coco, sus productos derivados

El siguiente método extrae el aceite de coco de la leche de coco, otros métodos extraen el aceite directamente de la pulpa.

Extrae el agua de coco haciendo dos hoyitos en los orificios que tiene en la parte superior. Vierte el agua en un envase.

Luego abre el coco, saca la pulpa y rállala hasta que quede bien fina.

Sácale la leche a la pulpa utilizando un colador de tela o un extractor de jugo (juicer). Con el colador vas a necesitar exprimir la pulpa para que la leche salga.

Luego de extraer la leche, añade el agua de coco a la pulpa, espera que la absorba y exprímela de nuevo. Si usas el extractor de jugo, entonces puedes echar la pulpa y el agua de coco juntos la primera vez.

Con el producto final (la leche de coco) se puede hacer el aceite de coco casero.

Pon la leche en un sartén u olla a fuego lento y muévela lentamente, no la dejes de mover.

El calor hará que la leche y el aceite se separen, en este punto debes sólo separar la leche del aceite. La leche se pondrá espesa y granulada, puedes utilizar un colador para separarlos.

Eso es todo, así tendrás tu aceite de coco hecho en casa. Todo el proceso dura sólo un par de horas.

No comments yet.

Leave a Comment