Facebook Twitter RSS Reset

Barack Obama en el reality de sobrevivencia de Bear Grylls

Se comió los restos de un salmón medio devorado por un oso, escaló y se colocó sin dudarlo en situaciones peligrosas. Cuando Barack Obama aceptó participar en el programa de sobrevivencia de “Bear” (Oso) Grylls, lo hizo con todas las consecuencias y probablemente con la opinión en contra de su Servicio Secreto.


Barack Obama en el reality de sobrevivencia de Bear Grylls

“Fue un programa diferente por los 60 agentes del Servicio Secreto y los helicópteros sobrevolándonos. Pero él no pudo estar más simpático”, ha contado el exsoldado británico sobre su experiencia junto al presidente de Estados Unidos.

Bear Grylls ha desgranado algunos detalles de su experiencia con Obama en una radio estadounidense, como los días previos al encuentro en el que el equipo de seguridad del mandatario le estuvo marcando lo que podía hacer o no el presidente.




VIDEO

“Por ejemplo, si iba a comer cualquier cosa tenía que ser aprobado por su chef, como cualquier bebida, y no podía hacer nada demasiado peligroso”, cuenta Grylls, quien asegura que en el momento en que se inició la grabación se dio cuenta de que Obama quería participar con todas las consecuencias.

Sí, Obama se animó a bajar una fuerte pendiente del Glaciar Exit de Alaska (Estados Unidos) para demostrar a su equipo sus capacidades y comió —cocinado en una hoguera— un pescado mordisqueado previamente por un oso (un detalle que el presidente le hubiese agradecido no conocer).

“Terminamos haciéndolo todo y le encantó. Después, creí que los chicos del Servicio Secreto me iban a decir algo, pero todos se rieron y se lo pasaron bien”, cuenta el presentador de “El último sobreviviente” y aventurero en el programa Breakfast Show de Absolute Radio Christian.

VIDEO

No comments yet.

Leave a Comment