Facebook Twitter RSS Reset

Aprenda a ser oKupa de la mano de La Cámpora

Aprenda a ser oKupa de la mano de La Cámpora

La costa atlántica bonaerense se ve asolada por un instructivo de la agrupación ultra K donde se explica cómo tomar un terreno. El desprecio por la propiedad privada y los desvaríos políticos de los acólitos de Cristina

Tal como sucede en los libros de cuentos, donde se relatan paso a paso las acciones que llevan adelante los protagonistas de las historias, La Cámpora ha decidido tomar la delantera en el arte de la literatura, Y les enseña a sus seguidores en un instructivo, la mejor manera de usurpar un terreno o una casa bajo el mandato del gobierno “nacional y popular”.

La imaginación de los militantes rentados llega a tan alto grado, que creen estar viviendo bajo un régimen “revolucionario”, y entienden que ellos piensan un país para todos concibiendo “el acceso a la tierra como un derecho”, cuando en realidad sólo demuestran un amplio y profundo desprecio por la propiedad privada y las reglas de convivencia democrática.

“Cómo usurpar” se llama el manuscrito que brindan los camporistas, y es entregado en localidades de la costa atlántica bonaerense como Villa Gesell, Mar del Plata, Tandil y el partido de La Costa. El mismo consta de siete capítulos (ver aparte) donde desarrollan una serie de acciones en las cuáles evidencian las formas más accesibles de alzarse de forma ilegal con una propiedad que corresponde a un tercero.

Tan delirante es su accionar, que en el folleto -que para muchos se habría impreso en la UBA con fondos públicos-, se ponen dibujos con casas como en un cuento para niños y se muestra a los miembros de la agrupación que conduce Máximo Kirchner, como los verdaderos “guardianes de la patria y los derechos sociales”.

Aprenda a ser oKupa de la mano de La Cámpora

Falso relato oficial

Resulta evidente que La Cámpora no para de cometer abusos en contra de los derechos de las personas, y cree que la vida es tal como se enuncia desde el relato oficial, con una Argentina que es una panacea sin marginación, pobreza y desigualdad, que pocos creen pero que para ellos es una verdad absoluta que no admite cuestionamientos.

En diálogo con Hoy, el presidente del Concejo Deliberante de Villa Gesell, Sergio Cabutti, aseveró que “esto representa un total desprecio por la propiedad privada y las reglas democráticas. En Gesell hay usurpaciones con gente que llega en camiones de otros lados, donde se facilita y se propicia la expoliación y el gobierno municipal no actúa ni toma medidas para evitar este tipo de situaciones”.

Para el edil de la UCR, “vemos a diario que hace 10 años atrás había 2 o 3 asentamientos que venían de larga data en la ciudad, y en los últimos tiempos han surgido asentamientos que cada vez son más numerosos y más grandes que complicada la situación social”.

Aprenda a ser oKupa de la mano de La Cámpora

“El discurso oficial dice que baja la pobreza, que hay trabajo para todos y una mayor inclusión, todo un relato que no se condice con la realidad, ya que nosotros vemos cada vez más pobreza, marginalidad, asentamientos y usurpaciones, ésta es lo que estamos viviendo hoy”, destacó Cabutti.

Con la propiedad de los otros, el camporismo busca hacer lo que sea, pero, ¿qué haría Máximo Kirchner si militantes de su agrupación le usurparan algunas de las propiedades de su familia como los cuestionados hoteles de El Calafate que administra a través de Hotesur?, ¿le entregaría las tierras y las escrituraría a favor de los usurpadores?. Si se tiene en cuenta la avidez por sumar propiedades a su fortuna personal, todo haría indicar que nada de lo que dice la agrupación K sería llevado adelante por sus máximas autoridades.

Un nuevo disparate de los “soldados” de Cristina Kirchner, que deja en evidencia el ultraje a la propiedad y el poco apego al juego democrático de un sector que se cree impune y con vía libre para realizar cualquier clase de tropelía sobre la sociedad.

Aprenda a ser oKupa de la mano de La Cámpora

Escasa representación

La agrupación que conduce el hijo presidencial ha estado desde sus mismos inicios, mezclada con la polémica, más que nada por su particular visión de dividir el mundo entre buenos y malos.

A pesar de la gran propaganda que el gobierno suele hacerle a La Cámpora, la realidad muestra que tiene una pobrísima inserción política en la sociedad, siendo nula su influencia en los centros de estudiantes secundarios, terciarios y universitarios, y sólo consigue adeptos a través de la dádiva y la entrega de puestos rentados en el Estado.

Otra de las cuestiones donde muestra una gran incapacidad la juventud K, es la fuerte ineficiencia que ha tenido su militancia para manejar los destinos del Estado cada vez que han sido puestos en la gestión, y ejemplo de eso son Axel Kicillof en el Palacio de Hacienda, Mariano Recalde en Aerolíneas Argentinas o Matías Savoca en la Fábrica Argentina de Aviones (Fadea).

Aprenda a ser oKupa de la mano de La Cámpora

El manual del usurpador*

-Concebir el acceso a la tierra sin ningún tipo de límite

-Condicionar los derechos sobre la propiedad privada

-Formar grupos grandes para la toma de tierras

-Trabajo previo de averiguación para precisar las condiciones para la usurpación

-Pensar un proyecto urbano de barrio popular

-Hacer los sentamientos sobre tierras fiscales o privadas

-Aprender a cómo escriturar los terrenos tomados

(*)Todos estos pasos figuran en el instructivo distribuido por La Cámpora

Aprenda a ser oKupa de la mano de La Cámpora

No comments yet.

Leave a Comment