Facebook Twitter RSS Reset

Aprende a hablar Nadsat, el lenguaje de la Naranja Mecánica



Aprende a hablar Nadsat, el lenguaje de la Naranja Mecánica

Holas

Aprende a hablar Nadsat, el lenguaje de la Naranja MecánicaGIF

Aprende a hablar Nadsat, el lenguaje de la Naranja MecánicaGIF

Aprende a hablar Nadsat, el lenguaje de la Naranja MecánicaGIF

“Dobos drugos. Que felicidad contar con su presencia para la primer clase de nadsat. Una polesño forma de goborar que te servirá en los momentos más difíciles. Esos cuando estás en una bitha contra un bolche y brachno brato que se cree mejor que tú. Dorogos drugos, sé que creen que un malenco de moloco es todo lo que necesitas para ganar una bitha, pero déjenme darles una soviet: las turkas siempre pueden ser la diferencia entre ganar o perder. Por eso te recomiendo que memorices y te aprendas las siguientes slovos, pues la yasicca es la mejor puschca. Si las turkas no funcionan, siempre está el confiable cluvo en la golová para callarlos por siempre”.

Su drugo, Alex.

Aprende a hablar Nadsat, el lenguaje de la Naranja Mecánica

Las palabras de Alex, el protagonista del famoso libro “La Naranja Mecánica” son parte de una jerga futurísta. Creadas por el autor Anthony Burgess a partir de distintas lenguas eslavas, pero en su mayoría el ruso. Tal vez el libro no sea tan conocido hoy, pero sin duda la película dirigida por Stanley Kubrick sí lo es y ahí hay un pequeño problema, pues la cinta tuvo que ser adaptada para la comprensión del público, por lo que el trabajo del lingüista y novelista fue reducido para favorecer al espectador.

Aprende a hablar Nadsat, el lenguaje de la Naranja MecánicaGIF

Nadsat es el lenguaje de la juventud. Su definición viene de la palabra “adolescente” en ruso. Esta representa el paralelismo con la denominación “teen” inglesa. En ruso todos los números del 11 al 19 terminan en “nasdat” así como en inglés del 13 al 19 son finalizados con el termino “teen”. Rebelión juvenil y adolescente. Alex se esfuerza por ser un problema para la sociedad y su mentalidad iracunda y agresiva representan lo peor de esos que son considerados “el futuro”.