Facebook Twitter RSS Reset

Aventuras gráficas clásicas: edad de oro (1994-1998)

Aventuras gráficas clásicas: edad de oro (1994-1998)

Esta segunda parte sobre aventuras gráficas va desde 1994 hasta 1998 (solo Grim Fandango). Si desean ver la primera parte (1984-1993) pueden entrar aquí:

Aventuras gráficas clásicas: inicio y éxito (1984-1993)

Llegado el año 1994, el monopolio de las aventuras gráficas ya no se encontraba repartido solamente entre LucasArts y Sierra Entertainment. Había otras compañías deseosas de renovar el género y de mostrar lo que las nuevas tecnologías podían lograr, llegando a existir juegos de 7 u 8 CDs en total. Una verdadera locura. Entre 1994 y 1999 se dio la mayor cantidad de títulos de aventura gráfica, utilizando actores reales sobre pantallas verdes; gráficos completamente renderizados en 3D; videos de alta definición; juegos enteramente tipo Full Motion Video, etc. Pero cantidad no siempre es sinónimo de calidad y por ello con el fin de siglo el género se fue apagando de a poco hasta quedar relegado por completo en la industria de los videojuegos. Recién en los años 2000 y pico los programadores independientes revivirían lo mejor de las aventuras de antaño con novedosos guiones e historias fantásticas.

Esta fue la era de oro de las aventuras gráficas, con título impresionantes como Grim Fandango, The Secret of Monkey Island, la Saga Broken Sword, las vastas secuelas de Myst (Riven, Myst 3), etc.

Aventuras gráficas clásicas: edad de oro (1994-1998)

Aventuras gráficas clásicas: edad de oro (1994-1998)Continuemos un poco lo que veníamos haciendo en el post anterior, más aventuras gráficas clásicas para todos:

Aventuras gráficas clásicas: edad de oro (1994-1998)

Aventuras gráficas clásicas: edad de oro (1994-1998)

Una de las mejores y más divertidas aventuras que produjo Revolution Software (la empresa responsable de Broken Sword, ni más ni menos). La compañía pidió ayuda al dibujante de comics Dave Gibbons para el diseño del propio juego. Y fue una buena decisión: no solo dibujó un comic corto para el juego, sino que diseñó los hermosos fondos de cada escenario. Y es que Beneath a Steel Sky era un juego con características standard de manejo (point&click, 3era persona y todos los chiches) pero lo interesante estaba en los gráficos, el guión y la forma de contar la historia. El personaje principal, Robert Foster, es uno de los más entrañables de la industria de los juegos de aventura: intrépido, agudo e inteligente.

Aventuras gráficas clásicas: edad de oro (1994-1998)

Aventuras gráficas clásicas: edad de oro (1994-1998)

Estamos en una Australia futurista, en la cual existen grandes ciudades que son propiedad de diversas corporaciones, separadas por una especie de franja conocida como The Gap (la grieta, supongo). Cuando la tribu de Robert Foster es asesinada por los soldados de Union City (que además logran capturarlo a él), todo cambia. Luego de escapar del helicóptero que lo estaba trasladando tras un inexplicable accidente, Robert y su droide Joey deberán averiguar quién es Robert en realidad y por qué fue llevado a Union City. Para ello se explorará la ciudad palmo a palmo, comenzando bien por debajo, en el metro abandonado; hasta llegar a las fábricas situadas a altísimos metros de altura.

Aventuras gráficas clásicas: edad de oro (1994-1998)

Si bien la trama parece bastante apocalíptica y oscura, Beneath a Steel Sky es un juego con un humor ácido y sarcástico. El robot Joey es un soplo de aire fresco con cada acotación que hace y los habitantes de Union City son únicos también. Cada conversación es muy al estilo Monkey Island, los diálogos son hilarantes y no están forzados.

De por sí es un juego amistoso en el apartado gráfico y la interfaz, con escenarios bien logrados y una interfaz point&click bastante simplona. Y fue uno de los primeros juegos en lograr que la cosa sea directa: si querés hablar con alguien clickeás en él; si querés abrir la puerta clickeás en ella, y así sucesivamente.

En cuanto a la jugabilidad en sí, los puzzles están bien diseñados y no son ilógicos. La mayoría de las soluciones se obtienen observando los comportamientos de los personajes, charlando con ellos y combinando objetos en el inventario. No es facilísimo, pero tampoco imposible.

Aventuras gráficas clásicas: edad de oro (1994-1998)