Facebook Twitter RSS Reset

Bajó 30 kilos bailando en el caño

Bajó 30 kilos bailando en el caño

Eda Marbury tiene 25 años y hoy pesa más de cien kilos. Desde muy joven, esta estadounidense que vive en Missouri había arrastrado problemas con la alimentación y había sufrido trastornos alimenticios. Pero llegar a los casi 150 kilos de peso, causados por los constantes atracones de comida basura, fue lo que le hizo darse cuenta de que necesitaba un cambio.

En lugar de pasar horas larguísimas en las máquinas de un gimnasio, decidió anotarse a una clase de pole dance (en criollo, bailar en el caño). Dos años después de iniciarse en esta disciplina consiguió perder casi 30 kilos, multiplicó por diez su flexibilidad y hasta planea presentarse a un concurso para mostrar sus habilidades.

“La primera vez que entré en la clase de pole dance pesaba 150 kilos y la habitación entera estaba cubierta de espejos. Fue todo un shock”, explica la joven. “Tenía miedo de que la gente se riera de mí, pero una vez que me animé y comencé a ver los cambios, mi confianza mejoró”, agrega. Pero ni eso ni su miedo a las alturas fueron suficientes para que tirara la toalla. Hace unos meses decidió compartir su experiencia subiendo sus vídeos, en los que baila con una agilidad envidiable, en su página de Facebook ‘Eda’s Climb To The Top’.

Su historia y sus bailes no tardaron en hacerse virales (el primer video que subi superó los ocho millones de visitas en unos pocos días). Marbury confiesa que el apoyo que recibe por parte de sus seguidores la anima a seguir haciendo piruetas en el caño. “El pole dance ha cambiado mi vida para mejor. Repercute en mi rutina, en mi matrimonio… Soy más feliz”, explica.

No comments yet.

Leave a Comment