Facebook Twitter RSS Reset

Argentina y Venezuela ya se consideran mercados sumergentes

Argentina y Venezuela ya se consideran mercados sumergentes

Argentina y Venezuela ya se consideran mercados sumergentes

venezuela

FMI: Venezuela y Argentina son los únicos países “sumergentes” de la región

Argentina y Venezuela ya se consideran mercados sumergentes

Son los únicos dos países de la región que quedaron rezagados. ‘Emergentes’ serían Chile, Perú, Colombia y Ururguay; y ‘flotantes’ –con poco cambio– Brasil y México

retroceso

Argentina y Venezuela ya se consideran mercados sumergentes

Un estudio del Fondo Monetario Internacional infiere que las economías de Venezuela y Argentina son las únicas que quedarán rezagadas en América Latina.

Según un artículo publicado en el portal Cronista.com la economía venezolana no solo quedaría en grado de “sumergente”, sino estaría en el último escalafón de la región en las proyecciones para los próximos años.

En el artículo explican cómo se deben clasificar las economías tomando en cuenta las opciones económicas con las que cuentan para mejorar sus perspectivas de cara al futuro “Cuando se habla de mercado emergente, implica a ‘la mejoría’ y su mérito inspirador, aún cuando implique convergencia entre los mercados emergentes y las economías más desarrolladas (…)”.

Los países “sumergentes”

El que más cayó ha sido Venezuela, a pesar de la bendición o la maldición de su inmensa riqueza petrolífera (“el excremento del diablo”, como dijo una vez un diplomático venezolano, que “nos llevará a la ruina” ). Le sigue Argentina, que algunos podrían considerar el equivalente agrícola del pozo de petróleo. Ambos países se hundieron en los años ‘80 y ‘90 y emergieron rápidamente durante el auge de los commodities de la década de 2000.

Sin embargo, las políticas de despilfarro han dejado a ambos países vulnerables a nuevas caídas. Los pronósticos generales predicen que la economía de Venezuela se contraerá un 6% este año, y otro 2,5% en 2016.

Los flotantes

La categoría de flotantes está compuesta por aquellas economías que han tenido poco cambio en la riqueza relativa de su población. También son los dos países más grandes del continente: México y Brasil.

En esencia, México ha empeorado en los últimos 30 años. El porqué es uno de los misterios de la economía del desarrollo. La respuesta corta a la interrogante es que el énfasis que México ha puesto en la estabilidad macroeconómica no se ha traducido en una mayor productividad. Hay muchas razones para eso, que van desde la ausencia del estado de derecho hasta las cartelizadas industrias nacionales.

Mientras tanto a Brasil, a pesar de lo que muchos piensan, no le ha ido mejor. Al igual que todos los productores de materias primas, disfrutó de un auge en la década de 2000. Pero, como demuestra el escándalo de corrupción de Petrobras, el auge estuvo mal administrado. El país está sufriendo una dolorosa recesión, pero no necesariamente una crisis económica (aunque existe la posibilidad de una crisis política, lo que podría provocar una crisis económica).

Los emergentes

Los emergentes incluyen a Colombia y Perú, que emergieron lenta pero constantemente durante los últimos 30 años, y Uruguay, que aprovechó el auge de los productos básicos sin despilfarrar los inesperados ingresos. Sin embargo, Chile es, por mucho, el que tuvo mejor desempeño.

Junto con Uruguay, Chile es el único país latinoamericano que goza inequívocamente de un PBI per cápita proporcionalmente mayor que hace 30 años.

La pregunta es a qué se debe la divergencia entre los tres grupos.

La mejor formulación de políticas es la respuesta obvia. Eso, y un mayor énfasis en el largo plazo en lugar de soluciones populistas a corto plazo. Pero hay otro factor que puede ser más determinante. Es de destacar que todas las economías de mejor desempeño son relativamente pequeñas. Esto sugiere algo sobre la economía política de administrar un país. Los países más pequeños tal vez sean más fáciles de manejar que los más grandes – en parte debido al simple tamaño geográfico, pero en parte porque sus circunscripciones, ya sean laborales o de capital, están menos dispersas. Los países más pequeños, debido a sus limitados mercados internos, también están forzosamente más abiertos a la importación de las mejores prácticas del extranjero.

Es probable que esta mejor gestión de gobierno sea especialmente importante para determinar qué países continúan emergiendo durante los años más duros que probablemente se avecinan.

.FIN DEL POST.

politica

Argentina y Venezuela ya se consideran mercados sumergentes

argentina
Argentina y Venezuela ya se consideran mercados sumergentes
sumergente
Argentina y Venezuela ya se consideran mercados sumergentes
economia
Argentina y Venezuela ya se consideran mercados sumergentes
Argentina y Venezuela ya se consideran mercados sumergentes
Argentina y Venezuela ya se consideran mercados sumergentesGIF

No comments yet.

Leave a Comment