Facebook Twitter RSS Reset

Argentinos son discriminados en Bolivia

Por un contrato laboral resido en Bolivia desde hace un año y medio.

Argentinos son discriminados en Bolivia

Aunque no lo crean, les comento que para residir en Bolivia es necesario contar con pasaporte, aunque éste no sea necesario para ingresar al país.

El certificado de Interpol tarda 3 meses, por lo que cuando se paga “el objeto determinado”, si no se tiene un “gestor”, se pierde 3 veces lo pagado, ya que el “objeto…” solo dura 30 días.

El trámite por un año, con gestor – porque sin gestor es imposible – cuesta unos 600 dólares (aprox € 450). Cuando se vence hay que hacer todo el trámite de nuevo, esta vez por dos años y uesta unos 700 dólares.

Al vencer el de dos años hay que hacer el de tres años; con todos sus costos, y recién en ese momento se puede aspirar a la radicación definitiva (o sea luego de 6 años), la cual dura… lo que dura el vencimiento del pasaporte. Luego hay que hacer todo de nuevo. ¿Entendieron?

No estoy hablando de EE.UU o algún exigente país europeo. Hablo de la Bolivia de Evo Morales !!!!!

Cada vez que se quiere viajar al exterior hay que pagar 10 dólares (por ser extranjero).

En Bolivia no hay atención médica gratuita ni educación pública, ni nada parecido para ningún extranjero, .

En cuanto uno levanta un poco la voz para quejarse, le dicen, con todas las letras: “UD. ES EXTRANJERO”.

En Bolivia se es extranjero aunque se esté residiendo en forma permanente.

Si se es extranjero y uno no tiene un “padrino” ningún banco le presta ni un centavo, ni le abre una cuenta.

Por cualquier motivo a uno le sacan fotocopia de su documento, solo porque ser extranjero.

Aunque parezca mentira, en Bolivia los discriminados son los “blancos”.

Uno se siente como un “bolita” en Argentina, pero con muchos menos Derechos.

Es importante que los “vivos” argentinos tomen conciencia que en realidad son los estúpidos del continente.

En ningún país de la región dan facilidades para que alguien se quede, excepto en Argentina.

Más le vale que a nadie ni se le ocurra tratar de ocupar un terreno en forma ilegal en cualquier país de América (excepto Argentina), porque puede terminar muerto o preso.

Compañeros míos de Siemens vivieron situaciones similares en Brasil y en Chile. Cada país cuida y defiende a sus ciudadanos, menos la Argentina, que posterga a los propios en beneficio de los extranjeros sudamericanos.

Los Argentinos, siempre tratan de ser más papistas que el Papa.

Tienen mal entendido el ejercicio de los Derechos Humanos.

Confunden el orden y el apego a la Ley con la Represión.

Seguramente esto tenga que ver con el pasado nefasto, pero después de 30 años de Democracia ya es hora que los argentinos comiencen a respetar las leyes, a las autoridades, a las instituciones y a los gobernantes,

cualquiera sea su signo político, si se quiere que alguna vez Argentina vuelva a ser un pais en serio.

De lo contrario, Argentina terminará en una anarquia, al mejor estilo de una República bananera.

Argentina debe seguir abriéndo sus puertas al mundo como lo ha hecho a lo largo de su historia, pero con condiciones mínimas razonables que exijan antecedentes policiales y judiciales, trabajo asegurado, certificado de salud y no permitir que ingresen indiscriminadamente extranjeros indigentes y en algunos casos hasta delincuentes.

Entiéndase bien … esto que digo no es xenofobia.

Esto es defensa de la soberania nacional y del trabajo nacional. No se puede permitir que personas ingresen de Perú, Bolivia y Paraguay sin que nuestras oficinas de Migraciones le pongan inconveniente alguno a pesar de ser ex convictos en sus paises de origen.

Cientos de bolivianos, peruanos y paraguayos se instalan dos o tres meses en casas de parientes o paisanos en la Ciudad de Buenos Aires, se hacen atender en los hospitales públicos y gratuitos de la Capital (incluídas cirugías sin cargo) y todo a costa del esfuerzo de la sociedad porteña, que no solo ya tiene que bancar a los conciudadanos del Gran Buenos Aires (provincia), sino que ahora también a todos los “hermanos” sudamericanos que tengan ganas de venir aqui porque en sus paises de origen el estado no se ocupa de ellos. Una cosa es SOLIDARIDAD ….. otra muy distina es BOLUDISMO !!!

Y parece que esto es contagioso.

En España ya está ocurriendo lo mismo.

(Las gentilezas y las ofensas son mérito de quien las ofrece.)

Lic. Carlos Alberto Alderete

de SIEMENS

No comments yet.

Leave a Comment