Facebook Twitter RSS Reset

Ariana Grande: sus 10 mayores escándalos

Ariana Grande: sus 10 mayores escándalos

Chupa donuts en una tienda (y los deja), dice que odia América, se pelea… A pesar de sus 22 años, la cantante ya exhibe un rosario de trifulcas

Ariana Grande: sus 10 mayores escándalos

Haber sido una estrella infantil obliga a tener que demostrar continuamente que ya no lo eres, y que hace años que nadie tiene que atarte los cordones. Ariana Grande (22 años. Florida, EE.UU) empezó en el mundo del espectáculo cuando aún era una niña. Tenía 16 años cuando protagonizó la serie juvenil de Nickelodeon Victorious. Seis años después se agarra a esos pequeños escándalos en los que se ve envuelta para recordarnos que se ha hecho mayor.

Ahora es cantante y tiene tres discos en el mercado; el último, Dangerous woman, salió el pasado 20 de mayo y ahora mismo es el disco más vendido en el Reino Unido. En su corta trayectoria, Ariana se ha convertido en un imán para las polémicas. Tiene una imagen más recatada que la provocona Miley Cyrus, pero sus salidas de tono son más ruidosas. Un estruendo provocado por sus 142 millones de seguidores, los que tiene sumando sus agitadas redes sociales de Twitter, Facebook e Instagram (en esta última, por ejemplo, supera en tres millones a Justin Bieber). Estas son las principales trifulcas en las que se ha visto envuelta.

1. Cuando se puso a chupar donuts en una tienda y dijo que odiaba América

Un mal día (y una mala idea) lo tiene cualquiera. Pero cuando tienes 142 millones de seguidores tus gamberradas dan la vuelta al mundo. Por unas horas Ariana Grande quiso ser Sid Vicious, versión naíf. Todo ocurrió hace unos meses, cuando la cantante fue con su novio (uno de sus bailarines, Ricky Álvarez) y unos amigos a una tienda de donuts. Allí hicieron una apuesta: a ver quién chupaba más bollos sin que el dependiente se percatara de la cochinada. No, el empleado no les vio, pero no hizo falta que lo hiciera para que las imágenes dieran la vuelta al mundo. Los jóvenes no contaron con la presencia de una cámara de seguridad, que registró la escatológica escena. Ariana remató el estropicio afirmando a sus amigos: “Odio América”.

Esta declaración escoció en un país tan patriota como el americano. El asunto se agigantó tanto que los medios estadounidenses lo titularon como el donutgate. La cantante tuvo que estrujarse el cerebro para ver cómo defendía la aversión a su país, y algo sí consiguió argumentar: “Estoy muy orgullosa de ser americana y amo a mi país. Lo que dije sucedió en un contexto privado con amigos y ha sido sacado de contexto. Pido perdón por mi elección inapropiada de palabras y por no haber sido más discreta, pero me enfada la ligereza con la que en América comemos y consumimos productos sin pensar dos veces las consecuencias que tendrán en nuestra salud y en la sociedad”. Y así dio el conflicto por cerrado.

Ariana Grande: sus 10 mayores escándalos

2. Cuando PornHub dijo que Ariana no sabía chupar donas

Si Ariana hubiera sabido antes la que iba a armar por dar un par de lametones a un donut lo hubiera hecho mucho antes. Ni PornHub, una de las páginas web de contenido pornográfico más importantes, pudo resistirse a sacar punta al desliz que tuvo la cantante y a través de su cuenta de Twitter puso en duda las habilidades sexuales de la cantante: “Si como lamiste esos donuts es indicativo de como la chupas, no hay duda de por qué Big Sean [ex novio de Ariana] te dejó”.

3. Cuando confesó que había visto a tres demonios

La revista Complex fue la afortunada que recogió las declaraciones de Ariana en las que aseguró que había vivido experiencias paranormales con demonios. La cantante contó que una de ellas ocurrió tras visitar un cementerio de Kansas en el que nada más entrar notó la negatividad que había en el ambiente. “Allí hice una fotografía y en ella aparecieron tres caras de demonios. Estuve semanas sin poder dormir. Al cerrar los ojos oía susurros”, aseguró la cantante, que a pesar de estas afirmaciones considera que no está loca y que solo es una chica sencilla de Florida.

4. Cuando puso de los nervios a los seguidores de Justin Bieber

Ariana Grande: sus 10 mayores escándalos

La cantante ha demostrado en muchas ocasiones su afición a generar polémicas, pero algunas le han llegado por defender causas nobles. Como el episodio en el que confesó estar cansada de que los medios se refirieran a la cantante Selena Gomez (24 años, EE.UU) como “la ex de Justin Bieber”. A pesar de que las jóvenes han tenido sus rifirrafes, y una competencia no siempre sana, Ariana pidió que dejaran de degradar a Selena a la categoría de “ex de”. Un acto que le honra y que le generó innumerables insultos por parte de los más recalcitrantes seguidores de Bieber.

5. Cuando su atrevido vídeo recibió insultos como “zorra”