Facebook Twitter RSS Reset

Así queda un trasplante de cara, un año después

Así queda un trasplante de cara, un año después

Así queda un trasplante de cara, un año después

Hace un año, Patrick Hardinson recibió el trasplante de cara más extenso de la historia. Y este es el resultado un año después.

Como algunos recordaréis, hace un grupo de cirujanos de Nueva York pasó 26 horas operando a Patrick, el destinatario de uno de los 40 trasplantes de cara realizados hasta el momento (el primero de los cuales se produjo en 2005). La diferencia en este caso fue que Patrick fue el trasplante más extenso de este tipo de cirugía, en la cual había un 50% de posibilidades de muerte.

Por desgracia, el pasado año 2001 Patrick sufrió graves quemaduras que deformaron gravemente su rostro cuando se encontraba trabajando de bombero. Su vida cambió para siempre, para mal. Pero las cosas cambiaron en 2015 cuando este paciente de Mississipi: Con 42 años, ha vuelto a tener un rostro que le hace feliz mirar.

El trasplante de cara más extenso de la historia, un año después

Pero la estética no lo es todo. El accidente de 2001 no solo desfiguraron a Patrick, sino que también le provocaban problemas para respirar (tanto por la nariz como por la boca), dificultades para comer y tragar, problemas para escuchar correctamente, deterioro en la visión y problemas para dormir. Tanto su boca como su nariz, orejas y párpados se quemaron en el accidente. Pudo salvarse, pero había mucho que hacer.

Ahora Patrick puede volver a conducir, pues el trasplante de cara le proporcionó nuevos párpados que mejoraron sustancialmente su visión y su calidad de vida.

Así queda un trasplante de cara, un año después

Además, ha tenido suerte. Este tipo de cirugías son muy raras por su gran complejidad. No hablamos de quitar el apéndice o de curar unas cataratas, sino de recuperar toda una cara. En el caso de Patrick se necesitaron más de 100 cirujanos coordinados durante 26 horas. Pero había más trabajo detrás, pues todos estos profesionales practicaron durante todo un año para hacerlo todo correctamente.

Cómo ha transcurrido el primer año tras el trasplante de cara

Tras la operación, el año de postoperatorio de Patrick no ha sido del todo fácil. Las cosas han ido muy bien, mejor de lo que se esperaba, pero han sido necesarias hasta cuatro pequeñas cirugías para modificar sus párpados y su boca, y también para quitarle los tubos para respirar y para alimentarse que portaba antes de ser operado.

Así queda un trasplante de cara, un año después

Por suerte, su cuerpo no ha rechazado el trasplante, algo que resulta muy buena noticia porque hablamos de mucho tejido trasplantado. Si las posibilidades de Patrick de salir de la cirugía eran solo de un 50%, este porcentaje habría sido menor si cabe si se hubiese producido una reacción de rechazo de trasplante.

Los médicos creen que esto ha sido posible gracias al estricto control de los fármacos anti-rechazo usados en Patrick, llamados inmunosupresores (impiden el rechazo disminuyendo las defensas del sistema inmune de la persona que recibe el trasplante, algo que puede aumentar las infecciones, pero que bien controlado no tiene porque ocasionar problemas). Además, Patrick ha evitado el sol (algo que podía desencadenar el rechazo), y sus médicos eligieron concienzudamente al donante para que tuviese el mismo tipo de células sanguíneas de Patrick, su mismo tono de piel y color de pelo.

El futuro de los trasplantes de cara

Así queda un trasplante de cara, un año después

Para el Dr. Rodríguez, uno de los médicos responsables de la operación de Patrick, el éxito de esta cirugía podrá enseñarnos mucho para casos similares en un futuro. Como ya hemos comentado, no solo es algo estético, sino que se asocian repercusiones psicológicas graves (sobre todo ansiedad y depresión, e incluso suicidios) y de otra índole como los problemas para comer y respirar. De momento es un tipo de operación extremadamente costosa a nivel económico, pero se está intentado rebajar su precio lo máximo posible.

Tras 12 meses, el riesgo de rechazo del trasplante de cara de Patrick es muy bajo, pero aún es posible. Además, probablemente aún requerirá algunas pequeñas cirugías más durante el próximo año, según el Dr. Rodríguez.

Asimismo, Patrick debe seguir adaptándose a su nuevo rostro. No es un proceso fácil ni rápido, y aunque parezca que un año es mucho tiempo, no es algo fácil en este caso. Por suerte, la calidad de vida de Patrick ha mejorado sustancialmente y será un gran punto de apoyo para futuros procedimientos.

No comments yet.

Leave a Comment