Facebook Twitter RSS Reset

Barovero esta asustado

Quiero que las cosas pasen lejos de mi arco

Barovero esta asustado

-¿Te sigue generando algo particular cada partido con Boca, Marcelo?

-Cada clásico se vive con alegría y se disfruta. Aunque después de tantos partidos, ahora se hace más sencillo encararlo y disfrutar pequeños momentos del juego o que se dan durante la semana, sabiendo que hay una pasión desbordante que a veces tapa todo.

-¿A vos cómo te influye esa pasión?

-Y, después de tantos choques definitorios ahora lo vivo con mayor tranquilidad. Pero en el momento no deja de ser el partido más lindo que podemos enfrentar, y más si se juega en nuestra cancha. Lo importante es confiar en lo que prepara el técnico, en la idea, en la estrategia, y tratar de cumplir en la cancha. Después, en lo emocional, todos jugamos varios partidos de éstos, así que tanto ellos como nosotros sabemos cómo controlar esa parte.

Barovero esta asustado

Nada parece perturbar a este hombre que en silencio generó varios estruendos. Especialmente uno que se hizo bandera, plegaria, tatuaje y hasta leyenda. Marcelo Barovero lo sabe y se lo cuenta a Olé , pero nada -se insiste- lo desvía se su eje.

-¿Te gustaría volver a ser héroe como lo fuiste en la Sudamericana pasada con el penal que le atajaste a Gigliotti?

-Yo siempre quiero que las cosas pasen lejos de mi arco: es lo que deseamos todos en River. Aunque hay que entender que todo puede pasar y también aceptar que te puede tocar ganar como perder.

-¿Se sienten más seguros en las series de definición por Copas?

-No pasa por eso sino que entendimos cómo hay que jugar y preparar esos partidos, nada más. La seguridad no existe: lo valioso es tener respeto, confiar en lo que podemos hacer en cualquier cancha y creer en lo que nos pide el cuerpo técnico. No hay otra que trabajar y volcar la experiencia que hemos desarrollado todo este tiempo.

-¿Qué recuerdo te trae la noche del gas pimienta?

-Lo recuerdo con un vacío enorme, una sensación horrible, como un partido en el que no pudimos disfrutar del resultado final mas allá de que nos permitió pasar. Fue uno de los partidos que más vacío me dejó y repercutió muchísimo porque después perdimos de locales con Cruzeiro. Los jugadores estamos acostumbrados a que ganamos o perdemos nosotros, así que fue una sensación muy fea para los dos. Superó hasta lo inimaginado y esperamos que ese tipo de cosas no se repitan más.

Barovero esta asustado

-¿Aconsejás al hincha de River para que ni se le ocurra tomarse revancha?

-Creo que todos aprendimos. La pasión está desbordada hace tiempo y, de parte nuestra, lo único que podemos decir es que hay que aceptar lo que pasa adentro de la cancha, que esto es un juego en el que podemos ganar o no.

-¿Es fundamental ganarle a Boca para tener chances de pelear el título?

-Va a ser muy importante ganar el superclásico si queremos pelear el torneo y también cuando recuperemos el partido pendiente (Defensa y Justicia). En tres o cuatro fechas vamos a saber realmente dónde estamos parados y si les daremos lucha a los equipos que están arriba.

-Pero…

-Trataremos de ganar y buscar esa alegría que te da un partido tan importante. Creemos que lo podemos hacer y siempre hay que aferrarse a que se puede. Y sobre el campeonato, casi a esta altura del torneo pasado a Racing lo teníamos a ocho o diez puntos y terminó siendo campeón. Así que hay que tener fe y saber que pueden pasar muchas cosas. La idea es llegar a las fechas 26 ó 27 a no más de cuatro puntos de la punta para pelear hasta el final.

-Gallardo dijo que Boca jugaba mejor antes del receso. ¿Coincidís?

-La verdad es que no vi mucho a Boca: miré el segundo tiempo del otro que día con Gimnasia, que lo ganó bien, pero es todo muy cambiante y siempre los análisis son profundos para River y para Boca. A nosotros nos pasa que cada domingo tenemos que dejar la mejor imagen, obtener el mejor resultado y cuando se gana, hacerlo bien. Es algo normal que sucede en los equipos grandes… Por algo ellos están arriba y buscaremos acercarnos.

-¿Tevez es fundamental para este Boca?

-Y sí, se ve. Es un jugador decisivo, que ya hizo goles importantes y como cualquier ídolo que regresa a su club, quita presión. A nosotros nos pasó con Fernando (Cavenaghi).

-¿Te sorprendió que haya vuelto ahora, en la plenitud de su carrera?

-Son decisiones. Creo que había cumplido todos los sueños que tiene cualquiera de triunfar en Europa… Pero no sé lo que sentirá un futbolista luego de jugar tanto tiempo afuera, aunque es lógico que se extrañe el país y quiera volver. Para el fútbol argentino es muy bueno.

-¿Ustedes ya superaron el bajón post Libertadores y viaje a Japón?

-Más que un bajón… Intentamos volver a ser el equipo que éramos hace un mes. Y eso de lo que hablás se vio más que nada con San Martín y Estudiantes. Con Huracán ya tuvimos una semana completa de trabajo: el resultado no se dio, pero no podemos caer sólo en eso. Y el domingo pasado ya estuvimos mucho mejor en todo sentido.

Barovero esta asustado
-¿Es natural que bajaran la intensidad después de haber ganado tanto?

-Uno lo mira desde el gran trajín y lo raro de no tener ese tiempo de disfrute y descanso, y tener que continuar una competencia en la que estábamos bien ubicados tras lograr algo tan importante. A veces no te dan las fuerzas y las energías para tener la ansiedad de encarar cada partido, pero la parte más complicada ya la dejamos atrás.

-¿Se acostumbraron a afrontar partidos decisivos constantemente?

-Nos acostumbramos a diferenciar y a cambiar el chip una vez que se gana una cosa para enfocarnos en otra. Y la clave es que el funcionamiento está apareciendo. Le vamos a seguir agregando variantes, como dice el técnico, de cara a todo lo que tenemos por delante sin dejar de lado el torneo local. Porque insisto: aún tenemos chances de pelear hasta el final.

-¿Son conscientes de que forman parte de un River histórico?

-Somos realistas de todo lo que estamos viviendo, lo que nos tocó vivir y lo que vamos a vivir. No es fácil para la cabeza de ningún jugador porque estamos expuestos al estrés, a cosas buenas y malas… Lo más importante es tener un análisis claro y un cuerpo técnico objetivo a la hora de mirar todo. Es entender que ganar es para pocos y el mantenerse, también. Por eso no debemos dejar de trabajar.

-Y ganar el clásico.

-Lo intentaremos.

DEJA BITS MACHINE!!

No comments yet.

Leave a Comment