Facebook Twitter RSS Reset

Armate 2 lanzadores de Fuego de mano

Armate 2 lanzadores de Fuego de mano

Un lanzallamas es un sistema mecánico diseñado para proyectar un fluido de fuego prolongado y controlable. La palabra se forma con la unión de lanzar y llamas.

Algunos lanzallamas lanzan un chorro de líquido inflamable; otros generan una corriente de gas. Son utilizados militarmente, pero también para fuegos controlados, como en agricultura. La mayoría de los lanzallamas militares usan líquidos, mientras que los comerciales tienden a emplear gas natural o propano a altas presiones, lo que se considera más seguro.

Debería tenerse en cuenta que los operadores de lanzallamas no se enfrentan a la posibilidad de una muerte terrible ante cualquier chispa accidental, ni siquiera cuando el depósito es alcanzado por una bala como suele aparecer en las modernas películas de guerra. El contenedor de gas -también llamado “presurizador”- contiene un gas no inflamable a alta presión. Si este tanque se abriese, sólo impulsaría al portador hacia delante, del mismo modo en que una lata de gas a presión se desplaza hacia delante cuando es perforada. Por otra parte, la mezcla inflamable contenida en los depósitos de combustible no se inflama fácilmente sin la adición de magnesio, con el que sólo se combina en la salida del arma. Si se disparase una bala contra un contenedor metálico conteniendo diesel o napalm, sólo causaría una fuga a través del agujero, a no ser que la munición empleada fuese de tipo antiblindaje incendiaria, lo que causaría la ignición del material contenido. Esto también se aplica al contenedor de combustible del lanzallamas

Armate 2 lanzadores de Fuego de mano

VIDEOS INSTRUCTIVOS