Facebook Twitter RSS Reset

Aprende a Tratar con las Lincesas (Apto para Diamonds)

Aprende a Tratar con las Lincesas (Apto para Diamonds)



Linces El periodista de The Times, Ted Safran, descubrió 10 reglas de comunicación con las mujeres basándose en la experiencia de hablar con su pequeña sobrina de 2 años (Esto es valido ya que como todo Diamond, aparte de su madre y/o Hermana es la única experiencia con mujeres que tienen).



Este fue su relato:


Estoy soltero. Tengo treinta años pasados. Ya llevo 20 años intentando entender a las mujeres pero no siempre funciona. Y apenas hace medio año tuve la oportunidad de echarle un vistazo a la conciencia de una mujer, de entender cómo es. Me ayudó mi sobrina Lou Lou, de solamente 2 años. Lo sé, lo sé, si soy adulto tengo que enseñarle cosas útiles, y no al revés, pero en este caso el aprendizaje fue mutuo.

Le enseñé a guiñar, a soltar gases deliberadamente, a eructar y a contar hasta 10. Lo último no lo hice bien: “Uno, dos, tres, siete, nueve, diez“, lo cual a mí personalmente me parece perfecto, siempre he creído que el significado de los números ”cuatro“, “cinco”, ”seis“ y ”ocho” están algo sobrevalorados.

A cambio, en esos dos meses aprendí acerca de las mujeres más de lo que había aprendido en la experiencia de más de dos décadas. No creas que pienso que las mujeres son unas niñas de dos años que merecen un tratamiento adecuado. Amo a mi sobrina. Respeto a mi sobrina. Por ella me lanzaría a tapar con mi cuerpo una granada sin explotar -y no sólo para divertir a la bebé. Bueno, me lanzaría sobre la granada sólo en caso de un peligro para salvar a la niña-.

Cada mujer es única con su propia personalidad pero aquí voy a generalizar: en su alma, como en el alma de la pequeña Lou Lou, vive un ser inmaculado, la esencia de la feminidad. Voy a decirte qué es lo que aprendí.



Aprende a Tratar con las Lincesas (Apto para Diamonds)

Sus conclusiones Fueron:

1. Ignóralas.



Si entrando a la habitación, me acerco a Lou Lou como un payaso, tratando de entretenerla, va a fingir que ni siquiera me ve. Como si yo no existiera. Si paso por ahí sin prestarle atención, te garantizo que gritará mi nombre y va a querer jugar conmigo.

2. Sobórnalas.



Los regalos son muy efectivos. Es aconsejable que sean ruidosos o brillantes. En el caso de Lou Lou, sólo necesita unos peluches que canten y algunas horquillas para el cabello con brillo. Supongo que para una mujer adulta sería algo como un coche o unas joyas.



3. Hazles cumplidos.




Siempre pensé, y estaba equivocado, que los cumplidos eran como diamantes, que se valoraban sólo cuando eran pocos. Lanza una gran cantidad al mercado y perderán su valor. Pero no, no es así. Cuando Lou Lou hace sus necesidades en su pañal, todos le aplauden como si acabara de inventar cómo salvar al planeta del hambre -y la bebé brilla de alegría-. El mismo método funciona en las relaciones con las mujeres adultas, aunque, por supuesto, me refiero al método común, no al ejemplo particular que les acabo de comentar (desgraciadamente, esta lección la aprendí a costa de unas cuantas víctimas).

4. Escúchalas.



Toda mi vida he tratado de adivinar de antemano qué es lo quieren las mujeres. Pero era necesario esforzarme. Si le pongo atención, Lou Lou me dirá claramente qué es lo que quiere: comer, bailar, jugar, saltar, correr, cantar, leer. Sólo necesito darle eso. Mi vida hubiera sido mucho más fácil si hubiera escuchado lo que me decían las mujeres y actuaba de acuerdo a sus palabras y deseos.

5. Pide perdón.



No importa lo que hiciste. No importa si ni siquiera sabes lo que hiciste. Tal vez insulté terriblemente a Lou Lou, poniéndole una muñeca equivocada a su cochecito de muñecas. Lo que tú y yo vemos como un mal paso, ella lo considera como algo comparable al genocidio. La mejor manera es rendirse a su misericordia y pedirle perdón. Pero la voz debe sonar sincera. No necesariamente tienes que arrepentirte sinceramente, será suficiente que lo finjas. Es muy sencillo pero muchos hombres ignoran este consejo.

6. Si quiere hacer algo, que lo haga.



No importa de qué se trata. No importa lo ilógica que te pueda parecer esta actividad, no lo impidas, deja que lo haga. Si a Lou Lou se le mete una idea a la cabeza, no puedes hacer nada para que cambie de parecer. En sentido estricto, apoya a tu mujer en su esfuerzo, e incluso aliéntala. Y luego relájate y espera a que se dé cuenta de lo tonta que es su idea. El problema es que ella pueda considerar la idea maravillosa. Un día, sin darme cuenta, pasé dos horas jugando con mi sobrina a tomar el té con sus muñecas, y me tomé tantas tazas que pasé la mitad de la tarde corriendo al baño a cada rato.

7. No les digas qué hacer.



La mejor manera de garantizar que no hará algo que no quieres que haga es decirle que lo haga. Lo más sabio es crear la impresión de que esto fue su idea. Estoy muy orgulloso de mí mismo por convencer a Lou Lou de que ver la final del mundial de rugby es mucho más divertido que jugar en el arenero.

8. No te quejes de la vida con ellas.



Es un punto complicado. Quiero decir que no hay que agobiar a la mujer con tus pequeños problemas. Cuando me quejo con Lou Lou de una reunión inútil o de un dolor de espalda, permanece completamente indiferente, pero si algo realmente está mal, ella instintivamente lo siente y me abraza. E increíblemente me levanta la moral.

9. No discutas.



No tiene caso. Nunca le ganarás en una discusión, y si lo haces, no te beneficiará en nada: estará de mal humor un buen rato. Sinceramente hablando, ¿para qué buscar problemas? Y aquí pasamos a la recomendación final y más importante.

10. No las hagas llorar.



No hay nada más deprimente que ver que los enormes ojos inocentes de Lou Lou se llenan de lágrimas, mientras que su boca abierta ampliamente está babeando y emite una sirena de luto de un ataque aéreo. Cuando llora, estoy completamente indefenso ante ella. Y no hay ningún remedio conocido por la ciencia para que deje de llorar. ¿Darle de comer? ¿Imitar a un mono enfrente de ella? ¿Comprarle un caballito? ¿Sacarme un ojo con un palillo de dientes? Estoy dispuesto a todo para que no llore.. y ella sigue llorando…







Me parecio interesante dejarle los resultados de esta psudo-investigacion realizada por ese Dimaond, intentenlo no pierden nada si ya estan destinados a pajearse de aqui ala eternidad con intentar ponerla ya es ganancia.

VISITA MIS OTROS POST:





El 98% Del mundo No puede responder este Test



10 Ciudades que han cambiado hasta quedar irreconocibles



10 Películas que te Van a hacer llorar



¡La mujer más gorda del mundo perdió 250kg y así luce ahora!



Los 16 Narcos mas ricos de la historia



¡Pasa y enamorate de estas lincesas! (gifs)

No comments yet.

Leave a Comment