Facebook Twitter RSS Reset

Argentinos, tenemos patria! Felicidades a Todos

Argentina lanzó el Arsat 2, su segundo satélite de comunicaciones

Fue lanzado desde la plataforma del Centro Espacial de Kourou, en la Guyana Francesa

La Argentina lanzó con éxito el Arsat-2, su segundo satélite de comunicaciones

Nuestro país lanzó con éxito su segundo satélite de comunicaciones Arsat-2 a bordo de un cohete europeo. que despegó esta tarde desde la Guyana Francesa.

El cohete Ariane 5 fue el instrumento necesario para llevar a su órbita al satélite geoestacionario Arsat-2 tras su lanzamiento desde la plataforma del Centro Espacial de Kourou, en la Guayana Francesa. La misión, identificada como Va 226, llevó junto al Arsat-2 al satélite Sky Munster, de origen australiano.

En Guayana Francesa ya se encuentra la comitiva oficial argentina, en la que participan el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido; el presidente de Arsat, Matías Bianchi; y los gobernadores de Río Negro y Misiones, Alberto Wereltineck y Maurice Closs, entre otros funcionarios.

Argentinos, tenemos patria! Felicidades a Todos

Con un costo de 250 millones de dólares, el nuevo satélite argentino ofrecerá cobertura de Internet, datos, telefonía IP y televisión para todo el continente americano, a diferencia del actual y operativo satélite Arsat 1, lanzado el año pasado, que cubre la superficie de toda la Argentina.

El despegue del cohete Ariane que lo lleva al espacio tenía prevista una ventana de lanzamiento de dos horas, es decir, hasta las 19.30.

Una ventana a América

El presidente de Arsat, Matías Bianchi, afirmó que el satélite Arsat-2 que fue lanzado esta tarde desde el centro espacial de Kourou en la Guayana Francesa “completa la cobertura de las órbitas argentinas y su capacidad de transferencia va a ser un fuerte apoyo a nuestra industria audiovisual”.

“Para empezar hay un hito que es el segundo satélite geoestacionario que Argentina estaría poniendo en el espacio así que en ese sentido va a ser un día importante, después nos va a quedar un mes de trabajo por delante para llevar el satélite a su órbita”.

“Cuando este satélite esté en servicio vamos a haber cerrado un ciclo importante porque vamos a tener ocupada la posición orbital 81ª oeste y con eso cumplimos con el primer objetivo de proteger nuestras posiciones orbitales con satélites hechos en Argentina”, enfatizó.

El directivo explicó que “esta plataforma es muy parecida al Arsat-1, pero al ir a la posición 81ª oeste desde la que Argentina tiene autorización a prestar servicio a todo el continente nos da la posibilidad de expansión y brindar conectividad entre cualquiera de los países de América; para eso trabaja sobre la banda C que es la que se usa para transportar contenidos audiovisuales”.

“Esto va a potenciar la industria de generación de contenidos audiovisuales; hoy Argentina produce cerca del 60 o 70 por ciento de los contenidos audiovisuales para habla hispana y los mismos van a poder ser exportados a través de un satélite argentino”, agregó.

Bianchi evaluó que “hoy el mercado local tiene una demanda de capacidad mucho mayor a la del Arsat-2 y de hecho ya hay otros satélites operando esos servicios; hoy ya tenemos cerca del 30 por ciento de la capacidad del satélite reservada con contratos listos para implementarse”.

600.000 horas hombre

El gerente del Instituto de Investigaciones Aplicadas (Invap), la empresa responsable de la fabricación de los Arsat, celebró que la Argentina esté entre los 10 únicos países capaces de construir satélites en todo el mundo y aseguró que el aparato que será lanzado hoy a la tarde desde la Guayana Francesa llevará “las telecomunicaciones a lugares inaccesibles”.

“Brindar telecomunicaciones a los lugares inaccesibles no sólo tiene una función social sino que representa un beneficio para Argentina, que recuperará en pocos años la inversión de 250 millones de dólares, el costo total del satélite”, dijo Héctor Otegui a Radio Delta, a pocas horas del lanzamiento del Arsat-2.

El titular de la empresa que puso en el espacio hace casi un año al primer satélite geoestacionario para cubrir las necesidades comunicacionales de Argentina y hará lo mismo hoy con Arsat II, con una cobertura mayor, “de polo a polo”, precisó que “la facturación por la venta de servicios alcanzará los 600 millones de dólares al cabo de los 15 años que durará la vida útil del aparato.

“El Arsat-1 que vende servicios de comunicación desde hace casi un año con una facturación anual prevista de 35 millones por año recuperará la inversión en poco tiempo y lo mismo Arsat-2, que tendrá una cobertura aun mayor”, aclaró Otegui.

El gobierno nacional “confió en nuestra materia gris y por esa razón estamos viendo los resultados. Estas tecnologías además- acotó el titular de Invap- crean fuentes de trabajo de alto valor agregado, lo que colabora con el desarrollo económico de nuestro país”.

La alta tecnología desarrollada está concentrada “en un aparato de dos, por dos, por cuatro metros, donde están puestas 600.000 horas hombre. Recién ahora somos conscientes por la trascendencia que se le da en el mundo”, dijo Otegui, quien manifestó su deseo que este camino “se profundice mucho tiempo más”.

Argentinos, tenemos patria! Felicidades a Todos

No comments yet.

Leave a Comment